Lara Álvarez

Lara Álvarez, con la voz rota en su despedida de los Cayos Cochinos

Por quinto año consecutivo, la presentadora se ha encargado de cerrar la palapa y no ha podido evitar emocionarse

by si Gtresonline

Después de tres meses de concurso, la palapa ha cerrado sus 'puertas'. Como cada jueves, la penúltima gala de Supervivientes 2019 comenzaba con la conexión en directo con Honduras, donde se encontraba Lara Álvarez para informar de lo que acontece en la isla. Por quinto año consecutivo, la asturiana ha sido uno de los pilares fundamentales del reality y ha estado al lado de los supervivientes en su aventura. Sin embargo, a pesar de ser toda una veterana en la ceremonia de clausura de la palapa, la periodista no ha podido contener la emoción al despedirse de la que ha sido su casa en los últimos meses.

VER GALERÍA

Antes que Lara Álvarez, Jorge Javier Vázquez era el primero que se emocionaba y decidía abandonar el plató para evitar hacerlo en directo. "Siempre me acabo emocionando muchísimo con este momento, pero este año más que nunca. No estoy en condiciones de estar aquí y ponerme a llorar. Para mí Supervivientes 2019 es muy importante porque fue el primer programa que presenté después de mi traspiés de salud y no me apetece derrumbarme delante de todos vosotros", confesó el presentador antes de dar paso a su compañera.

VER GALERÍA

"Yo tengo que confesaros que llevo cinco años cerrando esta palapa y es el año que más me va a costar hacerlo porque siento que no estoy preparada para decir adiós a tres de los meses más especiales de toda mi vida", comenzó Lara, visiblemente emocionada con la voz entrecortada. A continuación, la asturiana no dudó en enviar un mensaje al equipo que la ha acompañado durante toda su estancia hondureña. "Por supuesto, no me olvido de los supervivientes que tantos momentos buenos nos han dado y tantos sustos, porque ha sido la edición más accidentada que recuerdo, pero me vais a permitir que este agradecimiento vaya dirigido a mi equipo, a mi familia hondureña. Porque ha sido una edición complicadísima para ellos. Han sufrido tormentas, noches interminables en el cayo, muy malos viajes en barca y, pese a todo, han mantenido la sonrisa, han mantenido su buen hacer y, sobre todo, se han mantenido como una máquina perfecta que no falla. No falla porque son admirables como profesionales, pero son excepcionales como compañeros y como amigos. Os quiero, a todos y a cada uno de vosotros, y os llevo conmigo a España", continuó la presentadora, quien también tuvo palabras de agradecimiento al Capitán Morgan.

VER GALERÍA

"Deja de correr el agua, se apaga el fuego, pero lo que nunca se va a apagar es nuestra ilusión de volver y de recibir en esta o en cualquier otra palapa a los próximos supervivientes", finalizó Lara Álvarez, cerrando definitivamente la palapa de Supervivientes 2019, la edición más vista de la historia, que dará a conocer el nombre del ganador el próximo jueves.