COCINA  /  RECETAS
Helado de avena y nueces
 / 
clock 05:35 | easyFácil

Helado de avena y nueces

6 PORCIONES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

La base de esta receta de helado casero está en los copos de avena. En este caso, os recomendamos los más suaves que encontréis en el mercado, pues son perfectos para pasteles, galletas, e incluso para este tipo de dulce veraniego. Y, aunque no deja de ser un helado, no lleva azúcares añadidos y todos sus ingredientes son naturales. Un helado muy 'realfooding'.

  • 625 ml de Leche
  • 6 ud de Dátiles medjoul
  • 1 unidad de Canela en rama o media cucharadita de canela molida
  • 50 g de Copos de avena suave (como los de Avena Kölln)
  • Miel
  • Nueces picadas
  • Vainilla natural (opcional)
  1. 1.

    Ponemos la leche en un cazo a fuego medio. Añadimos los dátiles sin hueso, la vainilla y la canela (si queremos darle un toque más dulce podemos añadirle vainilla) y dejamos que caliente durante unos 10 minutos a fuego suave sin que llegue a hervir.

  2. 2.

    Cogemos el cazo, sacamos la rama de canela y la vainilla y lo trituramos con una batidora hasta que quede muy fino.

  3. 3.

    Volcamos nuevamente en el cazo el contenido y llevamos a fuego medio. Añadimos los copos de avena y mezclamos durante unos minutos, sin que llegue a hervir, hasta que veamos que comienza a tomar una textura de crema untuosa.

  4. 4.

    Apartamos del fuego, tapamos y dejamos que enfríe. Una vez que esté completamente frío, lo metemos en el congelador durante un mínimo de 4 horas.

  5. 5.

    A continuación, ponemos la crema en un recipiente (de cristal y rectangular preferentemente para que nos sea más fácil hacer las bolas de helado), y lo dejamos reposar durante 1 hora.

  6. 6.

    Pasado este tiempo, removemos la mezcla y lo metemos de nuevo en el congelador. Tendremos que repetir este paso cada media hora, hasta que veamos que el helado está hecho.

  7. 7.

    Para terminar, decoramos con unos hilitos de miel y nueces troceadas.