Trucos para teñirte el pelo en casa

Colores fantasía: Trucos para teñirte el pelo en casa ¡y que no sea un desastre!

Con estos nuevos productos puedes cambiar de 'look' de una manera muy fácil y rápida ¡y sin arriesgar! ya que muchos de ellos se van con los lavados

Gigi Hadid, Demi Lovato, Amber Le Bon, Suki Waterhouse, Hilary Duff, Kylie Jenner... Ellas arriesgan ¡y ganan! Ese es el lema que se lleva ahora en el mundo de la coloración. Ya te hemos hablado del balayage, el brondeel rose gold, el grey ombré, el ice blonde o la nueva moda del blorange, y es que los colores fantasía están más de tendencia que nunca. Olvídate de los tonos lisos y apuesta por los más llamativos para darle un aire más moderno a tu look. La paleta es infinita: desde rosas a violetas, pasando por azules, verdes, amarillos, naranjas... o ¿por qué no? ¡también puedes combinar varios!

Muchas marcas han tomado nota de las demandas de sus clientas y han lanzado nuevos productos que nos facilitan mucho el trabajo para cambiar de estilo en pocos minutos ¡y sin salir de casa! Lo bueno es que ahora los puedes usar tanto para teñirte todo el pelo como para darte solo unos reflejos. Tú decides. Además, si eres atrevida y te gusta jugar con diferentes colores, ¡te vas a volver adicta a ellos! pero si eres de las que prefiere un cambio de imagen sin arriesgar demasiado, también hay productos perfectos para ti, ya que desaparecen en cuanto te lavas el pelo

No tienes que hacer el típico 'ritual' sino que es mucho más fácil, basta con que elijas qué modo de aplicación vas a utilizar (spray, cepillo, gel...) y el tipo de coloración que quieres (temporal, semi-permanente o permanente). Eso sí, si no eres muy mañosa, te aconsejamos que te cubras los hombros con una toalla vieja para no estropear tu ropa o, mucho mejor, ponte una camiseta que no te importe manchar ¡y que empiece la diversión!

VER GALERÍA

Anthony Llobet, embajador estilista de TRESemmé en España, nos explica que lo primero que debemos saber es que "no eres tú quien decide qué color te queda mejor ¡es tu piel! Tienes que saber si tu tono es frío o cálido y, para saberlo, sólo tienes que mirar la parte interior de tu brazo y ver si las venas parecen de color azul o de color verde. Sin son azules, tu piel es fría, mientras que si son verdes, la piel es cálida. Si tu piel es cálida, los tonos de pelo que puedes llevar son: castaño profundo, rojo, mechas en tonos dorados, strawberry blonde, caramelo, cobrizo, gris con tonos dorados… Mientras que si el tono de tu piel es frío, destacarás con negro, negro azulado, castaño ceniza, rubio ceniza/rubio frío, castaño café o blanco. Siendo joven, puedes no seguir a rajatabla estas reglas, pero tienes que tener cuidado porque si no es el color correcto, tu piel puede quedar apagada". 

- 'Blorange', todo lo que necesitas saber sobre el nuevo color de moda
 

- ¿Te animas a teñirte el pelo de rosa como Hailey Baldwin?
 

¿Otro punto importante? Nos lo cuenta Diana Daureo, propietaria del salón Diana Daureo: "No hay que guiarse por el color que aparece en la caja, ya que es muy relativo". Además, nos aconseja probar un poco de producto en un lado de la oreja para ver si nos gusta el color o no. Si vas a teñirte todo el cabello, Diana apunta: "Si es la primera aplicación y es un color más claro que el nuestro natural, recomiendo dar primero por todo el pelo y al final en la raíz, pues esta lleva el calor que desprende el cuero cabelludo y cogerá con más intensidad el color. Y si es más oscuro no es necesario, se puede aplicar primero en la raíz y luego en las puntas". Si lo que prefieres es darte solo unos reflejos, Vanessa Meléndez, training manager de Douglas, explica: "Lo mejor es hacerlo hacia la parte inferior del cabello, separando pequeño mechones. Así lograremos un acabado más natural". 

Es importante que sigas al pie de la letra las indicaciones de cada producto a la hora de aplicarte este tipo de colores, pero ya te adelantamos que son mucho más sencillas que el paso a paso habitual, ya que no requieren dejar que el color actúe varios minutos, ni tienes que preocuparte de ponerte guantes o lavar tu cabello después de utilizarlos. Eso sí, tal y como indica Anthony Llobet, hay algo que no debes olvidar y es darle un extra de mimos e hidratación a tu cabello después de teñirlo. "¿Sabes cuándo utilizar mascarilla y cuándo utilizar acondicionador? La mascarilla es para el pelo muy seco y sólo debe aplicarse en la parte dañada, porque pesa más que el acondicionador y te puede 'robar' volumen. Aplícalo durante mínimo 5 minutos, una o dos veces por semana. El acondicionador es para melenas sanas o ligeramente secas y hay que tener cuidado de no aplicarlo en las raíces para evitar que el pelo quede más 'aplastado'; además, ayuda a evitar las puntas abiertas". Lo mismo opinan desde Douglas: "Los tintes hacen que nuestra melena se resienta. Es por ello que, al menos dos veces a la semana, conviene que apliquemos una mascarilla que no solo hidrate, sino que además permita mantener el color para que no luzca apagado tras los lavados". 

Un tip que nos da Patricia Gonzalez, de Maquillalia.com es: "Siempre recomendamos realizar el aclarado del cabello posterior a la coloración con agua lo más fría que seamos capaces de soportar, para "sellar" el color hasta que el agua salga sin coloración y, ya en todo caso, usar después jabones u otros productos necesarios".

VER GALERÍA


HAZ CLIC PARA VER TODOS LOS PRODUCTOS

Más sobre: