semifinal_t

¡MasterChef calienta fogones para la gran final!

A la semifinal del concurso, emitida anoche, no le faltó ni un solo ‘ingrediente’: una nueva expulsión (Silene), una primera finalista (Edurne), una boda con mucho sabor, grandes emociones, ¡incluso un ciborg capaz de descifrar el sonido de los alimentos! En solo un par de días conoceremos, por fin, el nombre del ganador de esta edición. ¿Quién es tu favorito?

by hola.com

La semifinal de MasterChef 5 comenzaba anoche con una dosis extra de presión para los seis concursantes (Miri, Jorge, Edurne, Silene, Nathan y Elena), aún en competición: el vencedor del reto obtendría un (golosísimo) pase directo a la final. Palabras mayores. La misión no parecía en principio complicada: preparar, en 60 minutos, un plato libre poniendo en valor lo aprendido durante todas las semanas de concurso. Pero en MasterChef nunca nada es tan fácil… Una vez que los aspirantes se disponían a empezar a cocinar con los ingredientes adquiridos en el supermercado… ¡Alto!, exclamaba Pepe Rodríguez.

Elena, quien disponía de una ventaja acumulada en el anterior programa, debía decidir con qué cesta de alimentos cocinaría cada semifinalista, de forma que muchos de ellos se vieron obligados a trabajar con los ingredientes que otros compañeros había elegido. Una prueba que contó, además, con un participante de excepción: el chef catalán Paco Pérez (cinco estrellas Michelin en sus restaurantes), cuyas recetas dejaron todos -como era previsible- con la boca abierta: su ‘Royal de galeras’ y su ‘Crema de espárragos y capuchina’ eran pura poesía visual (e, intuimos, gustativa, a tenor de los comentarios de los afortunados jueces, tras la cata de estas recetas).

VER GALERÍA

También era previsible que, lógicamente, ningún semifinalista se acercara a ese nivel, pero sí sorprendió que muchos de ellos, no solo no mostraran una evolución con su trabajo entre fogones, sino que dieran evidencia de ‘un paso atrás’ a la hora de cocinar, según el jurado. No fue el caso de Jorge y Edurne. Ambos hicieron los mejores platos del reto y fue ésta última quien, finalmente, conseguía con la ansiada chaquetilla de finalista. “Has demostrado con creces que la cocina es lo tuyo’, le comentaban durante la valoración de su plato, unas palabras que emocionaron hasta las lágrimas a la simpática concursante vasca. “A mis 65 años… ¡quién me iba a decir que llegaría hasta aquí! Esta chaquetilla se la dedico a mi amatxu’, aseguraba muy conmovida la concursante, cuya madre fallecía recietemente.

¡NOS VAMOS DE BODA!

Sonaban campanas de boda para la prueba de exteriores. En concreto, las del enlace de un viejo conocido del programa. Carlos Maldonado, ganador de la tercera edición de MasterChef se casaba en Toledo (en la espectacular finca El Cigarral de las Mercedes) con Ruth, su novia de toda la vida. Y serían los concursantes de la presente edición del programa quienes se encargarían de la elaboración de un menú, diseñado por el propio Maldonado, para 110 invitados.

VER GALERÍA

El reto no era fácil y había que estar a la altura, de modo que los concursantes, divididos como siempre en dos equipos (el azul, con Jorge en la capitanía, Nathan y Elena; y el rojo, formado por Miri y Silene) contaron con la ayuda de algunos de los compañeros de Carlos en aquella tercera edición del concurso: Sally, Fidel y Antonio.

El novio estaba feliz y muy confiado con el trabajo encargado a los concursantes: “Lo van a hacer genial”. Sin embargo, los problemas no tardaron en hacer aparición en la cocinas una vez más durante esta prueba de exteriores. Caos, despistes, platos que no salían a tiempo, peleas… algo especialmente evidente en el seno del equipo rojo: Miri y Silene volvían a no entenderse, protagonizando algunos de los momentos más tensos de la noche.

Tan lejos fueron las cosas que, por un momento, el propio Carlos entró en cocinas 'arremangándose' para echar una mano. "¡Que tenéis al novio cocinando!", les reprochaba un enfadado Jordi Cruz…

Mal que bien, finalmente los platos salieron y los recién casados, convertidos hace poquitos meses en papás primerizos, pudieron disfrutar de una romántica boda junto a sus invitados.

VER GALERÍA

Menos ‘bonitos’ fueron los comentarios de los jueces durante el veredicto, quienes no dudaron en mandar directamente a la prueba de eliminación a Miri, Elena, Nathan y Silene. Tan solo hubo buenas palabras para el trabajo de Jorge: “Has organizado bien a tu equipo. Has hecho el mejor plato y has sido un líder. Es más que merecido que te salves tú’, le comentaba Jordi al ex futbolista.

VER GALERÍA

¿A QUÉ SUENA ESTE PLATO?

La prueba de eliminación, con Elena, Nathan, Miri y Silene jugándose un puesto en la final, arrancaba ‘a todo color’… Un arcoíris en una gran pantalla, y cada uno de los aspirantes, eligiendo su color favorito... Rojo, Elena; azul, Nathan; violeta, Miri y amarillo, Silene. ¡Ay, si hubieran sabido en ese momento lo que esa elección iba a significar…!

Se abren las puertas del plató y Eva González da la bienvenida a Neil Harbisson, primera persona en el mundo reconocido como ciborg. Aquejado de ‘monocromatismo’, esto es, la imposibilidad de percibir los colores, Harbisson consiguió desarrollar un sistema -gracias a la implantación de un dispositivo en su cerebro- que hoy en día le ayuda percibir una inmensa gama de tonalidades más allá del gris. “Cada color tiene una frecuencia de luz. Si pudieras escuchar esas frecuencias, éstas equivaldrían a distintas notas musicales”, explicaba Neil ante la mirada atónita de los concursantes. Estos no parecían dar crédito al reto al que debían enfrentarse: elaborar un plato en función del color que habían elegido previamente (dicho color debía predominar gracias a la elección de determinados alimentos) y hacer que esa receta ‘sonara’ bien. Así, sería Neil Harbisson quien valorara esas creaciones a través de su sonoridad. Nada nuevo para él en realidad; ya el año pasado, durante el congreso culinario ‘Madrid Fusión', este ciborg dio buena muestra de la relación entre cromatismo y cocina, gracias al proyecto que presentó en colaboración con el pastelero Jordi Roca, tal y como os contamos en su día.

VER GALERÍA

“Pues yo más que azul, lo veo todo muy negro”, decía un irónico Nathan, consciente de la dificultad que representaba preparar un plato con ingredientes azules… Sin embargo, el catalán dio la vuelta a la adversidad con una idea interesante: aplicar colorante azul a una pasta elaborada a mano, preparando un plato ‘curioso’, en palabras de Samantha. Aunque en realidad la gran triunfadora de esta prueba fue Miri que, a pesar de contar con otro color complicado, el violeta, consiguió sacar adelante un plato que gustó tanto a los jueces ‘habituales’ como al jurado invitado de la noche: cuatro de los inspectores que otorgan los Soles Repsol a los distintos restaurantes del país. “Punto perfecto de la carne, un plato equilibrado e interesante”, fueron algunos de esos cumplidos dedicados al trabajo de la bloguera barcelonesa. ¿En cuanto a su sonoridad? “Tiene tonos muy agudos”, aseguraba Harbisson…

VER GALERÍA

Peor le fueron las cosas a Silene y Elena, quienes no consiguieron convencer al jurado: ”Teníais los colores con más posibilidades pero no habéis aprovechado esta ventaja”, les decía Samantha.

Ambas estaban en la cuerda floja. Y entonces Jordi formuló a Silene una pregunta definitiva: “¿Te quieres ir del programa o no?” La brasileña llevaba semanas mostrando su deseo de abandonar, consciente de su falta de evolución en las cocinas y desanimada por tener lejos a su familia. “Sí. No me encuentro con fuerzas para seguir”, contestaba. La respuesta pareció ser definitiva para el jurado: “La persona que debe abandonar las cocinas de MasterChef es… Silene”. La panadera colgó su delantal con una sonrisa y felicitando a sus compañeros (palabras que, no obstante, no todos terminaron de considerar sinceras, especialmente Miri, dados los grandes desencuentros vividos durante el programa entre la brasileña y algunos de los aspirantes).

VER GALERÍA

Así las cosas, ¡en solo dos días ya conoceremos el nombre del ganador de esta edición del programa! Y es que MasterChef 5 adelanta la emisión de su última entrega a la noche de este miércoles 28 de junio. Únicamente quedan dos plazas para acompañar a Edurne en la gran final. ¿Miri, Jorge, Elena, Nathan?, ¿Quiénes se batirán en este duro duelo a tres? ¡Cada vez queda menos para descubrirlo!

VER GALERÍA

Odkhuu dice adiós a MasterChef y se queda a las puertas de la semifinal

La cocina con insectos juega una mala pasada a Jose María, expulsado (definitivamente) de Masterchef

Un despiste nefasto deja a Laila fuera de MasterChef

Silvia Abril, Carlos Baute, Bibiana Fernández… ¡conoce a los famosos que participarán en 'MasterChef Celebrity 2'!

Miguel Ángel Muñoz: ‘Todavía no he puesto en práctica mis conocimientos de cocina para ligar’

Clase de cocina con Samantha Vallejo-Nágera

Un día en 'El Bohío': Pepe Rodríguez nos abre las puertas de su prestigioso restaurante

Planes 'gastro': De ruta por la Barcelona 'gourmet' de Jordi Cruz​

Más sobre: