marta-luisa-3t

Marta Luisa de Noruega escribe un libro sobre sus tiempos difíciles: ‘Me convertí en una carga’

La Princesa aborda su complicada adolescencia y otros desafíos de su vida como su divorcio

No por ser Princesa ha tenido una vida fácil. A Marta Luisa de Noruega le ha costado mucho tiempo encontrar su papel en la sociedad. Así lo reconoce en una amplia entrevista a la revista Dagbladet, con motivo del lanzamiento de su nuevo libro, Født høysensitiv (Nacida con hipersensibilidad), que saldrá al mercado la próxima semana en el reino escandinavo.

La princesa Marta Luisa ha tomado algunas decisiones controvertidas entre las que destaca la creación de una escuela para entablar comunicación con los ángeles, junto a Elisabeth Nordeng, su socia y coautora de su nuevo trabajo editorial. Cuando ambas fundaron en 2007 Alma de primavera, como hoy se llama la academia, muchas voces críticas se alzaron y cuestionaron si semejante ejercicio era acorde al de una princesa.

VER GALERÍA

Primeras declaraciones de Ari Behn tras su separación: 'Siempre he creído en el amor'

Marta Luisa de Noruega y Ari Behn, juntos tras su separación

Así es la nueva lujosa vida de Ari Behn tras su separación de Marta Luisa de Noruega

Hoy la Princesa asume que su estilo de vida poco convencional afectó a la Familia Real noruega: “Me convertí en una carga. Mi profesión todavía no está ampliamente aceptada. Se decía que el Rey debía negarse, que dejaría de ser Princesa… Se llevaron a cabo varias reuniones en palacio, pero siempre tuve el respaldo de la familia”.

Tampoco le resultó fácil la crisis de la adolescencia, según detalla en su propio libro: “La adolescencia fue un periodo realmente bajo. Haakon tenía su papel, pero nadie sabía qué hacer conmigo. Estaba confundida (...) Yo tenía un sentimiento básico de que no era lo suficientemente buena para el papel de la princesa”. En la entrevista recuerda detenidamente aquel momento en el que a menudo se sentaba a llorar sola en el bosque. Se sentía tan desdichada, además de acosada por la prensa, que tuvo que recurrir a un psicólogo para hacer frente a los problemas emocionales, lo que resultó de gran ayuda.

VER GALERÍA

Hoy está mejor equipada para hacer frente a los desafíos de la vida, como el divorcio: “Ahora me he vuelto más segura de mí misma”. Han pasado ya casi seis meses desde que la Casa Real anunciara que la princesa Marta Luisa y su marido, Ari Behn, se separaban después de 14 años de matrimonio y de tres preciosas hijas en común, Maud Angelica, de 13 años, Leah Isadora, de 11, y Emma Tallulah, de 8, pero la ruptura es todavía “una herida abierta, que necesita su periodo de duelo”. No cabe discusión alguna en que las niñas son su prioridad absoluta y, por su bien, la Princesa espera “un feliz divorcio”.

Más sobre: