algas_cosmetica

Te contamos lo que las algas pueden hacer por tu piel

Toma nota de sus beneficios y su uso en cosmética

by hola.com

Las algas están viviendo una auténtica revolución 'gastro', pero  también se han hecho un hueco en la cosmética. Mientras unas están cargadas de antioxidantes, vitaminas, proteínas y minerales, otras variedades de algas, advierte Diego Méndez-Sâbre, director de investigación de Haute Custom Beauty, "pueden causar sensibilidad e irritación en la piel".

Las algas marinas son especies que llevan millones de años en el océano y que han establecido mecanismos para proteger su ADN de elementos dañinos como los rayos UV. Algunas de estas propiedades restauradoras y protectoras se pueden, por tanto, transferir a la piel, con el efecto consecuente de desaceleración del envejecimiento. Dicho de otro modo, "las algas están capacitadas para vivir bajo el estrés derivado de las condiciones de su entorno vital y por este motivo desarrollan potentes agentes protectores y estabilizadores que son los que ayudan a la piel a defenderse de agentes nocivos externos", aclara el equipo de S5 Skincare. De ahí que las marcas hayan decidido hace mucho tiempo, incluirlas en sus fórmulas milagrosas de productos antiedad.

A día de hoy, la industria de la cosmética dispone de numerosas variedades de algas que permiten extraer diferentes principios activos para conseguir resultados muy variados. Las más usadas son las algas pardas, las verdes y las rojas. Los beneficios que pueden aportar son múltiples: "Estimulan la circulación, depuran y desintoxican, ayudan en los procesos de adelgazamiento, son antioxidantes, hidratantes y nutritivas. Por su composición, también se usan para suavizar y mejorar la textura de las cremas", destaca Àngels Pijuàn, directora de JC Apotecari Barcelona.

VER GALERÍA

¿Cómo conservan sus principios activos para llegar hasta las cremas?

El método de recolección, selección y el proceso de aireado y secado al sol de las algas es fundamental para asegurar la efectividad y mantener intactas sus propiedades. A nivel de formulación, asegura Pijuàn, "los extractos acuosos son la forma más común de usar las algas en cosmética y se obtienen a partir de la rehidratación de las algas secas".

Por otro lado, las algas son propensas a descomponerse fácilmente cuando están expuestas al aire, perdiendo sus propiedades. Por eso es muy importante, apunta Méndez-Sâbre, "que el envase del producto que las contiene, sea idealmente un envase airless o sellado en unidosis y no en un tarro típico, porque si no se pierden las propiedades benéficas del alga rápidamente". 

Manual de uso

Los expertos advierten de la importancia de hacer siempre una limpieza correcta de la piel antes de aplicar cualquier extracto como el alga, con el fin tener una mejor absorción. Además, habría que nivelar el pH de la piel con un tonificador. 

En los tratamientos corporales anticelulíticos, por ejemplo, "la forma más eficaz de usarlas es en forma de envolturas de barro", afirma Pijuàn. Pero si no tienes tiempo de pasarte por la cabina, existen productos con la misma tecnología que los barros pero formulados en crema para que se puedan aplicar en casa. Dichos productos mantienen altísimas concentraciones de algas que permiten conseguir resultados espectaculares.

"Las algas", concluyen desde S5 Skincare, "se suelen utilizar más a menudo en sérums o hidratantes potentes, que consiguen fijarse más rápida y eficazmente a la piel".

Si quieres ver nuestra selección de productos, entra en nuestra galería

Más sobre: