britney-spears4

El disgusto de Britney Spears al no poder pasar apenas tiempo con sus hijos

Desde el pasado mes de septiembre, el exmarido de la artista, Kevin Federline, solicitó un cambio en el acuerdo de custodia, que hasta entonces era compartida

by M. J. Somoza

El pasado mes de septiembre Britney Spears tuvo que hacer frente a un cambio sustancial en su vida. Debido a un altercado entre uno de sus hijos, Sean, de 13 años, y su padre Jamie, el exmarido de la artista pidió un cambio en el acuerdo de custodia que tenían. Hasta aquel momento habían disfrutado de una custodia compartida con la que pasaban el 50% del tiempo cada uno con los niños, mientras que a partir de lo ocurrido, Britney vio reducido este porcentaje al 30% (en principio se dijo que era al 10%). Esta merma en sus derechos de visita provocó que la artista se enfadara con su padre por lo ocurrido.

VER GALERÍA

Un disgusto que parece haber ido a más. Tal y como asegura una fuente a US Weekly, la cantante de Ups! I did it again no está pasando tampoco mucho tiempo con su padre, con quien sigue muy enfadada. “Britney no ha pasado mucho tiempo con su padre, y sigue muy enfadada porque no ve tanto a los niños como antes. Jamie está preocupado porque no tiene un horario establecido para trabajar que la mantenga ocupada”. El padre de Britney es quien se encargaba de manejar sus asuntos desde 2007, pero en 2019 tuvo que ceder esta labor al manager de la cantante, Jodi Montgomery, debido a sus problemas de salud.

VER GALERÍA

En el mes de agosto de 2019, un altercado entre Jamie y su nieto Sean, al que supuestamente habría zarandeado, provocó que el exmarido de Spears, Kevin Federline, pidiera una orden de protección para que Jamie no se acercara a su nieto. No siguió adelante con el proceso porque, según contó su abogado, fue la propia Britney la que se encargó de solucionar el tema. Sí que modificó de manera oficial sin embargo los términos de la custodia que compartía con su exmujer. Hace apenas unas semanas, a mediados de febrero, Britney tuvo que ser hospitalizada tras romperse un hueso del pie mientras bailaba, como reveló su novio Sam Ashgari.

Estas noticias de la artista coinciden con unas recientes palabras de su hijo Sean, de 13 años, que han sorprendido mucho a sus seguidores. En una retransmisión en directo a través de las redes, el adolescente ha manifestado que su madre podría estar pensando en dejar la música. Entre las cosas que dijo Sean, reprodujo una conversación con su madre en la que esta le habría dicho que quizá debería dejarlo. Añadió el niño que por ahora no la ha visto trabajar en nuevos temas.