melocotoneros-en-flor-en-cieza

La floración de los frutales de Cieza (o cómo ver Murcia de color de rosa)

A finales de invierno, millones de melocotoneros florecen en los campos de Cieza, pintando de rosa el paisaje de la Vega Alta del Segura. Una buena ocasión para descubrir este desconocido rincón de Murcia, rico también en restos arqueológicos, cuevas prehistóricas y herencias moriscas.  

Todo el mundo ha visto u oído hablar de la floración de los cerezos en el cacereño valle del Jerte. En cambio, de la explosión de color que está sucediendo ahora mismo en los melocotonares de Cieza, la mayoría de la gente no tiene (nunca mejor dicho) ni flores. Cieza es conocida por ser la cuna de José Antonio Camacho. También hay amigos de lo friki que no ignoran que aquí se creó y se celebra todos los años (el último domingo de agosto) el concurso de lanzamiento de huesos de oliva con la boca (lanzahuesos.es), cuyo récord ostenta un guardia civil ciezano, con unos impresionantes 25,08 metros. Pero casi nadie (fuera de Murcia y del sector hortofrutícola) sabe que Cieza es el mayor productor de melocotón de Europa y que, a finales de invierno, los campos de esta localidad se inundan de flores rosas, las cuales contrastan vivamente con las blancas de los albaricoqueros y ciruelos, y con el verde de los demás cultivos, pintando unos paisajes difíciles de creer, que ni saturados a tope con Photoshop.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

PROGRAMA FLORACIÓN
Para dar a conocer este espectáculo cromático más allá de la región y del gremio agrícola, el Ayuntamiento de Cieza ha puesto en marcha el programa Floración (floración.es), que se desarrolla desde finales de febrero hasta el 24 de marzo e incluye recorridos guiados por los campos de frutales, talleres y concursos de fotografía, mercadillos artesanales, degustaciones, pruebas deportivas, visitas culturales… Durante estos días, los restaurantes de la localidad ofrecen un menú especial, en el que el melocotón es protagonista. Heladerías y confiterías elaboran también para la ocasión dulces de esa misma fruta. Y además se celebra un festival de música, Cieza en Flor, en el que participan artistas de la talla de José Mercé (el 18 de marzo, en el Teatro Capitol).

VER GALERÍA

No te pierdas esta galería del espectacular paisaje de Cieza durante la floración.
 

MEDINA SIYÂSA Y LA CUEVA DE LA SERRETA
Melocotones aparte, Cieza tiene atractivos que justifican sobradamente una visita. En el cerro de la Atalaya, que domina a vista de águila la población y sus campos coloridos, se hallan los restos de Medina Siyâsa, una ciudad de 750 viviendas y alrededor de 4.000 habitantes que fue el mayor asentamiento musulmán de la Vega Alta del Segura y hoy es el yacimiento arqueológico más importante en decoración islámica de Europa. Muchos de sus arcos, ventanas, miradores y celosías (auténticas obras de arte) se pueden admirar en el Museo de Siyâsa, en el casco histórico de Cieza (San Sebastián, 17), donde se han reproducido a escala real dos casas del yacimiento. Otro lugar que deja estupefacto en Cieza es la cueva de la Serreta, una joya del arte rupestre levantino que se esconde, junto con una vivienda romana, en una vertiginosa pared del cañón de los Almadenes, a muchos metros de altura sobre las aguas verdes y rugidoras del río Segura; unas aguas que, dicho sea de paso, se pueden recorrer haciendo rafting o piragüismo con el material y los monitores de la empresa Avennatura (avennatura.com). Otra empresa local, Stipa (visitamurcia.com), ofrece visitas guiadas a la cueva de la Serreta, el yacimiento arqueológico de Medina Siyâsa y los campos de frutales en flor. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

ALREDEDORES DE CIEZA
En un fin de semana bien aprovechado, además de todo lo anterior, se puede ver la cueva del Puerto (cuevadelpuerto.com), en la vecina Calasparra. El recorrido turístico, de 800 metros, es una sucesión pasmosa de espeleotemas: estalactitas, estalagmitas, columnas, tubiformes, excéntricas, medusas, órganos, cortinas, garbanzos, falsos suelos… Por haber, hay hasta una Sala Gaudí, cuyo nombre lo dice todo. Muy cerca también de Cieza, pero río abajo, se encuentra el valle de Ricote (valledericote.com), un oasis de palmeras datileras y frutales (cítricos, sobre todo) del que diríase que los moriscos fueron expulsados hace cuatro años y no hace 400. Imprescindible, la Ruta de las Norias de Abarán, un paseo de dos horas por las orillas del Segura que permite visitar cuatro de estos vetustos ingenios hidráulicos, aún usados para regar los huertos, incluida la noria más grande de Europa, de 11 metros de diámetro. Y hay que asomarse, sí o sí, al mirador del Alto de Bayna, en Blanca, para contemplar el Azud de Ojós, donde el río Segura se remansa y se vuelve espejo de garzas, antes de colarse por el estremecedor desfiladero del Chinte. Más abajo están Ojós y Ulea, bonitos pueblos los dos. Y está, desde hace 20 siglos, el balneario de Archena (balneariodearchena.com).

VER GALERÍA

VER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR
Cieza está en el norte de Murcia, a 40 kilómetros de la capital regional yendo por la autovía A-30.

DÓNDE DORMIR
San Sebastián (Cieza, sansebastianhospederia.com). Hotelito moderno de 19 habitaciones en pleno centro, junto al Museo de Siyâsa. Áticos con grandes vistas. 

Balneario de Archena (Archena, balneariodearchena.com). Histórico complejo termal con tres hoteles a orillas del río Segura. La mejor opción es el hotel Termas, de finales del siglo XIX y estilo neonazarí.

DÓNDE COMER
Tarradellas (Cieza, tarradellasrestaurante.es). Restaurante moderno y acogedor, con cocina más elaborada de lo que es habitual en la zona.

Pericón (Abarán, restaurantepericon.com). Especialidad en arroz con conejo y caracoles.

MÁS INFORMACIÓN
Turismo de Murcia, murciaturistica.es

Otras ideas para disfrutar de la estación primaveral:

Planes y más planes para disfrutar de la primavera en Madrid

Ocho escenarios naturales de España donde brilla la recién estrenada primavera

Más sobre: