¿’Comerse’ los cuadros más famosos del Museo del Prado? ¡Sí, es posible!

¿’Comerse’ los cuadros más famosos del Museo del Prado? ¡Sí, es posible!

Lo es gracias a la iniciativa puesta en marcha por el hotel The Westin Palace Madrid. Bajo el nombre de ‘Cocinando el Prado’, se trata de un menú cuyos platos se inspiran en algunas de las obras más conocidas de la pinacoteca madrileña. ¿Quieres descubrir a qué saben ‘Los Borrachos’ o ‘La maja desnuda’? Te contamos dónde, cómo y cuándo.

By

Solo los grandes cocineros son capaces de enfrentarse a los retos más complicados. Y éste, sin duda, lo era. Y es que… ¿cómo trasladar a una receta la esencia de algunos de los cuadros más famosos del mundo? Es el enorme desafío al que ha tenido que enfrentarse José Luque, chef ejecutivo de The Westin Palace de Madrid.

VER GALERÍA

El lujoso hotel capitalino ha querido sumarse a los actos de conmemoración que este año celebra el Museo del Prado con motivo de su bicentenario (la pinacoteca abrió sus puertas en 1819), y para ello ha optado por una iniciativa de lo más sabrosa y original: la creación de un menú llamado ‘Cocinando el Prado’ que estos días se puede disfrutar en el restaurante ‘La Rotonda’ del hotel, y que se compone de seis platos inspirados en famosísimas obras albergadas en el museo madrileño.

Así, con la ayuda de la historiadora del arte Elisa Sopeña, Luque ha conseguido traducir en sabores la genialidad de maestros de la talla de Goya o Velázquez, dando vida a un menú que es puro arte. Un maravilloso diálogo entre pintura y cocina que se materializa en recetas tan apetecibles como éstas:

'Sangría de frutas de temporada' (Inspiración: Los Borrachos o El Triunfo de Baco. Veláquez)

Es, sin duda, uno de los cuadros más conocidos del maestro sevillano Diego Velázquez. Nos referimos a Los Borrachos o El triunfo de Baco (1628-1629). Una alegoría sobre el vino, que ha inspirado al chef para la realización de una refrescante sangría con frutas aromáticas, perfecta para dar la bienvenida a los comensales (preparando su paladar para las otras cinco experiencias gastronómicas que se sucederán a continuación).

VER GALERÍA

VER GALERÍA

'Carpaccio de gamba blanca con cítricos de Valencia'. (Inspiración: Chicos en la playa. Sorolla)

La fascinación por la luz del Mediterráneo que tantas veces reflejó en sus lienzos Joaquín Sorolla sirve como punto de partida para la elaboración de un entrante que evoca la belleza, sabores y colores de las playas de Valencia. Se trata de un carpaccio de gambas con algas y cítrícos valencianos que recrea visualmente la apariencia del litoral reflejado en esta obra, Chicos en la playa, fechada en 1909.  

VER GALERÍA

VER GALERÍA

'Lubina desnuda al pilpil sobre cama de patata'. (Inspiración: La maja desnuda. Goya)

La famosísima obra de Goya, La maja desnuda (1795-1800) lleva al chef a desnudar de su piel a una lubina y colocarla sobre un lecho de patatas que evoca en el plato el canapé en el que el pintor aragonés representó a su bella modelo. Un ligero pilpil completa el tributo a esta celebérrima pintura que permitió a Goya interpretar la tipología tradicional de la Venus acostada.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

‘Gola de moussaka y jugo de ouzo'. (Inspiración: El Caballero de la mano en el pecho. El Greco).

Uno de los elementos que más llama la atención del famosísimo lienzo El Caballero de la mano en el pecho (1578-1580) es la imponente gorguera que luce el protagonista en su indumentaria, esto es, el cuello rígido y redondo (tan usado en la Europa occidental de los siglos XVI y XVII). El chef Luque se inspira en ella para la creación de una gola realizada con hojaldre ligero. Además, para homenajear los orígenes del artista cretense, en el centro de la crujiente masa horneada se presenta una moussaka que se acompaña con jugo de ouzo (licor anisado típico de Grecia).

VER GALERÍA

VER GALERÍA

'Algodón de azúcar con cacao'. (Inspiración: Agnus Dei. Zurbarán)

Luque homenajea aquí la asombrosa capacidad de Zurbarán para recrear texturas con un prepostre elaborado con algodón de azúcar. La idea es simular la apariencia de la piel del cordero merino que protagoniza su famosa obra Agnus Dei (1635-1640).  Las zonas sombreadas de la piel del animal son llevadas al plato gracias al uso de cacao espolvoreado.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

'El jardín del chef'. (Inspiración: El jardín de las delicias. El Bosco).

Frutos rojos, delicados pétalos, chocolate en diferentes texturas… Son algunos de los elementos con los que Luque ha querido evocar el escenario natural y los placeres efímeros de los que disfrutan los personajes representados en el famosísimo tríptico El jardín de las delicias (1490-1500). Una de las obras más fascinantes y misteriosas de El Bosco que, en este caso, adquiere forma de tentador postre.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Si ya se te ha hecho la boca agua y te apetece hincar el diente a tan artístico menú puedes hacer las reservas a través del mail reservas.palace@westinhotels.com o del teléfono 91 360 7667. Su precio es de 48 euros (25 euros más si lo acompañas con las propuestas de maridaje que han ideado especialmente para la ocasión los expertos de las Bodegas González Byass).

 

Más noticias
Imagen 1

Visita el mercado gastronómico del champán Ruinart en Madrid amadrinado por Tamara Falcó

Imagen 1

Dale al 'play', porque la televisión también puede ser muy 'gastro'

Imagen 1

'MasterChef Celebrity' manda a todos los concursantes menos a uno a la prueba de eliminación

Imagen 1

La Chef Macarena de Castro se encargará del menú de la boda de Rafa Nadal y Mery Perelló

Imagen 1

‘Tips’ muy sencillos para reconocer un buen pan en cuestión de segundos

Imagen 1

Ramón Freixa recupera el sabor de la comida para pacientes con cáncer

Imagen 1

Sabores de ida y vuelta

Imagen 1

Ana Milán y la otra versión del rifirrafe con Vicky Martín Berrocal: 'El pique no es broma'

Imagen 1

Estas son las mejores palmeras de chocolate a las que hincarle el diente

Imagen 1

Los mejores libros 'gastro' para disfrutar este otoño

right-arrow
left-arrow