Salud

Comentar 02 ABRIL 2010

Consejos para viajar al extranjero con medicamentos

Viajeros en la cola de facturación de un aeropuerto

Última revisión: 2010-04-02 por Dr. Alfonso José Santiago Marí

Viajar al extranjero con medicamentos

El objeto de este artículo es transmitir a quien vaya a viajar al extranjero una serie de recomendaciones generales sobre cómo, y con qué precauciones, hay que llevar los medicamentos de uso personal.

¿Por qué puede ser necesario viajar con medicamentos?

Si se trata de un viaje turístico, se suelen adquirir con antelación los medicamentos habituales y los específicos motivados por el viaje. Evidentemente, se pueden encontrar la mayor parte de los medicamentos necesarios en las farmacias de otros países, pero hay que pensar que puede faltar la medicación cuando las tiendas y las farmacias estén cerradas, o estando a muchos kilómetros de distancia de la más próxima. El tiempo que se tarde en conseguirla, o en encontrar un médico que la recete será tiempo perdido de las vacaciones. Además, hay que tener en cuenta los posibles problemas que pueden surgir con el idioma, y pensar que en muchas partes del mundo se venden medicamentos falsificados, a menudo imposibles de distinguir de los originales. Estos medicamentos falsos son potencialmente peligrosos por su ineficacia, pudiendo llegar a ser, en ocasiones, tóxicos.

En la Comunidad...

...Europea, se ha llegado al convenio de que los viajeros pueden llevar consigo medicinas para tres meses.

De interés

Le sugerimos la visita a nuestra sección 'Salud del viajero' donde encontrará numerosos y variados artículos relacionados, entre ellos:

Un viaje de alto riesgo

Vea esta interesante consulta de uno de nuestros usuarios.

¿Cuántos medicamentos se deben llevar?

Lleve siempre medicación suficiente para algunos días más de los previstos, en previsión de retrasos en el viaje de vuelta. No obstante, puede tener problemas para entrar en otro país si lleva una cantidad excesiva de medicación, o si la transporta sin la correspondiente receta. Según lo acordado por los países europeos, una persona está autorizada a llevar consigo medicamentos para tres meses.

¿Dónde deben llevarse los medicamentos?

Los medicamentos deben llevarse en el equipaje de mano y no en las maletas que vayan a facturarse. Deben ir siempre en sus envases originales, donde estarán mejor protegidos de la humedad y de la luz. Llevándolos así, estarán disponibles por si fuera preciso utilizarlos durante un viaje inesperadamente largo, en una escala, o si las maletas se extravían. No obstante, si lleva varios envases del mismo medicamento, es prudente repartirlos entre el equipaje de mano y el facturado, teniendo en cuenta que algunos medicamentos, como la insulina, no deben ir en el depósito de equipajes de los aviones, porque los cambios de temperatura podrían alterarlos. Deben evitarse los pastilleros, ya que a diferencia de los envases originales, no llevan el nombre ni el prospecto de los medicamentos que contienen, ni son idóneos para conservarlos en buen estado. Además, provocan muchas suspicacias en los funcionarios de aduanas, y puede darse el caso de que sean requisados con todo su contenido. Si esto le sucediera, se vería obligado a buscar medicamentos equivalentes en el país de destino, con la consiguiente pérdida de tiempo y dinero e incluso con algún perjuicio mayor.

Algunos casos concretos
  • Si se utilizan preparados farmacéuticos de marca para los cuidados de la piel y para la higiene personal, recuerde incluirlos en su equipaje, pues es posible que no los pueda encontrar en su lugar de destino.
  • Si está en tratamiento por infección de VIH, le conviene saber que en algunos países no se permite la entrada a los seropositivos, ni a las personas que llevan medicamentos específicos para esta infección.
¿Cuándo es conveniente consultar al farmacéutico?

Pídale consejo a su farmacéutico, ya que éste seguramente le podrá facilitar los nombres de sus medicamentos habituales en el país de destino porque pueden ser distintos. Su farmacéutico le puede ayudar a confeccionar una lista de sus medicamentos en la que figure también su denominación genérica, en previsión de posibles pérdidas, robos o deterioros. Recuerde que en algunos países podrán exigir receta para comprar medicamentos que está acostumbrado a conseguir directamente. Su farmacéutico le puede informar sobre estos casos, y también sobre otras cuestiones relativas a la medicación, como por ejemplo, la forma adecuada de llevar algunos medicamentos para que se conserven en caso de temperaturas extremas.

¿Cuándo debe hablar con su médico?

Es probable que su médico de cabecera sólo pueda hacer una cantidad limitada de recetas de la medicación habitual y, en consecuencia, es importante calcular si la cantidad será suficiente para su estancia en el extranjero. Si llega a la conclusión de que le va a faltar algún medicamento, debería cerciorarse de que ese medicamento o uno equivalente existen en su destino, especialmente si se trata de una medicación no prescindible.

  • Consulte con su médico con antelación antes de salir de viaje. De esta manera, su médico tendrá tiempo para hacerle una revisión adecuada, para ajustarle las dosis de sus medicamentos, o incluso para cambiarle a una medicación que le resulte más cómoda (por ejemplo, un tratamiento para la hipertensión que sólo requiera tomar una pastilla al día, en lugar de tres).
  • Si procede, su médico también le facilitará las recomendaciones generales para viajar a países exóticos, y le explicará si debe tener alguna precaución especial, si es obligatorio o recomendable que se vacune frente a alguna enfermedad (por ejemplo, la fiebre amarilla) y si debe tomar medicamentos distintos a los suyos habituales (por ejemplo, para prevenir el paludismo) antes de emprender viaje. Si precisara vacunaciones específicas o tratamientos preventivos complejos, su médico se encargará de remitirle a un centro especializado en estas cuestiones, como son los denominados centros de sanidad exterior, dependientes del ministerio de Sanidad. En estos centros, repartidos por toda la geografía nacional, se presta el asesoramiento preciso a todas aquellas personas que requieran de información concreta acerca del riesgo sanitario relacionado con cualquier viaje y se planifican la acciones necesarias para proteger al viajero, mediante vacunaciones o quimioprofilaxis (medicación preventiva).
  • Si usted es diabético y está en tratamiento con insulina, su médico le orientará sobre las pautas de administración que debe adoptar ante un viaje que implique un cambio significativo de hora solar, ya que también implicará un cambio en el horario de las comidas. En general, el cambio de horario puede suponer un problema para las personas que toman antidiabéticos orales, anticoagulantes, anticonceptivos o algunos medicamentos de dosis diaria única. A los pacientes diabéticos y epilépticos, el médico les recordará, si no lo hacen ya, que lleven un brazalete o un colgante en varias lenguas para informar de su enfermedad y de la medicación que reciben a quien tuviera que socorrerles en un país extraño. Tales pacientes pueden tener mayores riesgos de complicaciones por irregularidades de horario o alteraciones en su plan de medicación.
¿Cuándo es necesario un informe médico?

Si algún medicamento se va a agotar antes de que concluya su estancia en el extranjero, un informe sellado y firmado por su médico le facilitará conseguirlo a tiempo en el país de destino. Este informe también puede resultar valioso para evitar problemas en las aduanas o si hace turismo, pues ayudará a justificar la presencia de medicamentos en su equipaje y, en su caso, de jeringuillas y agujas. Asimismo, puede ser necesario si en algún momento requiere asistencia sanitaria en el país de destino. También puede resultar valioso para evitar problemas en las aduanas o si hace turismo, pues le ayudará a justificar la presencia de medicamentos en su equipaje y, en su caso, de jeringuillas y agujas. Asimismo, puede ser necesario si en algún momento requiere asistencia sanitaria en el país de destino, para lo cual, lo más recomendable es que este informe esté redactado en inglés.

¿Cómo debe ser el informe?

Puede resultar muy útil traducir el documento a otros idiomas dependiendo de su destino. Sin embargo, esto no siempre será posible. Si es usted muy viajero, sería recomendable que llevara siempre, en su defecto, un informe en español en el que figuren, además de la dosis, la presentación y los nombres comerciales de sus medicamentos (que deben coincidir con los que figuran en los envases presentes en su equipaje), y también un informe en inglés que incluya sus antecedentes médicos importantes (diabetes, angina de pecho, hemofilia, VIH, alergias, ...) así como los nombres genéricos de sus medicamentos, con la dosis diaria o por toma expresada en unidades de medida internacionales (mg, UI, etc.). Esto permitirá adecuar las presentaciones disponibles en el país de destino a su tratamiento, por si acaso le faltara alguna de sus medicinas en un momento dado. Los prospectos de sus medicamentos son muy informativos, pero menos que un buen informe médico.

Otra posibilidad es pedir al médico que selle y firme el autocopiativo que tienen las recetas del sistema sanitario público, o bien hacer una fotocopia de las recetas; pero debe tener en cuenta que estarán escritas en un idioma que tal vez no entiendan los funcionarios de aduanas.

¿Dónde debo llevar toda esta información?

Si padece usted una enfermedad que pueda requerir atención urgente, debe tener la precaución de llevar una copia del informe médico en su equipaje de mano y otra en su equipaje facturado, o bien dejarle una copia a algún acompañante. Aparte de esto, puede ser útil llevar una nota con el teléfono, el fax o la dirección de correo electrónico de un allegado o de su médico, en previsión de que haya que comunicarse con ellos para conocer sus antecedentes. Últimamente, hay quien pone sus antecedentes médicos y su tratamiento en un servidor externo de Internet, lo cual podría resultar muy útil en caso de precisar asistencia sanitaria o ingreso en un hospital del país visitado.

¿A qué lugares puedo viajar con seguridad?

En general, en el mundo occidental no es problemático llevar medicamentos de un país a otro, siempre que sean para uso personal. Sin embargo, si usted va a salir de Europa, le conviene saber que las leyes de muchos países restringen la entrada de algunos medicamentos. Por ejemplo, en la India, Pakistán, Turquía y algunos países de Oriente Medio existen listas de fármacos no permitidos. Para asegurarse de que no va a tener problemas para entrar en un país extranjero con sus medicamentos, es aconsejable que se ponga en contacto con la embajada correspondiente antes de emprender el viaje. También puede acceder a la embajada o consulado que desee, a través de la página de Asuntos Exteriores (http://www.mae.es). Otras páginas web de Interés para una adecuada planificación de su viaje son las siguientes:

  • https://www.tripprep.com
  • http://www.who.int/ith
  • http://www.cdc.gov/travel

Dr. Charlie Easmon, especialista en Salud Pública

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas

Búsqueda de temas de salud

Enlaces Patrocinados

Puleva
Descubre cómo mejorar tu alimentación para disfrutar de una mayor vitalidad

¡No te lo pierdas!

Recomendaciones

Nuevo Servicio

hofmann

Ya en su quiosco

PRÊT-À-PORTER. Otoño-Invierno 2014-2015
Amparo Bonmatí, abre esta nueva edición de la revista con un reportaje fotográfico, en el que posa con distintos modelos y complementos de los diseñadores más afamados y prestigiosos