dinamarca1

Guerra de diamantes entre la condesa Alejandra y la Familia Real de Dinamarca

Una tiara histórica, de enorme valor económico y sentimental, es desde hace varios años causa de desavenencias entre exsuegra y exnuera

by hola.com

Una diadema histórica de gran valor económico (varios millones de dólares) y sentimental (una joya de familia) lleva siendo durante años causa de muy mal ambiente entre la condesa Alejandra, primera mujer del príncipe Joaquín, y la Familia Real danesa, según informa la publicación danesa Se og Hør. La Condesa de Frederiksborg se erige victoriosa de la guerra familiar y, aún una década después de su divorcio (2005), conserva la tiara en su poder, mientras que la reina Margarita pierde una de las piezas de su tesoro y, tras la mala experiencia, la princesa Marie sufre las consecuencias y tiene que adornarse con diamantes sólo prestados.

VER GALERÍA

La diadema es tan valiosa que la condesa Alejandra podría vivir de las rentas durante varios años si quisiera venderla. La joya fue un regalo de bodas de la reina Margarita a la Condesa cuando se casó en 1995 con el príncipe Joaquín y consiste en un mar de diamantes colgantes como gotas en arcos de oro fino. Fue hecha para la reina Alexandrine en París en 1912. Su hijo Frederico IX heredó la pieza, que con los años pasó a su vez a su hija mayor, la futura reina Margarita, en su 18º cumpleaños.

La condesa Alejandra vende la mansión que le regaló Margarita de Dinamarca

Alejandra de Dinamarca anuncia su divorcio, tras ocho años con el fotógrafo Martin Jørgensen


La experta en diamantes Katerina Pitzner ha estudiado las fotos de la diadema, y no tiene ninguna duda de su elevado coste: "Tiene mucha historia y no hay duda de que su precio es de varios millones", declara, aunque también hace hincapié en que una evaluación adecuada requiere su examen bajo el microscopio. Para la reina Margarita, multiplica su valor cada una de las emociones asociadas a esta tiara, que fue regalo de su padre. Por lo tanto, ha sido muy doloroso desprenderse de ella a raíz del divorcio entre el príncipe Joaquín y la condesa Alejandra. El experto Sebastián Olden-Jørgensen considera que la Reina se la entregó en propiedad a la condesa Alejandra, porque estaba "completamente fuera del horizonte la posibilidad de un divorcio".

VER GALERÍA

La pieza es uno de los muchos regalos de joyería -anillos, collares, pendientes...- que a lo largo de los años como Princesa de Dinamarca le han hecho a la Condesa con motivo de compromisos, bodas y nacimientos. Para evitar que se repitiera nuevamente un caso igual, a la princesa Marie no se le regaló la tiara con la que se casó en 2008 con el príncipe Joaquín. La reina Margarita le dejó a la segunda mujer de su segundo hijo la diadema de las flores para su gran día y para celebraciones posteriores dejando claro que sólo se trataba de un préstamo. La pieza, tan fina como la de la condesa Alejandra, perteneció a la princesa Dagmar y luego fue heredada por su sobrino, el rey Federico IX, quien se la cedió a su hija mayor. El tiempo dirá si la diadema pasará a los hijos de la condesa Alejandra o si se pone a la venta en una de las grandes casas de subastas.

Más sobre: