fruta-adelgazar

La fruta más buscada del verano ayuda a adelgazar y a acabar con el hambre entre horas

La ciencia confirma que este es el 'snack' ideal para la temporada de calor

by Mariana Chacón

Cuando llega la época en la que los 30º de mínima hacen que la ropa se acorte, las mangas desaparezcan y el bikini se convierta en el uniforme oficial para pasar días tumbada en la playa o piscina, dar con una dieta saludable que ayude a perder peso o a mantener los resultados que conseguiste durante la primavera es un deseo casi universal. Sin embargo, mientras que los desayunos saludables (y deliciosos) o las comidas y cenas en clave healthy son recetas que ya tienes más que aprendidas... ¿Qué pasa con los picoteos entre horas para lo que necesitas ideas que no estropeen tu plan? La solución podría ser la fruta, pero no cualquiera, sino una opción de temporada que ya cuenta con el sello de aprobación de los científicos: la sandía

VER GALERÍA

-Este es el porcentaje de proteína que necesitas en tu dieta para adelgazar más

Es refrescante, sabrosa y una de las frutas más recurrentes para llevarte a la playa. La sandía está de temporada, de hecho, la suya acaba de empezar pues alcanza su punto de maduración perfecto entre los meses de junio a agosto, por eso es una imprescindible en la nevera cuando comienza la estación más calurosa del año. Nela Berlanga, Farmacéutica y experta en Nutrición de KilosOut, la señalaba como una de las mejores opciones para combatir la deshidratación en los días más calurosos: "Es la fruta que más cantidad de agua tiene, un 95%", explicaba la especialista. Además de su capacidad para hidratar al organismo, también ha demostrado sus beneficios para mantener la línea. 

En un estudio publicado en el Natural Health Research Institute, llegaron a la conclusión de que esta fruta aumenta la sensación de saciedad y es una opción perfecta para adelgazar cuando se está en riesgo de obesidad. En la investigación, se analizaron el tipo de snacks que consumían 33 personas que presentaban desde un ligero sobrepeso hasta problemas más graves. Durante cuatro semanas, a un grupo se le ofrecía un aperitivo de sandía para picar entre horas y al otro unas galletas hipocalóricas, ambas opciones sumaban unas 92 calorías de media. 

VER GALERÍA

-6 consejos realistas con los que no volverás a abandonar la dieta

Cuando finalizó el estudio, los expertos controlaron algunos factores que determinan el éxito (o no) de una dieta para adelgazar y los resultados demostraron que aquellos que habían picado sandía entre horas, mostraban una reducción de peso significativa y también se les había estrechado el contorno de la cintura y las caderas. Además, los participantes aseguraban que se sentían saciados tras terminarse su snack de fruta, mientras que muchos de los que consumían las 92 calorías de galletas dietéticas se quedaban con ganas de más cuando las terminaban. 

Aparte de cortarla en trozos, desde la Dehesa el Milagro recomiendan probar los batidos o los smoothies a todas aquellas a las que les cuesta tomarla entera. Y si lo que prefieres es incluirla en el desayuno y evitar los picoteos entre horas, Blanca Entrecanales, fundadora de la granja ecológica, explica que “un zumo de fruta aporta agua, fibra, vitaminas y minerales y si lo transformamos en batido, añadiendo leche o yogur, lo convertimos en fuente de vitaminas (A y D), proteínas y minerales tan importantes como el calcio. Y no solo hablamos de leche de vaca, ya sabes que, si no te gusta o tienes alguna intolerancia, puedes optar por leche de avena, de soja o de almendras, entre otras". 

VER GALERÍA

-Los 5 errores más comunes por los que tu ensalada engorda más de lo que crees

Aunque deliciosos, los batidos y los smoothies pueden resultar algo pesados para tomar entre horas, por eso los psicoterapeutas de Grupo Laberinto revelan el truco con el que consumir fruta de otra manera y de paso acabar con el hambre emocional: "Beber agua sola o con limón, naranja o un toque de fruta es sano, refrescante y sencillamente delicioso. Ocupan espacio en el estómago y entretienen".

Una forma de tomar las 5 piezas recomendadas que el 95% de los españoles no consume, según la compañía de diagnóstico médico Sylab, desde donde describen una dieta perfecta basándose en el "control de los hidratos de carbono, el tipo de grasas - moderando el consumo de grasas saturadas y evitando las transaturadas - y en conseguir el equilibrio de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Además, debe ser muy rica en verduras, hortalizas y frutas de muchos colores, consumiendo entre 8 y 10 raciones de 100 gramos al día".