dietas-milagro-habitos-vida-saludable

Propósito para 2019: el milagro de la 'no-dieta'

Conseguir un peso saludable durante todo el año no es solo cuestión de apuntarse a un gimnasio y, ni mucho menos, de seguir alguna de esas dietas que prometen resultados inmediatos, sino de una alimentación adecuada mantenida en el tiempo

by Blanca García-Orea, dietista y nutricionista

Si has cerrado este último periodo de fiestas con algún que otro kilo de más, puede que se te pase por la cabeza (o por delante de tus ojos) alguna de las muchas dietas milagro que existen, pero recuerda: este tipo de dietas, de resultados rápidos y apenas esfuerzo, no son nada saludables y tu tiempo con ellas tiene los días contados. Repetir el mismo camino varias veces al año es agotador y puede generar mucha ansiedad e, incluso, un importante déficit de nutrientes, pérdida de masa muscular y mayor riesgo de lesiones, disminución de la concentración o dificultad para dormir. Junto a esta tentación, seguro que has pensado ¿y si me apunto a un gimnasio? Sí, pero ten en cuenta que conseguir llegar y mantener un peso saludable sin una alimentación adecuada te impedira alcanzar el objetivo deseado.

Lo mejor que podemos hacer es desarrollar un proyecto de vida que genere unos buenos hábitos alimenticios que aporten salud, bienestar físico y mental, además de resultados duraderos. Todos los cambios suponen un esfuerzo de adaptación, pero la consecución de metas y la modificación a nivel físico de nuestro organismo, será precisamente lo que nos motive. Por eso, debemos ponernos objetivos alcanzables y que nos hagan sentir bien; será la base de la perseverancia la que nos lleve a conseguir el cambio.

Paso a paso: ensalada de legumbres y verduras salteadas

 

OBJETIVOS REALES A LARGO PLAZO

Los siguientes objetivos serán, sin duda, tu verdadero milagro para recuperarte de los excesos navideños y mantenerte en un peso saludable:

  • Elige siempre alimentos naturales.
  • Disminuye paulatinamente la cantidad de azúcar añadida a tus comidas hasta verte capaz de eliminarla por completo.
  • Ojo con los productos que se etiquetan como light, ya que suelen sustituir las grasas que eliminan con azúcares.
  • El agua será tu mejor alidada. Consume al menos un litro y medio por día.
  • No te olvides de las legumbres: aportan fibra, proteínas y son muy saciantes.
  • Consume cereales de grano entero o integrales, ya que tienen mayor efecto saciante y te aportarán carbohidratos de mayor calidad y mejor asimilación.
  • Utiliza grasas vegetales o de calidad, como el aceite de oliva virgen extra, el aceite de coco bio orgánico o el aguacate.
  • Los frutos secos pueden ser un buen aliado de media mañana. Eso sí, nunca fritos, con sal o con azúcares añadidos. Y vigila siempre las cantidades (por ejemplo, tres nueces al día es una ración perfecta).
  • Los vegetales deben ocupar el mayor porcentaje de todas nuestras comidas, ya sean crudos o hervidos, y siempre acompañados por proteínas.
  • Incluye dos o tres piezas de fruta a lo largo del día, que podrás comer a cualquier hora gracias a su efecto saciante.
  • Sin duda, añade ejercicio físico a tu rutina diaria y duerme bien. El descanso adecuado es esencial.
  • En caso de tener alguna enfermedad, disfunción o no poder llevar a cabo un cambio importante en tus hábitos, es recomendable que consultes con profesionales de la nutrición, pero acuérdate: las dietas milagro no existen.

ASÍ ES UN PLATO DE UNA ‘DIETA NO-MILAGRO’

Además del Menú Semanal que te proponemos cada lunes, hay una infinidad de recetas que incluyen muchos de estos objetivos saludables y alcanzables de los que te hablo. Si quieres un par de ejemplos, pincha más abajo.

VER RECETA

Paso a paso: manzana asada con canela

 

Paso a paso: brochetas de piña y cordero