Mirka en Wimbledon

El suizo ha ganado Wimbledon

Sus cuatro hijos, los fans más divertidos de Roger Federer

Myla Rose y Charlene Riva, de ocho años, y Leo y Lenny, de tres, estuvieron con su madre en las gradas

by hola.com

Fue su día. Roger Federer se coronó, por octava vez en su carrera, como vencedor de uno de los torneos de tenis más importantes del circuito, Wimbledon, tras derrotar en la final a Marin Cilic –ganó los tres sets por 6-3, 6-1 y 6-4-. Es su 19º Grand Slam, que le sitúa en el tercer puesto del ranking mundial superado solo por Rafa Nadal y Andy Murray. Sin duda, una victoria dulce que el suizo compartió con quienes no quisieron perderse esta cita y desde las gradas aplaudieron su juego. Los Duques de Cambridge, Bradley Cooper, Hugh Grant, Theresa May... y un largo etcétera de rostros conocidos estuvieron disfrutando del talento de Roger.

VER GALERÍA

Entre el público se sentaban además las personas más importantes de su vida. Su mujer Mirka y sus hijos también sufrieron y animaron al tenista hasta que alzó la copa. Para ellos es habitual aplaudir a su padre en los torneos, no es el primero, aunque esta vez era algo especial, ya que esta temporada el suizo se ha perdido algunas citas importantes como Madrid o Roma. Era el momento de transmitirle toda su energía.

VER GALERÍA

Las gemelas Myla Rose y Charlene Riva, muy mayores a sus ocho años, estuvieron muy tranquilas, todo lo contrario que sus hermanos pequeños, los también gemelos Leo y Lenny, de tres años, que parecen algo más revoltosos. Ellos ponían muecas y se entretenían haciendo gestos, mientras su padre daba lo mejor de sí en la cancha. Vestidos iguales a pares, las niñas con un traje de flores y ellos con un conjunto de chaqueta y pantalón en colores claro, esperaron pacientemente a que su padre ganara. Se puede apreciar en los cuatro un gran parecido a sus padres, aunque quizá las niñas tengan más rasgos de Roger, mientras que los pequeños de la casa, dos angelotes rubios de grandes ojos oscuros, se parecen más a Mirka.

VER GALERÍA

Esta se unió a su marido horas después para celebrar la victoria en la cena que clausura el torneo. Sus rostros son la perfecta muestra de que lo tienen todo: éxito en el amor y también en el juego. Se conocieron durante las Olimpiadas de Sydney 2000 cuando ambos formaban parte del equipo suizo de tenis (Mirka también jugaba). Desde entonces fueron inseparables y dos años después ella tuvo que abandonar la competición por una grave lesión y pasó a trabajar con su pareja, que con los años se ha convertido en uno de los mejores deportistas del mundo.

Wimbledon ha dejado este año también una gran alegría en España, coronando en la categoría femenina a Garbiñe Muguruza, que puede así presumir a sus sólo 23 años de haber ganado Roland Garros y el torneo británico.

Más sobre: