Tania Llasera

Tania Llasera explica el motivo por el que ha adelgazado 10 kilos durante el confinamiento

La presentadora ha publicado un post muy sincero en el que cuenta su experiencia con el ayuno intermitente

by Cristina Álvarez

"He dudado mucho sobre subirlo o no subirlo, porque sabía que había mucha gente que no lo comprendería". Esto es lo que ha dicho Tania Llasera después de ver todo el revuelo que ha provocado su último post. La presentadora ha compartido con sus seguidores una decisión que tomó hace más de dos meses y cuáles han sido los efectos que ha tenido, tanto a nivel físico como mental. "Os cuento cómo y por qué he perdido peso en pleno confinamiento. Objetivo: bienestar, estar bien, equilibrar cuerpo y mente, alinearme con mi salud", comienza el post en el que habla del ayuno intermitente, un método que se ha puesto muy de moda entre las celebrities y que ya ha conquistado a Elsa Pataky, Scarlett Johansson o Gisele Bündchen. "Siempre me veo bien, pero estaba algo incómoda y no me cabía casi nada de mi armario", reconoce. 

VER GALERÍA

Tania asegura que, debido al encierro por la crisis del coronavirus, la primera semana perdió un par de kilos que le sirvieron "de rampa de salida" para tomarse en serio el ayuno intermitente. "Pensé: ya que me encierro en casa y cocino yo, controlo mejor lo que ingiero y cuándo lo ingiero". En su post, que ha acompañado de esta foto que se ha hecho en su casa, la bilbaína cuenta cómo empezó todo y que también le ayudó mucho el hecho de que no le gusta desayunar: "Así que aprovecho las horas de sueño y las sumo a mi no-desayuno (solo un café o dos) y bebo mucha agua". En este nuevo planning que comnezó hace 70 días, la presentadora de Real Mom cuenta que intenta ayunar 16 horas cada día. "Mi ventana de comidas es de 14 a 20 horas, más o menos. Y almuerzo, meriendo y ceno pronto con los niños. Me sienta genial tener el cuerpo vacío", confiesa.

- Los errores que puedes estar cometiendo si has decidido probar el ayuno intermitente

Eso sí, además de cambiar su alimentación, Tania también ha incorporado el deporte en su rutina. "Entreno tres días a la semana en ayunas y estoy llena de energía. Muchas veces ya como casi sin hambre", explica Llasera, que está muy contenta con los resultados. "Es impresionante cómo el cuerpo tira de las reservas disponibles. Ahora, después 70 días de ayuno intermitente, puedo decir que me sienta bien: estoy llena de ideas, de energía, me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel. Yo he perdido 10 kilos... no me gusta medirme, pero tenía curiosidad".

VER GALERÍA

Cambio de hábitos

La presentadora ha hablado desde su propia experiencia y contando cómo ha respondido su cuerpo ante el ayuno intermitente, sin embargo, ha insistido mucho en la necesidad de tener cuidado y ser responsables. "Os recomiendo que os informéis y, si os va bien, lo intentéis. No soy médico, ni especialista pero el ayuno intermitente, escuchar mantras por la noche antes de dormir y hacer ejercicio me han ayudado tanto en este confinamiento... que no tengo palabras". "Sed responsables de vuestra salud y tened cuidado, por favor. Me da cosa recomendar 'no comer'... yo sí que como y mucho. Solo que ya no a todas horas. La Salud debe ser siempre lo primero, mental y física; por ese orden", concluye.

Como era de esperar, sus palabras no han pasado desapercibidas y sus fans le han mandado muchos comentarios positivos: "No es cuestión de perder peso, es dejar que tu sistema digestivo tenga tiempo de descanso. Hay muchos estudios que hablan de sus beneficios", "Gracias por ser tan clara, como siempre", "Ayuno intermitente, la mejor medicina", "Yo también he empezado en este confinamiento y la verdad que me sienta genial"... Sin embargo, también ha recibido algunas críticas. "Yo defiendo siempre estar bien. Aceptarte siempre, pero ya estaba incómoda. Lo importante es sentirte bien y estar saludable", ha respondido Tania Llasera, asegurando que ahora sabe perfectamente "lo que me sienta mejor y lo que me sienta peor, solo como realmente cuando tengo hambre y no cuando me aburro... A mí me sienta bien y, si me sienta bien, ¿por qué no decirlo? De verdad, para mí lo más importante es estar saludable, llena de energía... no sé, es un vacío muy interesante, porque no te sientes vacía, al revés, te sientes llena de energía".