gisele

Encuentra las mechas que iluminarán tu rubio de forma natural

Los expertos nos aclaran cuáles son las técnicas de coloración para lograr el tono más demandado en las peluquerías españolas

by hola.com

Es el color más demandado en las peluquerías españolas. A pesar de tendencias y nuevas coloraciones, con sus mil y un matices, la melena rubia se mantiene como la estrella, siendo la preferida de casi la mitad de las mujeres que se tiñen el pelo. Nos lo confirma el estilista Alex Sestelo, quien nos cuenta que en España, y sin hacer distinción entre las diferentes edades de la mujer, “sigue siendo (y creo que aún le queda mucho tiempo de vida) el deseo de muchas”. ¿Te preguntas por qué? “Tiene un abanico enorme de tonos, reflejos y matices distintos. Con él se consigue iluminar fácilmente cualquier color de pelo y de piel, es de esos tonos que tienden a dulcificar las facciones y suavizar los pequeños defectos. Por ello y porque es tremendamente adictivo, siempre es y será el más demandado y, por tanto, el más usado es las peluquerías”, apunta la peluquera Diana Daureo. Eso sí, tal y como nos explica Alex Sestelo, a día de hoy la búsqueda por un rubio de efecto natural se ha convertido en tendencia. Y así es como se puede conseguir.

Lee también: ¿Sabes cuáles son las mechas que mejor sientan a tu corte de pelo?

La importancia de tener en cuenta la base

Claro está, no todo el mundo puede pretender conseguir un rubio al más puro estilo Gisele Bündchen -posiblemente el dorado más deseado- a la primera sin tener en cuenta una serie de factores importantes, entre ellos el color de la base natural. "Nosotros intentamos siempre no cambiar la base de la clienta, a no ser que sea necesario porque tienen muchísimas canas y no las quieren ver,  para no castigar el cabello y no hacer dos procesos químicos. Por eso si podemos hacer solo mechas, empezamos haciéndolas y siempre adaptándolas a la piel, a los ojos, un poco al conjunto e incluso al corte”, nos explica Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez. “Es lo más demandado en las peluquerías, porque suaviza, da contraste y movimiento en la melena. Por eso, nosotros siempre trabajamos el rubio no en bloque sino con estas técnicas que mezclan tonos. Es bonito ver que de raíz a puntas hay contraste, sobre todo para verano, con la punta más clara. La idea es conseguir el efecto del sol en las playas. Favorece y no exige tanto castigo en la punta, pues cuando vienes a hacerte un retoque, haces un gloss en la punta para darle brillo y matizar los tonos indeseados, pero sin aclarar de nuevo”, nos cuenta María Baras, directora creativa de Cheska.

El 'balayage', la técnica más buscada

El director de Maison Eduardo Sánchez nos explica por su parte que para lograr un rubio natural y luminoso la clave está en personalizar el matiz teniendo en cuenta la tonalidad de la piel, los ojos y la base natural del cabello. “Con estas premisas, nosotros realizamos el color con la técnica del balayage, con pincel y a mano alzada en la que vamos ‘dibujando’ el tono perfecto y más natural”, explica. Nos anticipa así la que sigue siendo una de las opciones más solicitadas en los salones para conseguir esa ansiada naturalidad. “Sigue siendo la técnica favorita para conseguir este efecto de rubio natural y con toques de luz", nos cuenta Vanessa Ojeda, peluquera y directora de YöY Cosmetics. "Con ella conseguimos dar esos toques de luz donde deseemos y así evitar las rayas marcadas de mechas. El tiempo entre retoques aumenta considerablemente porque la raíz se difumina bastante”, cuenta Ojeda. Además, es una coloración que sienta especialmente bien a bases oscuras o castañas (el color de la mayoría de las españolas), "porque trabaja mechas finas con tonalidades desde la raíz a las puntas que se integran perfectamente por toda la melena, logrando un efecto bastante natural alejado de las coloraciones monocromáticas".

Las 'babylights', toques suaves de luz en la melena

Pero hay más alternativas y dependerá de tu peluquero de confianza elegir las que mejor te van. "Si la base es rubia o castaña clara, la técnica de las mechas babylights es perfecta para iluminar de una manera más sutil porque, como mucho, se bajan dos tonalidades del color de la base para aportar toques de luz por toda la melena", nos cuenta la experta de Aquarela. Mientras, Diana Daureo propone su variante de esta técnica que ha bautizado cmo Baby blond, "unos reflejos que ayudan a conseguir los reflejos rubios de la niñez perfectos por la naturalidad y luminosidad que aportan al cabello”, y que se personalizan en cada caso. Así, si hablamos de tonalidades de base castañas, nos cuenta que se utilizan entre dos y tres tonos más claros, mientras, en el caso de los rubios, entre tres, cuatro e incluso cinco. Por último, en las bases más morenas, elegir un par de tonos más claros será suficiente.

¿Y dónde conviene aplicar estos reflejos? Diana Daureo cuenta que en los mechones que enmarcan el óvalo facial, pues es la zona que más luz aporta. También en la sien y las patillas, donde hay que apostar por los reflejos muy finos. Por último, en la frente, son preferibles los reflejos en degradé, tanto si se tiene flequillo, como si no. Nos habla también de la edad. “De los 20 a los 40, es la época en la que queremos probar cosas nuevas. Pero algunas pueden hacernos envejecer de manera prematura. Un Baby Blond a tiempo es ideal para restar años”, cuenta la peluquera Diana Daureo, quien nos explica que “de los 40 en adelante es la etapa en la que comienzan a aparecen las canas. Para las que se tiñen de manera asidua se podrá adaptar la tonalidad de la coloración habitual con reflejos Baby Blond en la zona elegida”.

¿Influye el color de la piel?

Tal y como nos explica Diana Daureo, el color de la piel determinará el tono de los reflejos con el objetivo de conseguir un color natural y favorecedor.
- Pieles claras y pálidas: lo idóneo es aplicar reflejos más cálidos al color de base, sin que estos sean muy claros, pues en lugar de iluminar tendríamos el efecto contrario.
- Pieles pálidas rosadas: admiten muy bien los tonos avellana y ceniza.
- Pieles claras y cetrinas: los tonos dorados y miel les aportarán más luz.
- Piel morena clara: los rubios oscuros con matiz dorado o caramelo endulzarán el rostro.
- Piel morena oscura: los tonos chocolate y café lograrán ese efecto sun kissed sobre el cabello.

¿Cómo mantener ese rubio en casa?

Los expertos insisten en que hay que tener en cuenta que durante esta época del año, el pelo necesita un extra de hidratación constante, porque sufre mucho con el sol y aún más en los próximos meses con el salitre del mar o el cloro de la piscina. Diana Daureo recuerda que la hidratación es tan vital para el cabello como lo es para la piel: “Una melena sin agua es igual a un pelo seco, sin brillo y con mucha más facilidad para partirse”. Alex Sestelo recomienda tratamientos y mascarillas que aporten aminoácidos y humectantes, y que “en su formulación contengan protección solar para no alterar el color obtenido en el salón”. Además, Eduardo Sánchez puntualiza que “los cabellos coloreados deben lavarse con un champú específico que reduzca la oxidación, fije los pigmentos y los proteja. El uso de protectores térmicos antes de utilizar herramientas de styling, en el caso de los coloreados su uso es obligado. Además, yo no recomiendo el uso de planchas porque al estar tratados químicamente, pasarle una plancha supone mucho castigo para la fibra capilar”.