Rania y Matilde, la noche en la que Oriente y Occidente se encontraron en palacio

Brillaron en la cena de gala ofrecida en honor de la visita de los Monarcas jordanos al país europeo

by hola.com

Y llegó la cena de gala en la que se dieron cita dos de las Reinas más elegantes del mundo. Matilde de Bélgica y Rania de Jordania pusieron el broche de oro al primer día de visita oficial de los Monarcas jordanos al país europeo con una cena en el castillo de Laeken en Bruselas. Una velada en la que el brillo de las tiaras reales compitió con la elegancia de las anfitrionas. Se trata de una visita histórica dado que es la primera que el reino hachemita hace al europeo. Un encuentro entre Oriente y Occidente que se produce en un momento muy significativo y especialmente crítico.

VER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Matilde, de rojo, con un vestido de volantes en cascada y un escote cuadrado, que resaltaba su figura con pequeños detalles de pedrería en el cuerpo. La espectacular tiara del imperio belga sujetaba un elaborado recogido que no hacía sombra a este complemento. Se trata de una diadema art déco que los belgas regalaron a la Reina Astrid por su boda con el rey Leopoldo III en 1926, y que consiste en una base de brillantes con greca (de esta salían once tallos que sujetaban 11 grandes diamantes; en esta ocasión la reina Matilde sólo llevaba la parte inferior, sin los diamantes).

VER GALERÍA

Rania de Jordania y Matilde de Bélgica, dulce esencia de primavera en Bruselas

La Reina jordana por su parte escogió la siempre acertada combinación del blanco y negro para esta gran cita. Una falda negra de Balmain con apliques de pedrería y cintura alta, combinada con un blusón en color blanco, de anchas mangas. Su melena suelta estaba adornada con una discreta diadema, completada además con unos grandes pendientes de diamantes. "Una maravillosa cena de los reyes Felipe y Matilde en nuestro honor" escribió Rania a sus seguidores con una imagen de la noche.

Durante el protocolario brindis el rey Abdalah subrayó la amistad que une a Jordania y Bélgica y repitió su compromiso absoluto contra el terrorismo islamista. "Todos estamos afectados por la amenaza terrorista y todos juntos tenemos que combatirla", afirmó el Soberano jordano.

VER GALERÍA

En las informaciones sobre este viaje, que dura dos días, la prensa belga ha puesto el acento en la excelente relación de los Reyes de Bélgica y Jordania, especialmente en el buen entendimiento entre las reinas Matilde y Rania, que comparten causas solidarias, como su trabajo para la Unicef o su compromiso con los objetivos de la ONU en materia de medio ambiente. Durante el almuerzo de trabajo con el Primer Ministro tras su llegada, los Soberanos jordanos se solidarizaron con el pueblo belga por los atentados de Bruselas de marzo pasado. El rey Abdalá mostró todo el apoyo al ejército belga en su envío de cazas a Siria e Irak para luchar contra el ISIS.

Más sobre: