Todo lo que deberías saber sobre tu vestido antes del primer baile

Si te pone nerviosa bailar delante de tanta gente, el secreto está en elegir la canción correcta, saber exactamente cómo es tu vestido y practicar en un espacio de dimensiones similares a las de tu boda

El primer baile es uno de los momentos que más nerviosos ponen a los novios, con permiso del 'sí quiero' claro. Todas las miradas están puestos en ellos: por unos minutos el tiempo se para, nos quedamos totalmente 'solos ante el peligro', y la destreza, coordenación y ritmo que tengamos quedan totalmente al descubierto. Si eres de las que tiembla ante la idea de bailar delante de muchas personas con un vestido que sólo te has probado un par de veces, no estás sola.

Lee: ¿Cuál es la mejor canción para casarse?

VER GALERÍA

La primera duda que asalta a los novios con miedo escénico es si realmente es necesario pasar por ese 'mal trago' (según como se miré), si no se tiene mucha mano con el baile y menos con el baile clásico. Aunque hoy en días las bodas se personalizan cada vez más y todo está pensado para adaptarse al gusto de la pareja y de nadie más, en España aún sigue siendo tradición abrir la pista de baile a solas, con un vals o similar, que empiece con los recién casados bailando juntos para después seguir con los padrinos y al que seguidamente se unen el resto de invitados.

Es decir, aunque no es necesario tener primer baile, aunque sí habrá muchos invitados que esperen veros vivir esos instantes mágicos en los que estáis completamente solos, bailando por primera vez como marido y mujer. Una fórmula intermedia para acotar el miedo escénico es elegir una canción inferior a los tres minutos, y acortar el tiempo que pasamos bailando a solas al mínimo, por debajo del minuto, antes de adr paso al resto de invitados; suficiente para que todos disfruten de ese momento y para que al fotógrafo le de tiempo a inmortalizarlo. Tampoco es necesario que la primera canción sea un vals: en España el año pasado la canción favorita para el primer baile fue Thinking out loud, de Ed Sheeran, una balada romántica de corte pop. Lo importante es que la canción siginifique algo para vosotros y sobre todo que os sintáis cómodos al bailarla.

Una vez elegida la canción y duración correctas (si tienes una banda de música en directo, asegúrate de que van a tocar la misma versión que has escogido, y en el tempo correcto), es fundamental pasar a considerar otros detalles para que todo salga rodado. El tipo de silueta del vestido de novia puede y debe tenerse en cuenta a la hora de diseñar tanto el estilo de los pasos de baile como el número y dirección, especialmente combinado con el tamaño de la pista de baile: si vas a tomar clases, asegúrate que tu profesor sabe exactamente el espacio con el que contáis, la canción definitiva y el tipo de vestido que vas a llevar. Incluso si tienes pensado cambiarte de vestido por otro más cómodo, es probable que mantengas el look original al menos hasta después de este primer baile:

  • Si es un diseño sirena o ajustado en las caderas, necesitarás practicar pasos de baile más pequeños y que tu pareja se ajuste a los mismos ya que el diámetro de la falda está más limitado.
  • Si optas por un vestido de cola, asegúrate de que puedes recogerla con comodidad o de que se trata de una cola desmontable que puedes quitarte para bailar.
  • Si tu vestido es de falda amplia de tipo princesa necesitarás practicar pasos de baile algo más alejada de tu pareja de lo que estarías normalmente, y poner especial cuidado en los giros, para evitar tropiezos con el bajo del traje.
  • El look más sencillo y cómodo para bailar son los trajes de línea 'A' así como los de líneas rectas como los minimalistas o de estilo imperio, los minivestidos, los pantalones de novia y los tejidos un tanto flexibles, como el crepe de seda.
  • El look más complicado: los vestidos con un armazón estructurado en el cuerpo, por ejemplo los de tipo corsé o corpiño que lleven algún tipo de varilla integrada en el tejido, especialmente si es un tipo de varilla en un material poco flexible. También los vestidos que dan volumen artificialmente a la falda en las caderas, como los que incorporan un panier o una crinolina.

Más tips 'pro': busca siempre vestidos que sean fácilmente desmontables y sobre todo que incorporen un tejido interior que sea natural y transpirable, para evitar que transpires en pleno baile especialmente delante de tantas miradas y bajo todas esas luces. Cuando vayas a asistir a las pruebas del vestido, además, es importantísimo que te cerciores que el vestido se ajusta correctamente en la zona del pecho y que llevas la lencería de novia adecuada, especialmente si es strapless, para conseguir que el vestido de novia se quede en su sitio.

En cuanto a los zapatos de novia, también es importante que practiques con ellos, o, como mínimo, con unos muy parecidos, del mismo estilo y altura que los que vas a llevar al altar. Intenta hacerte a los zapatos definitivos antes de la boda, para que el calzado siente lo más cómodo posible y la suela esté menos resbaladiza que con un zapato recién estrenado.

Más sobre: