olivia

La mágica ruta de la que Olivia Newton-John ha disfrutado en Galicia

La actriz ha elegido España como destino para sus vacaciones

by hola.com

En septiembre de 2018, Olivia-Newton-John revelaba que sufría nuevamente cáncer, un diagnóstico que afrontó con valentía y con una actitud positiva que le ha permitido recuperarse a gran velocidad. De hecho, aunque esta metástasis en la parte baja de la columna vertebral la obligó a aprender a andar tras ser intervenida quirúrgicamente, la que fuera protagonista de Grease ha demostrado que no solo está muy recuperada, sino que tiene ganas de vivir intensamente. Una máxima que la llevó la pasada semana a disfrutar junto a su marido, John Easterling, y un grupo de amigos de unas vacaciones en España.

VER GALERÍA

Olivia Newton-John relata los momentos más duros de su enfermedad

En esta temporada estival, la actriz y cantante aterrizaba en Galicia, concretamente en uno de sus rincones más bellos, la Ribeira Sacra, un lugar en el que, según la oficina de turismo de esta comunidad autónoma, se encuentra la "mayor concentración de construcciones religiosas de estilo románico en Europa" además de distintas rutas idílicas para los amantes de la naturaleza. Pero Olivia y los suyos no solo han disfrutado de los bonitos paisajes que les rodeaban sino también de la gastronomía patria.

VER GALERÍA

El pasado martes 16 de junio, la artista llegaba al Mesón O Mosteiro, ubicado a solo unos metros de la plaza del ayuntamiento de Ferreira de Pantón. Allí, tal y como ha comentado su dueña, Isabel Vázquez, a Hola.com, Olivia-Newton-John y sus acompañantes, que reservaron con antelación para asegurarse tener hueco, degustaron varios platos preparados por su marido, el chef Rudy Schuler. "Tomaron pulpo a la plancha con puré de zanahoria y apio, un surtido carnes de la zona a la brasa y un postre variado", aseguraba.

Aparece vivo el novio de Olivia Newton-John tras once años desaparecido

VER GALERÍA

La propietaria del local revela que "un familiar de Olivia tiene una casa por esta zona desde hace aproximadamente un año, pero ella es la primera vez que viene, nunca antes había estado". Una primera toma de contacto con la Ribeira Sacra en la que Isabel cree que la actriz se fue con buen sabor de boca. "Cenó bien, estaba contenta y demostró ser una mujer agradable y sencilla que buscaba tranquilidad. Me pareció una señora estupenda que se conserva muy bien y que no es la típica diva ni nada por el estilo. Algunas personas la reconocieron, pero poca gente le pidió hacerse fotos", añade en conversación con Hola.com