¿Has planificado ya tu calendario 'beauty'?

Hemos elaborado un plan mes a mes para que brilles los próximos 365 días...¡y siempre!

by hola.com

Con la entrada de un nuevo año llega también la lista de propósitos de cara a los próximos 12 meses. Uno de los más populares, que cada año se repiten miles de personas, es la intención de prestar mayor atención al cuerpo y cuidarse más. El cansancio o la falta de tiempo son factores que evitan que nos mimemos tanto como deberíamos. Para ayudarte a planificar tus rituales de belleza de este año, hemos elaborado un calendario de belleza -con consejos expertos por ejemplo de Felicidad Carrera- que te ayudará a estar radiante durante los próximos 365 días. ¿Te apuntas?

 

ENERO

En Navidad tenemos multitud de cenas y compromisos para los que nos preparamos a conciencia, por lo que durante este periodo de celebraciones lo habitual es que nos maquillemos más de lo que solemos hacerlo, y que posteriormente no nos limpiemos correctamente. Por eso, en enero lo más recomendable es reparar lo que los excesos que las fiestas han causado en nuestra piel, que es la principal damnificada. El consejo es sencillo pero efectivo, y deberías tenerlo en cuenta todo el año: elige un producto desmaquillador que se adapte a tu tipo de piel y límpiala todos los días, aunque no hayas utilizado maquillaje. Después, aplica un tónico para devolverle la luminosidad a tu rostro. Conviene también utilizar un exfoliante facial al menos dos veces al mes para eliminar células muertas. Si buscas una reparación total de la piel, puedes optar asimismo por tratamientos de luminosidad que incluyan cócteles de vitaminas.

FEBRERO
Si tienes manchas cutáneas o sufres de cuperosis, lo mejor es recurrir a tratamientos láser que eliminen las marcas de tu rostro. Febrero es un mes ideal para someterte a ellos, ya que hay pocas horas de sol, y, por lo general, no suelen ser muy intensas. Como normalmente se necesitan varias sesiones, si comienzas a principios de año estarás 'puesta a punto' para la primavera. Estos tratamientos de luz pulsada o láseres fraccionados también son aptos para la gente sin manchas, ya que mejoran el tono y la textura general de la piel, y ayudan a cerrar el poro.

MARZO
Los cambios de temperatura bruscos debilitan y deshidratan el cabello hasta dejarlo frágil y quebradizo. En marzo aconsejamos una reparación total de tu melena sin necesidad de salir de casa, ¿te apuntas? Opta por el Champú Reconstructor de Miel e Hibisco de John Masters Organics, que ayuda a regenerar la fibra del pelo gracias a sus ácidos linolénico y hialurónico. También conviene que apliques acondicionador siempre que te lavas el pelo, y mascarilla aproximadamente cada diez días. Para acabar, apuesta por el aceite de argán, que ayuda a cerrar la cutícula y a prevenir las puntas abiertas.

Además, al final del invierno conviene realizar de nuevo una buena limpieza profunda para eliminar todas las células muertas y las impurezas que haya podido dejar en nuestra piel el invierno y así empezar la temporada con la piel limpia. En Felicidad Carrera nos explican que es un buen momento también para hacerse una infiltración de ácido hialurónico o mesoterapia con vitaminas, tratamientos que dejarán la piel fresca, rejuvenecida y luminosa casi el resto del año.

Y ten en cuenta que antes de realizar la primera exposición solar, hay que hidratar la piel en profundidad y protegerla de los radicales libres con tratamientos antioxidantes. Con estos hábitos de belleza ayudamos a reforzar la barrera protectora de la piel y combatimos la acción de los radicales libres que produce el exceso de sol y que dan lugar al fotoenvejecimiento.

ABRIL
En Felicidad Carrera nos explican que los tratamientos más demandados en primavera son los corporales. En el momento en que empezamos a quitarnos capas de ropa somos más conscientes de las imperfecciones en el cuerpo y le prestamos más atención. Lo importante es hacer un buen diagnóstico y que sepamos cuáles son los puntos débiles que tenemos que atacar. Para algunas será la retención de líquidos, para otras la celulitis y para otras personas su caballo de batalla es la grasa localizada. Existen tratamientos para combatir todos estos problemas. Los tratamientos más novedosos en los últimos meses han sido los basados en combinaciones de tecnología como ultrasonidos focalizados, el láser lipolítico y la radiofrecuencia.Además, este mes, otra de nuestras prioridades es evitar la irritación del cuero cabelludo, ya que la inestabilidad de la primavera puede afectar a nuestra piel y a nuestro pelo de manera negativa. El sol, la lluvia y el viento son agentes que nos perjudican y promueven esta descamación de la piel en la cabeza. Para combatir este problema, sugerimos usar un protector para el cabello que contenga té verde, antioxidantes y aceites esenciales, como el de John Masters Organics, que, además, proporciona una melena sana y fuerte.

MAYO
Es el mes de las BBC (bodas, bautizos y comuniones) por excelencia, así que toca pensar en looks adecuados para estas celebraciones tan señaladas. En este tipo de eventos es tan importante el beauty look como el estilismo que hayas escogido. Además de prestar atención al maquillaje y peinado, tenemos que tener en cuenta nuestra piel. No es habitual haber tomado demasiado el sol a esas alturas del año, pero, aún así, se puede lucir una tez radiante y tostada recurriendo a la caña de azúcar. Multitud de centros de belleza, e incluso peluquerías, ofrecen este tratamiento de bronceado 'express' que dura siete días y no deja ronchas ni manchas en la ropa. ¿Te animas a presumir de piel con buen tono y resplandeciente durante todo el año?

 

JUNIO

Cuando comienzan a subir las temperaturas, lo ideal es decir adiós al secador. Así de sencillo, sin pensarlo dos veces, mételo en el cajón. Pese a que existen numerosos protectores para evitar que el cabello sufra con el calor, lo mejor para tu melena sería secarse al aire durante todo el año. Entendemos que eso es algo inviable si vas a salir a la calle en invierno después de ducharte, pero es una opción a tener en cuenta cuando llega el calor. Por eso, en junio puedes empezar a despedirte de tus secadores y planchas. Y si tienes algún evento especial que te tiente a usarlos... piensa que ¡un día es un día!

 

JULIO

Conviene que antes de irte de vacaciones prepares la piel para las agresiones que se le avecinan. La exposición al sol en verano es inevitable, pero se debe tener precaución e intentar reducir los efectos perjudiciales que provoca en nuestro organismo. En julio, para combatir la sequedad que nuestro cutis adquiere durante la época estival, podemos recurrir a tratamientos específicos de hidratación como el que el centro médico-estético Felicidad Carrera realiza a base de oxígeno y luz Led, que proporciona una tez sana y sedosa. De esta forma, incrementarás el contenido de humedad de las capas de la piel, protegiéndola contra la pérdida de agua (¡y te durará más el bronceado!). Y apunta un básico en tu neceser para todos los meses de verano: el protector solar.

AGOSTO
Durante el mes de agosto, al menos para la mayoría, toca relajarse, tirarse en la toalla y no pensar en nada más... pero hay algo de lo que no te puedes olvidar: el protector solar. Pese a que son numerosos los expertos que recomiendan usarlo durante todo el año, lo cierto es que en el periodo estival es totalmente imprescindible. ¿Nunca te han dicho eso de que 'la piel tiene memoria'? Aplicarte protector solar no solo te evita molestas quemaduras, sino que también previene contra futuros problemas bastante más serios. Por lo tanto, vayas o no a la playa, lleva siempre contigo un bote de crema con un filtro de protección mínimo SPF 15.

SEPTIEMBRE
Si has sido de las afortunadas que pasan una larga temporada en la playa en los meses de vacaciones, tu melena habrá notado, a pesar de que la hayas cuidado y protegido, el cambio de ambiente, de humedad e incluso de agua. Por eso, en septiembre es fundamental realizar una reparación total del cabello, que te devuelva la vitalidad y el brillo que tenías, ¿o acaso nunca has notado el famoso y desagradable 'efecto estropajo' tras el verano? Seguramente la parte más castigada de tu melena sean las puntas, pues son las que reflejan las condiciones dañinas a las que ha estado sometida. Como resultado, necesitan más cuidado que el resto del cabello. Para solucionar este molesto problema, lo mejor es cortar un par de centrímetros el pelo a la vuelta de verano, pero, si para ti no es una opción, tranquila, hay vida más allá de la peluquería. Siempre puedes recurrir a los reparadores especiales para puntas, como el de Schwarzkopf.

 

OCTUBRE
El otoño es la 'temporada alta' de las intervenciones y tratamientos estéticos. Hay suficiciente tiempo hasta la llegada del calor, por lo que estarás lista de cara a primavera y verano. Elige un centro con profesionales especializados en el que te garanticen seguridad y calidad, y pide que te realicen un reconocimiento donde te expliquen con detalle qué tratamientos son los que más se adaptan a tus necesidades. 

NOVIEMBRE
¿Alguna vez te has planteado recurrir a la depilación láser para lucir piernas depiladas y perfectas durante todo el año? Es una opción perfecta para decir adiós de forma definitiva a la cera, las cuchillas y maquinillas, pero hay que tener en cuenta varios factores. Al necesitar varias sesiones, que suelen estar bastante espaciadas entre sí, lo ideal es comenzar en invierno para estar preparada en primavera. No conviene que te de el sol en las zonas en las que te estás sometiendo al tratamiento ni tener la piel bronceada, por lo que el momento ideal para empezar es en torno a noviembre.

DICIEMBRE
Y volvemos al principio, a nuestro punto de partida. A los excesos de las navidades, las cenas de empresa, las comidas familiares, las reuniones de amigos... Diciembre es la tentación hecha mes, pero eso no significa que no lo puedas pasar sin engordar ni sentirte hinchada. Prepárate desde el principio y apuesta por un plan 'detox' para evitar las hinchazones y los remordimientos posteriores. Los días en los que tengas compromisos y te apetezca darte un capricho, ¡adelante! Siempre quedará enero... y sus propósitos de año nuevo. Y un último consejo: si esta vez no lo has hecho, ¡incluye en tu carta a los Reyes algún capricho beauty!