carlota

¿Es español el acompañante de Carlota Casiraghi?

by hola.com

Carlota Casiraghi finalizó el año 2016 dando un giro de 180 grados a su vida. Tras su ruptura con Lamberto Sanfelice, la hija de Carolina de Mónaco hizo las maletas para trasladarse al encantador pueblo francés de Barbizon (que limita con el bosque de Fontainebleau, la ciudad donde estudió). Allí se instaló, en el campo, junto a su hijo Raphaël, para empezar junto a él una etapa nueva y una rutina diferente a la que habían llevado hasta entonces.

VER GALERÍA

Nueva vida, nuevas amistades. O al menos eso es lo que parece a juzgar por las últimas imágenes de Carlota, pues la revista francesa Voici ha publicado unas imágenes en las que se puede ver a la hija de la princesa Carolina divirtiéndose y tomando algo junto a un atractivo acompañante hasta ahora desconocido.

Las instantáneas, que fueron tomadas a mediados de enero en una cafetería de París, muestran a Carlota riéndose en compañía de su amigo. Según informa Voici, el hombre que aparece sentado junto a ella se llama Tiago. De acuerdo con esta publicación, rondaría los treinta años de edad, sería español y trabajaría en el ámbito de la comunicación para una destacada empresa de moda prêt-à-porter.

VER GALERÍA

-Carlota Casiraghi, lista para cerrar un año de cambios

¡’Ciao’ Lamberto! Carlota Casiraghi, ¿soltera de nuevo?

¿Carlota Casiraghi busca en Barbizon el Saint Rémy de Carolina de Mónaco?

La revista destaca la complicidad de Carlota y su amigo, que al parecer se mostró muy cercano con ella durante el tiempo que permanecieron en el establecimiento de la capital francesa. Las imágenes no dejan duda de la buena sintonía que existe entre ellos.

La vida de Carlota Casiraghi es ahora muy distinta a la que tenía hace un año. En otoño de 2015 la revista ¡HOLA! publicaba una noticia que dio la vuelta al mundo: Carlota Casiraghi paseaba sonriente y feliz junto al cineasta italiano Lamberto Sanfelice por las calles de París, confirmando así su relación. Sin embargo, el romance acabó meses después, y ahora Carlota sonríe junto al que es, por el momento, el hombre de su vida: su hijo Raphaël.

Más sobre: