Ocho recetas perfectas para los amantes del queso italiano

Ocho recetas perfectas para los amantes del queso italiano

Haz de estas variedades italianas un imprescindible en tu cocina y sorprende a tus invitados con estas deliciosas preparaciones

By

El queso es uno de los ingredientes estrella de la cocina italiana. Más allá de la famosa mozzarella imprescindible en las pizzas, sus variedades son incontables. Burrata, ricotta, gorgonzola, parmesano, mascarpone… todos ellos distintos y deliciosos por sí mismos e indispensables para dar un toque único a numerosas recetas, ya sean dulces o saladas. Se pueden encontrar fácilmente en cualquier superficie comercial o queserías especializadas para que hagas de ellos un ‘must’ en tu cocina. Desde aquí te proponemos estas sencillas y sabrosas recetas para conquistar a tus invitados con su sabor. ¿Te atreves a prepararlas?

BURRATA

A veces confundimos Mozzarella con Burrata y viceversa. Pero son dos tipos de quesos diferentes. Se llama Burrata porque su cremosa textura recuerda la de la mantequilla, que en italiano se dice 'burro'. La Burrata es mucho más cremosa, suave y con más cantidad de materia grasa que la Mozzarella pero, aunque se elaboran de formas parecidas, provienen de regiones diferentes: la Mozzarella se elabora en la región de Campania, en las provincias de Caserta y Salerno, mientras que la Burrata está elaborada en la región oriental de Apulia, en el sur de Italia más cerca de Bari.

Pizza de burrata, rúcula y nueces

Aunque la burrata puede consumirse sóla con un chorrito de aceite y unas escamas de sal, si la añades, junto a unas hojas de albahaca, con un ligero golpe de horno justo antes de servir esta pizza, el resultado es delicioso.

VER RECETA

MOZZARELLA

Este es uno de los quesos italianos más conocidos fuera de sus fronteras. Su nombre viene del verbo italiano 'mozzare' que significa separar una parte de otra y es que es su elaboración eso es lo que sucede. Pertenece a los tipos de queso de pasta hilada, como la Burrata, y se elabora a partir de leche de búfala, vaca u oveja pasteurizadas a las que se le añaden fermentos lácticos y cuajo. Esta cuajada se calienta y se convierte en una pasta hilada que se estira a mano hasta formar un ovillo para introducirla después en una salmuera fría donde coge el punto exacto de sal y acidez. Es menos cremosa que la Burrata y de sabor más neutro pero es mucho más versátil. 

Ensalada 'caprese' de sandía

VER RECETA

GORGONZOLA

Este queso azul de pasta cruda, con Denominacion de Origen Protegida, sólo se produce en las regiones del Piamonte y Lombardía, en el norte de Italia y únicamente puede elaborarse con la leche de las ganaderías de estas provincias. Es un queso cremoso, suave pero ligeramente picante y va perfectamente con recetas tanto dulces como saladas. 

Hojaldre de peras y gorgonzola

El gorgonzola también es ideal para elaborar salsas o incorporarlo a ensaladas o combinándolo con frutas como la pera, quizá la mejor combinación posible. VER RECETA

RICOTTA

Blando y granuloso, así es el ricotta, un tipo de queso fresco que no se prensa, ni se sala ni se madura. Su sabor es muy suave, convirtiéndose en uno de los quesos preferidos para elaborar postres. Es lo más parecido a lo que conocemos como requesón y se puede utilizar para untar tostas o panes, como relleno de pastas, para elaborar salsas, en ensaladas... funciona bien tanto con platos dulces como con salados. 

Pasta con ratatouille y ricotta

Con una base de ratauille y queso ricotta vamos a elaborar esta deliciosa receta de pasta. Súper fácil e ideal para que los menos amantes de las verduras las consuman de una forma muy apetecible. Apunta bien los ingredientes para que no te falte nada y ¡manos a la obra!

VER RECETA

PARMIGGIANO REGGIANO

¿Quién no conoce el queso Parmesano? Pero, ¡ojo! el auténtico, que de este queso hay más imitaciones que de bolsos de Louis Vuitton. Este queso de pasta dura es uno de los más utilizados en la cocina italiana. Amparado bajo la DOP Parmigiano Reggianoes un queso totalmente natural, medio graso y que s emadura un mínimo de 12 meses lo que hace que su contenido en lactosa sea bajo, siendo un queso apropiado para intolerantes a este componente. Rallado, en lascas, en risottos, en la salsa pesto...siempre resulta delicioso.

Huevos revueltos con espinacas y parmesano

Los huevos revueltos son un comodín que se pueden preparar con numerosos ingredientes y que los puedes tomar en cualquier momento del día. En esta receta, te animamos a cocinarlos con espinacas, queso parmesano y maíz. Una propuesta todoterreno que gustará a la mayoría de públicos.

VER RECETA

GRANA PADANO

Primo hermano del Parmiggiano Reggiano con el que comparte método de elaboración y maduraciones, ambos se elaboran con leche cruda de vaca, tienes la misma textura granilosa y además, se presentan en grandes ruedas compactas pero, se diferencian, entre otras cosas, en la raza del ganado: el Parmigiano Reggiano solo permite cuatro razas de vacuno: la frisona italiana, la blanca de Módena; la roja de Reggio y la bruna, todas autóctonas, mientras que el Grana Padano no contempla ninguna raza bovina exclusiva en su elaboración. La diferencia más importane está en el pasto que comen esas vacas: las que se utilizan para elaborar Parmiggiano sólo pueden comer pasto fresco y heno mientras que las de Grana Padano además pueden consumir ensilados, es decir forrajes a base de maíz, trigo, alfalfa, cebada... Esto es prácticamente inapreciable para la gran parte de los mortales y ambos quesos son excepcionales. Tú decides cuál te gusta más.

Ensalada de arroz con verduritas de verano y queso Grana Padano

Con esta ensalada de arroz y verduras, acompañada de Grana Padano, triunfarás en tus comidas de verano. Es súper sencilla de preparar y el resultado es realmente delicioso. Refrescante, saludable y muy completa, perfecta para servir incluso como plato único. ¡Tienes que probarla!

VER RECETA

MASCARPONE

Es el queso utilizado para realizar el archiconocido Tiramisú. Es un queso fresco elaborado con leche de vaca que presenta  una textura muy cremosa y un sabor dulce, de hecho hay quién dice que no se le puede considerar queso...para nosotros, lo es.

Tiramisú helado

Versión helada de uno de los postres italianos por excelencia, que hace bastante calor y apetece algo más fresquito. La única diferencia es que necesitarás más tiempo para conseguir la textura que buscamos, deberás congelar durante una noche. Por tanto, haz hueco en tu congelador ¡y a por ello!

VER RECETA

PECORINO

Se elabora en el sur de Italia con leche de oveja (cocida o cruda). En italiano la palabra 'pecora ' significa oveja. Tiene un sabor fuerte, potente y bastante salado con toques picantes. Es un queso que se utiliza casi siempre rallado o en lascas sobre pasta u otras preparaciones como la que te recomendamos.

Polenta cremosa con ajo asado y queso Pecorino

La polenta es harina de maíz que puedes preparar con agua, leche o caldo y darle más o menos densidad para que quede más cremosa o más sólida. En este caso, la preparamos con agua, leche, ajo asado y queso Pecorino.

VER RECETA