miki-gtres

¡'Ahora empieza lo bueno'! El mensaje de Miki a sus seguidores tras la gala de Eurovisión

Optimista y agradecido por el apoyo, el representante de España en Eurovisión se dirige a sus seguidores a través de sus redes sociales

by hola.com

No ha podido ser. Miki, que firmó una fantástica actuación con la que hizo vibrar el Centro de Convenciones de Tel Aviv, acabó en la posición número 22 del Festival de Eurovisión 2019. Lejos de venirse abajo, el catalán es consciente de que tiene una legión de fans apoyándole y que su carrera no ha hecho más que empezar. A través de sus redes sociales ha enviado un mensaje a sus seguidores en el que agradece los ánimos recibidos y anuncia nuevos proyectos. Está claro que la venda ya cayó y “ahora empieza lo bueno”.

Así ha sido la actuación de Miki en Eurovisión

“Ayer lo pasamos genial y esperamos que vosotros y vosotras también. Muchísimas gracias por el apoyo que estamos recibiendo y no os vayáis porque ahora empieza lo bueno”, afirmaba Miki muy optimista tras la gala. El cantante está más que satisfecho con su actuación tal y como ha expresado en otro de los mensajes que ha compartido: “Quisimos un top 10 y nos volvemos con un trabajo y una actuación de 10”. Además, ha publicado un divertido vídeo de la gran fiesta que se forma en la delegación española mientras estaba en el escenario. “Ya hemos ganado. GRACIAS”, respondía Miki ante la increíble acogida.

Pero sus compañeros no fueron los únicos en entregarse al ritmo de La Venda, un tema que bebe de estilos como la rumba catalana y el ska. El intérprete español fue el último en subirse al escenario, con un público completamente contagiado de la alegría que desprende el tema. Incluso los presentadores de la gala no podían evitar bailar cada vez que la canción sonaba en los resúmenes. Acompañado de cuatro bailarines y con una escenografía muy colorida al más puro estilo '13 Rue del Percebe', en la que se ha colado también una gran marioneta, el catalán ha disfrutado bailando y cantando y es algo que se ha transmitido al otro lado de la pantalla.

A pesar de llenar el Centro de Convenciones de Tel Aviv de buenas vibraciones y color, el codiciado micrófono de cristal fue a parar al representante holandés, Duncan Lawrence, que consiguió la máxima puntuación gracias a una balada al piano. Su tema, Arcade, conquistó al jurado profesional, que lo situaba entre los primeros, pero sobre todo al público, cuyas votaciones fueron las que auparon al cantante al primer puesto del podium. Se confirmaba así lo que apuntaban las apuestas que lo situaron siempre entre los favoritos junto con los representantes de Suecia, Rusia o Francia.