Postres con gelatina, la merienda perfecta para los más pequeños

Postres con gelatina, la merienda perfecta para los más pequeños

Cada vez hay que echarle más imaginación para sorprender a nuestros hijos con ideas coloridas, refrescantes y deliciosas. Estas recetas lo consiguen y con nota

By

La gelatina es un alimento muy sano y natural, sus beneficios para el organismo son numerosos y tiene un poder saciante que puede ayudarnos con nuestra dieta o, simplemente, a llenar nuestro estómago durante las eternas tardes del verano. Sí, os las vamos a proponer como merienda.

No tiene colesterol ni grasa y si las haces en casa, en vez de salir corriendo al supermercado a por ellas, apenas contendrán azúcar más allá de la propia de las frutas que utilices para darles sabor. Porque eso sí, necesitarás de ellas para conseguir que sean deliciosas y coloridas. Perfecto para que a los más pequeños les entren por los ojos y no quieran otra cosa a media tarde.

Beneficios de comer gelatina en la merienda

La gelatina es un producto que nos aporta vitaminas (son fuente de vitamina C o, incluso de vitamina D si eliges las últimas opciones que llegan al mercado con sabor a arándanos) y minerales, lo que nos reporta grandes beneficios para el sistema digestivo y óseo, además de contribuir en el proceso de división celular. Tiene un alto contenido en proteínas, si las haces en casa no llevan colorantes artificiales, azúcares añadidos o conservantes, con lo que se convierte en un snack o postre muy saludable y, en verano, bien fresquito.

Recetas con gelatina para merendar

La gelatina (o todas sus variedades, que puedes conocer pinchando en este enlace) se ha convertido en un ingrediente que nos permite crear platos con mucho sabor que, aunque pueden ser salados, es perfecto para nuestras creaciones más dulces. Si utilizas la neutra, simplemente conseguirás consistencia, pero si, además, le das algo de sabor, tendrás un postre en sí mismo. Te vamos a proponer unos cuantos.

Paso a paso: polos helados de gelatina de arándanos

Unos helados con yogur pueden quedar deliciosos si les añadimos un poco de fruta (en este caso, unos arándanos) y gelatina, para darle una textura algo diferente y solidifiquen rápido. ¿A que no habías pensado en esta mezcla?

VER RECETA

Paso a paso: panna cotta con gelatina de kiwi

Aunque este postre italiano suele servirse siempre acompañado de frutos rojos, en verano se nos antoja darle más color con una gelatina hecha a base de kiwi, una fruta que, en nuestro país, se cultiva tanto en las Islas Canarias como en las Baleares. Está repleta de vitaminas y es deliciosa.

VER RECETA

Paso a paso: sandía en gelatina

Esta receta es, cuanto menos, muy divertida y vistosa. En ella sustituimos la pulpa de sandía por una mezcla de gelatinas con sabor a esta fruta de verano para servirla en cualquiera de nuestras reuniones. A los niños les encantará. Lo único que tienes que tener es un poco de maña para conseguir su forma, pero es más fácil de lo que parece.

VER RECETA

Paso a paso: gelatina de frutos rojos

Por quedarnos con uno de los postres más clásicos, vamos a proponerte también una gelatina de frutos rojos, fácil de hacer y muy rápida, pues solidifica nada más enfriarse. Sírvela en pequeños vasitos, como una deliciosa merienda en monodosis.

VER RECETA

Paso a paso: tartaletas heladas de gelatina de frutas

Como ya hemos visto en nuestra primera receta, el yogur y la fruta es una de las mejores combinaciones para una merienda. Y, en esta receta, podemos combinar ambos ingredientes en unas deliciosas tartaletas frías para lo que nos ayudamos con la gelatina.

VER RECETA

Paso a paso: melocotones en gelatina de frambuesa

Mucha fruta y un poco de gelatina para hacerlo más divertido. Así es este postre, que bien puede servirte de merienda o snack saludable para cuando tus hijos te pidan algo con mucho sabor.

VER RECETA