COCINA  /  RECETAS
Tarta Guinness
 / 
clock 03:15 | easyFácil

Tarta Guinness

12 PORCIONES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Se trata de una adaptación de las clásicas tartas de chocolate con ron o 'whisky' en la que apenas notarás el sabor de este ingrediente alcohólico, pero si la humedad característica que le da al bizcocho su incorporación. Esta sabe a cacao, queso crema y, quizás, un suave gusto final a la cerveza negra más famosa del mundo.

Para el bizcocho
  • 1 unidad de Cerveza negra Guinness
  • 500 g de Mantequilla
  • 150 g de Cacao
  • 750 g de Azúcar blanco
  • 300 g de Crema agria
  • 550 g de Harina
  • 4 ud de Huevos
  • 1 cucharadita de Bicarbonato
Para la crema de queso
  • 300 g de Queso crema
  • 125 g de Nata para cocinar
  • 150 g de Azúcar blanco
BIZCOCHO DE CACAO
  1. 1.

    Precalentamos el horno a 180 °C.

  2. 2.

    Mezclamos los huevos con el azúcar, buscando crear una crema blanquecina; montando las claras bien con unas varillas eléctricas.

  3. 3.

    Ponemos al fuego un cazo y vertemos en él la cerveza Guinness, la mantequilla, el cacao, removiendo poco a poco. Subimos un poco el fuego para que la cerveza pierda su alcohol y, una vez esté todo bien caliente y empiece a hervir, vamos añadiendo la harina tamizada con el bicarbonato.

  4. 4.

    Lo mezclamos todo bien y agregamos la crema agria, bajando la temperatura del fuego a la mitad. Incorporamos entonces la primera crema blanquecina de azúcar y huevos. Es importante que sigamos removiendo para no perder la esponjosidad

  5. 5.

    Repartimos la crema sobre el molde y lo horneamos durante unos 50 minutos. Hay que tener en cuenta que, en esta tarta en concreto, buscamos una textura algo cruda por el centro, por lo que al pinchar el bizcocho, no tiene por qué salir del todo limpio. Dejamos reposar en la nevera un par de horas.
CREMA DE QUESO
  1. 1.

    Mientras, vamos preparando la crema de arriba con un poco de queso untable (puede ser Philadelphia, un queso fresco muy cremoso, etc.) y nata líquida para que la mezcla nos quede más untuosa y no empalague demasiado. Por eso, es importante que vayamos añadiendo azúcar muy poco a poco. Batimos bien, pero sin montar demasiado (el queso, en realidad, no nos lo permite).

  2. 2.

    Se deja enfriar en su recipiente dentro de la nevera.
PRESENTACIÓN
  1. 1.

    Pasadas un par de horas, podemos repartir la crema por la parte superior del bizcocho para terminar nuestra tarta.