emm-thompson-getty

La simpática pregunta de Emma Thompson al príncipe Guillermo después de que le otorgara un título

La actriz ha sido nombrada, a los 59 años, dama del Imperio Británico

by hola.com

A sus 59 años y tras más de 30 en la industria cinematográfica, Emma Thompson ha recibido hoy en Buckingham Palace el honor de convertirse en dama por su contribución al Imperio Británico de la mano del príncipe Guillermo, que era el encargado en esta ocasión de realizar la imposición de medallas. Según la protagonista de Sentido y sensibilidad ha explicado, cuando ha recibido el título ha soltado una "risilla". "Me encanta el príncipe Guillermo, le conozco desde que era pequeño y nos reímos los dos", ha explicado la intérprete.

"Le dije '¿no te puedo dar un beso, no?' y me dijo que no", añadía con sentido del humor a la salida del evento. "Si estás tan arriba en la línea de sucesión tienes que ser muy formal en una ocasión así, pero está muy guapo y le va muy bien", continuó la actriz, que escogió un traje de color esmeralda de Stella McCartney para la ocasión y no dudó en ponerse zapatillas de deporte color blanco, fiel a sus gustos. "Me dijo que este día no era para él sino para mí", explicó Emma, señalando que siempre ha querido mucho a ambos hijos del príncipe de Gales. 

Fue en junio, con motivo de la lista de honores de cumpleaños de la reina Isabel II, cuando Emma fue señalada como una de las nuevas receptoras de esta medalla, que premia sus "servicios" a la dramaturgia británica. Durante la ceremonia de este miércoles, la actriz, que ha estado acompañada por su marido, Greg Wise, y sus dos hijos, Tindy y Gaia, ha explicado que utilizará este título para echar luz a la llamada "hambruna de vacaciones" en Reino Unido, donde hasta 3 millones de niños pasan hambre durante el periodo no lectivo. 

Durante este evento, la actriz Sarah Gordy recibió también la medalla que la convierte en miembro de la Orden del Imperio Birtánico. Ella es la primera mujer con síndrome de Down en obtener esta distinción, pero no es la primera vez que está en el palacio de Buckingham: ya tuvo la oportunidad de visitarlo como embajadora de la fundación Mencap, una organización benéfica con sede en el Reino Unido que trabaja con personas con discapacidades de aprendizaje.

Más sobre: