Gwyneth Paltrow

¿Has oído hablar de 'Aqualifting', lo último para borrar las arrugas?

Te contamos todos los detalles sobre una técnica menos invasiva y con un periodo de recuperación menor que la tradicional

by hola.com

El mundo de la medicina estética no para de soprendernos con nuevas técnicas que llegan para dar solución a los principales problemas a los que nos enfrentamos. Te hemos hablado de Cellfina para combatir la celulitis, de Emsculpt para marcar la zona abdominal, pero ¿qué hay de nuevo para afrontar los signos del paso del tiempo en el rostro? Hoy hemos puesto el foco en una novedosa técnica, conocida como AqualiftingLiftingLiquid, un nuevo procedimiento menos invasivo que el tradicional y con grandes resultados tras una recuperación más rápida y menos dolorosa. Hemos hablado con el doctor Dr. Richard Fakin, experto de la clínica Ocean Clinic -que cuenta con centros en Marbella, Madrid y Zurich- para que nos hable de este protocolo de estiramiento facial que incluye transferencia de grasa e irrigaciones de agua para mejorar la intervención y la recuperación.

Lee también: Todo sobre 'Ultherapy', el 'lifting' sin cirugía del que todo el mundo habla

Hablan de él como un tratamiento 3 en 1, ¿por qué deberíamos elegirlo?

Es un enfoque tridimensional para el rejuvenecimiento de cara y cuello. Es una combinación de tres procedimientos realizados en una única sesión quirúrgica que corrige la flacidez y las arrugas en cara y cuello, la calidad de la piel y la pérdida de volumen facial. Lo primero es elegir la técnica de lifting adecuada. A la hora de realizar un lifting de cara y cuello existen numerosos aspectos a tener en cuenta como son: el lugar dónde se practicará la incisión, el nivel y amplitud de la misma, la cantidad de piel que debe ser retirada o la aplicación de un SMAS, que supone profundizar en los tejidos subcutáneos.

Después de realizar el lifting, se ejecuta una microtransferencia de grasa para restaurar el volumen perdido a causa de la edad. Esta se puede obtener a través de una liposucción del cuello, por ejemplo la papada, o de cualquier otra parte del cuerpo, y se procesa con el fin de obtener un fluido más puro, lo que aumenta las posibilidades de éxito al ser transplantada. Si se realiza de la manera correcta, alrededor del 70% del volumen de grasa utilizada permanecerá en la cara indefinidamente. Además, debido a la elevada concentración de células madre en la grasa transplantada, la calidad de la piel mejora considerablemente. Para finalizar, se realiza un peeling facial profundo con el objeto de mejorar la calidad de la piel y eliminar las arrugas restantes que no se pueden corregir con un simple lifting, como por ejemplo las que circundan los labios. Además este tipo de peeling también elimina la pigmentación no deseada como son las manchas asociadas a la edad.  Existen diversos productos para realizar estos peelings, su elección depende de la calidad de la piel, los daños producidos por el sol y la cantidad de arrugas existentes. Dado que la mayoría de estos requieren anestesia, combinarlos con otras intervenciones es la manera más adecuada de evitar padecimientos innecesarios.

Así, las ventajas del 3 en 1 no se limitan a las clásicas del lifting facial y/o de cuello, sino que también mejora la calidad de la piel a través de una estimulación biológica propia gracias a las células madre de la grasa transferida y los diversos peelings cutáneos y devuelve el volumen facial perdido. Al contrario de los rellenos químicos, una vez que la propia grasa es aceptada por el cuerpo, permanece durante un periodo de tiempo mucho más prolongado.

¿Por qué lo han bautizado como “la cirugía del agua”?

Porque utilizamos el sistema body jet en la intervención facial. El sistema fue especialmente diseñado para realizar liposucciones mucho más suaves, con recuperaciones más rápidas y menos hematomas. El body jet inyecta y distribuye un fluido que posteriormente es recolectado, y se inyecta a presión para separar la piel de los tejidos subcutáneos y, por lo tanto, se requieren muchas menos incisiones. Esto conlleva menos hematomas, menor tiempo de cicatrización, menos complicaciones y una recuperación mucho más rápida. Además  tiene un sistema de liposucción que también puede absorber grasa para un transplante, en caso de ser necesario. Dado que se trata de un sistema cerrado, conlleva menos manipulación de la misma, lo que, una vez más, aumenta las posibilidades de éxito.

¿Quienes se benefician más de este tratamiento, qué tipo de pieles y con qué problemas?

Cualquier paciente interesado en un lifting de cara y/o cuello. Si tiene muchos pliegues y arrugas en lugares difíciles como son alrededor de la boca, la frente o las sienes. Todo esto se puede corregir con un peeling simultáneo. Si tienen pérdida de volumen, un problema generalizado asociado a la edad, se restituye con transferencia de la propia grasa. También se puede preparar un fluido de grasa especial, llamado nanograsa, que se inyecta de forma intradermatológica, para mejorar la calidad de la piel.

¿Es una buena alternativa para quienes prefieren optar cada vez por técnicas menos invasivas?

El sistema body jet es una forma mucho más suave y segura de preparar los tejidos para cualquier intervención. El líquido infiltrado contiene sustancias que minimizan el dolor y el sangrado, con el objetivo de lograr una rápida recuperación y menos complicaciones. Combinar los tratamientos ahorra anestesia, tiempo y dinero.

¿Se consigue un resultado natural, uno de los principales anhelos de las mujeres?

El resultado es muy natural, recuperando una apariencia juvenil. Es una intervención muy segura con una tasa elevada de satisfacción.

¿En qué se diferencia principalmente del lifting clásico?

El lifting clásico no se realiza inyectando los fluidos mencionados con los aparatos como body jet. Muchos cirujanos no combinan este tipo de intervenciones con transplantes de grasa y peelings en el mismo procedimiento.

¿Cuándo se notan los resultados del protocolo?

Inmediatamente, con esta técnica nueva y moderna desarrollada por nuestro propio equipo. Nuestros cirujanos han realizado más de 700 procedimientos de lifting facial en los últimos 10 años. Nuestra clínica es especialista en combinar técnicas de lifting facial con injerto de grasa para volver a dar el volumen al rostro y peelings para mejorar la textura e imperfecciones de la piel tales como manchas y decoloraciones en un solo tratamiento.