cacao_bebidas_t

Maridajes 'top': ¿sabes qué bebidas acompañan mejor al cacao?

Los postres con chocolate tienen, al igual que las recetas saladas, sus propias reglas de maridaje. Agua, té, chocolate, cerveza… Te contamos las combinaciones que mejor funcionan para disfrutar de una experiencia 'gastro'… ¡irresistible!

by hola.com

El sabor del chocolate, muy intenso y aromático, hace que no siempre sea fácil encontrarle un buen maridaje en el terreno de las bebidas. Una cuestión que, al igual que ocurre en la cocina salada, debemos tener en cuenta. Y es que hay ingredientes que por separado pueden resultar deliciosos pero juntos pueden llegar a arruinar la experiencia 'gastro'.

En este sentido, uno de los maridajes más clásicos y conocidos del chocolate son los vinos dulces tipo ‘Pedro Ximénez’. Sin duda, una combinación ganadora. Pero, ¿y qué hay del resto de bebidas?, ¿cuáles armonizan mejor con tartas, cookies, muffins, colulants…? Moncho López, experto en panadería y repostería, y alma mater del café 'Levadura Madre' en Madrid, nos ofrece algunas pistas en este sentido:

Café: Resulta una bebida ideal para el cacao. Por ejemplo, al café con una alta acidez como el de Kenia le va perfecto el suave chocolate blanco, mientras que el café más dulce y afrutado es ideal para las variedades más puras de chocolate. Tal y como nos dice Moncho: ‘El café con leche le va muy bien al coulant, ya que ambos matizan sus intensos sabores dulces y amargos. Además, otro aspecto a tener en cuenta en esta combinación es que ambos deben tomarse muy calientes para que estén verdaderamente ricos, lo cual lo convierte en una mezcla extraordinaria’.

VER GALERÍA

Té: Al contrario de lo que ocurre con el café, el té no es un producto que se presente habitualmente junto al chocolate, sin embargo ciertas variedades de té son perfectas para acompañarlo. El té de jazmín, por ejemplo, es ideal para el chocolate blanco ya que el delicado e intenso sabor del jazmín combina a las mil maravillas con el suave y dulce gusto del chocolate blanco. El chocolate negro, sin embargo, está destinado al té verde. El profundo sabor del té atrapa el aroma del cacao y deja en el paladar un sabor muy fresco.

VER GALERÍA

Agua: El agua es una bebida neutra que resulta ideal para comer productos con cacao, los maestros chocolateros suizos así lo afirman, sin embargo muchos gourmets piensan que el agua con gas es aún mejor, sobre todo si a la ecuación se le añade algún fruto seco ya que se genera una explosión de texturas muy interesante.

VER GALERÍA

Cerveza: La cerveza y el chocolate tienen una cualidad que los une y los identifica: su increíble variedad y versatilidad. Ambos se pueden mezclar y consumir con productos dulces y salados e, igualmente, ambos pueden presentarse con una potencia de sabor muy diferente. Sabiendo esto… ¿cómo no se van a encontrar en algún punto? ¡Por supuesto que lo hacen! Por ejemplo, las cervezas de doble fermentación, tipo abadía, le van muy bien al chocolate negro.

VER GALERÍA

Chocolate: Y por último, la combinación más evidente, pero no por ello menos arriesgada: chocolate caliente con un postre de chocolate. 'Al coulant de chocolate en muchos sitios se le llama ‘muerte por chocolate’, pero yo creo que la verdadera muerte por chocolate debe ser ésta', bromea Moncho. ‘A pesar de que la bebida suele estar preparada con leche y esto rebaja mucho la intensidad de sabor, no deja de ser chocolate con chocolate y esa combinación siempre va a funcionar'.

VER GALERÍA

Más sobre: