arnhem

Infusiones frías, las bebidas que salvarán tu dieta el resto del verano

Hidratantes, con efecto vientre plano, saciantes... Refresca los días más calurosos mientras te cuidas

by hola.com

Cada verano, los expertos insisten en la importancia de mantenerse bien hidratados, ya estés en la playa o en la ciudad. Siempre repiten la recomendación de ingerir, al menos, dos litros de agua al día, pero hay más opciones que pueden aportar esa hidratación. En opinión de nuestra experta Meritxell Martíes una muy buena alternativa añadir en nuestra alimentación diaria infusiones y zumos fríos que, además, van a refrescarnos en estas jornadas sofocantes. “Es muy sencillo, solo tenemos que hacerlas, dejarlas enfriar y beberlas durante el día”, nos cuenta y nos da detalles sobre cómo prepararlas y sobre cuáles son las más idóneas para estos meses de verano.

Así, explica que siempre se suelen preparar igual, se añade el agua hirviendo en las plantas o extractos de plantas, se deja reposar un máximo de 20 minutos, se cuela y, si se desea, se deja enfriar en nevera. “Hay que tener en cuenta que si añadimos uno o dos hielos, la infusión va a ser más licuada, menos concentrada. Y las podemos guardar al menos 24 horas, no recomiendo más tiempo”, explica. A todas se les puede añadir stevia, azúcar, miel o edulcorantes artificiales, tipo sacarina o aspartamo.

1. Bebida hidratante

Meritxell Martí nos cuenta que aconsejaría para mejorar la hidratación, más que una infusión, la típica limonada, con los siguientes ingredientes: zumo de limón (también podemos poner lima), agua, hojas de menta, una cucharadita de miel y unos hielos.

2. Infusión protectora del cabello

Para proteger el cabello en verano, lo ideal sería una bebida en la que incorporemos fermentos. La experta aconseja para ello el té kombucha, que aporta el complejo de vitaminas del grupo B, además de tener otras propiedades como el efecto détox, gracias a los probióticos que contiene. Lo más sencillo es comprarlo preparado, pero si preferimos prepararlo necesitamos un fermento o cuajo específico, añadir té negro y unas cucharaditas de azúcar, que ayudará a la fermentación.

3. Con efecto vientre plano

Para mejorar las digestiones y que el vientre no se hinche nada más comer, necesitamos optar por ingredientes como el jengibre, el hinojo, el anís estrellado y el regaliz. El primero ayuda a que las digestiones sean más rápidas. El hinojo a disminuir los gases, al igual que el anís, mientras que el regaliz actúa como protector del estómago. Una buena opción, por lo tanto, es mezclar: un trocito de raíz de jengibre, un trocito de hinojo, dos o tres granos de anís estrellado y un trocito pequeño de raíz de regaliz. Lo ideal es preparar una cocción con todos los ingredientes excepto el hinojo, se prepara y se deja hervir unos 5 minutos, para después añadir este último cuando se ha quitado del fuego. Al final se cuela todo y se deja enfriar.  Se puede endulzar si se desea.

4. Para mejorar la combustión de calorías

Si quieres mejorar la combustión de las grasas, lo ideal es el té negro. La experta recomienda el que es ligeramente especiado, un poco picante. Se prepara de forma habitual y se le pueden añadir unos granos de pimienta. En lugar de leche, es preferible poner un poco de limón (una rodaja). El contenido en cafeína del té activará el metabolismo, y de igual forma, el té ayuda a disminuir los niveles de azúcar sanguíneo y, así, los picos de insulina. El punto picante va a aumentar la temperatura basal del organismo y a aumentar la combustión de las calorías. Mientras, el limón lo añadimos como antioxidante y para mejorar el sabor. Podemos añadir stevia como edulcorante.

5. Saciante o para reducir el apetito

Las infusiones que mejor van para reducir el apetito son las que contienen canela, por ejemplo una que incluye:  una bolsa de té negro tipo Darjeeling (que no tiene tanto contenido en teína) a la que le añadimos un tronquito de canela en el momento de hacerla. Se deja infusionar y se bebe durante el día. Se puede añadir también un cuarto de manzana, que sobre todo ayudará a que sea mucho más agradable el sabor.

6. Zumo para mejorar el tono de la piel en verano

El zumo antioxidante y que mejora el tono de la piel es el que incluye zanahoria. La versión que nos propone la experta es aquella que lleva: dos zanahorias (que aportan carotenos), tres o cuatro albaricoques, que además nos aportan vitamina C, zumo de un limón que aporta vitamina C y es muy antioxidante, una manzana verde (también antioxidante), que ayuda a mantenernos saciados y es rica en inulina, por lo que va a ayudar a mantener la piel hidratada gracias a los fructooligosacáridos que contiene, una molécula similar al ácido hialurónico. Es un buen zumo para tomar en la merienda o el desayuno. Podemos añadir hielos y así alargamos la bebida y la hacemos más ligera.

7. Infusión relajante que ayuda a dormir

Otra de las infusiones por excelencia para dormir es la que se prepara con la flor del tilo. Pero podemos añadir otras plantas que nos ayudarán a relajarnos y a dormir mejor. Meritxell Martí recomienda tomarlas al menos una hora de acostarnos, ya que así evitaremos tener que levantarnos a media noche. Propone una que incluya flor de tilo, amapola californiana, hibisco y camomila. Hay que añadir la misma cantidad de tila que de manzanilla, y la mitad de amapola o hibisco, edulcorarla con miel y  se pueden poner unas gotas de pasiflora en extracto.

8. Contra las piernas hinchadas

Esta infusión nos debería ayudar a drenar y a eliminar líquidos, y así evitaremos las piernas hinchadas sobre todo en verano. Algunos componentes a veces son difíciles de encontrar por ello también podemos preparar la bebida y añadirlos en gotas, que podemos encontrar en la farmacia. Contiene: unas hojas vid roja, un puñadito de Cola de caballo, castaño de indias en gotas (unas 20), ginkgo biloba en gotas (unas 20) y un cuarto de pomelo a trozos. Se puede añadir como alternativa a alguno de los ingredientes la ortiga verde, que es diurética y depurativa.

9. Para mejorar el estado de ánimo

Para conseguir una infusión que aporte energía y a la vez mejore el estado de ánimo, hay que mezclar: unas hojas de salvia, hipérico en gotas (es preferible a usarlo directamente de la planta, ya que es ciertamente fotosensibilizante y así controlamos más su acción y pondremos siempre la misma cantidad, unas 20 gotas), un cuarto de pomelo en trozos, que es muy antioxidante y activa el metabolismo. Se puede añadir al final también esta fruta en zumo.

10. Zumo antioxidante

Uno de los zumos más antioxidantes  que existe es el de tomate, que contiene licopeno, gran captador de radicales libres. Se le puede añadir zumo de limón y unos hielos para licuarlo.