luxemburgo

La separación de Luis y Tessy de Luxemburgo: de la conmoción al desconcierto

Las cariñosas declaraciones de los Príncipes de apenas cuatro meses atrás no hacían sospechar el “extremadamente triste” final de su matrimonio

by hola.com

La separación de Luis y Tessy de Luxemburgo ha sorprendido en el pequeño Gran Ducado, pero extraña aún más cuando se revisa la entrevista que la pareja ofreció a la cadena de televisión luxemburguesa RTL hace apenas cuatro meses. Tres minutos de buenos recuerdos, tres minutos de cariño, tres minutos de felicidad y la misma impresión de siempre: se quieren. Se querían.

Las cariñosas declaraciones no hacían sospechar el “extremadamente triste” final de su matrimonio. Los Príncipes se mostraban enamorados al recordar sus diez años de matrimonio: “Estaba muy nervioso. Éramos muy jóvenes, pero estoy muy contento con la decisión que tomamos al casarnos”, afirmaba Luis de Luxemburgo. La princesa Tessy corroboraba la opinión de su marido afirmando que “fue un tiempo maravilloso, aprendimos mucho y tenemos muchos gratos recuerdos”: “Me acuerdo de entrar en la iglesia muy nerviosa y ver a mi marido. No puedo expresar con palabras lo que sentí en aquel momento. Fue increíble”.

VER GALERÍA

Tessy de Luxemburgo describe el fin de su matrimonio como 'extremadamente triste'

Comunicado oficial: los príncipes Luis y Tessy de Luxemburgo anuncian su divorcio

Los Príncipes afirmaban de palabra y actitud ser una pareja feliz y sus caras se iluminaban cuando hablaban de sus dos preciosos hijos, el príncipe Gabriel (“sensible y cariñoso”) y el príncipe Noah (“activo y de carácter fuerte”). Reconocieron haber visto recientemente el vídeo de la boda con gran emoción. Tal vez sea otro ejemplo de que las apariencias engañan y la crisis ya socavaba su amor; tal vez se aferraban desesperadamente a momentos de felicidad pasados para seguir hacia adelante juntos. “Fue una experiencia conmovedora y divertida al mismo tiempo. Habíamos olvidado muchas anécdotas de la ceremonia y la fiesta posterior. Sinceramente fue un día inolvidable”. Pero a veces todos los esfuerzos sencillamente no son suficientes.

Más sobre: