COCINA  /  RECETAS
'Pâte en croute'
 / 
clock 01:30 | easyFácil

'Pâte en croute'

8 PORCIONES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!
By

Esta receta de origen francés tiene muchas variantes regionales que se diferencian, sobre todo, por el tipo de paté (pâte) del interior, que puede ser de diferentes carnes de ternera, cerdo o aves. No es más que un pastel de carne, con un exterior crujiente gracias al hojaldre, que nos puede servir como un exquisito entrante o, acompañado de guarnición, como un auténtico plato principal. Podéis usar la carne que más os guste o mezclar varias, como en este caso. Y de guarnición, unas patatas hervidas o pepinillos es la mejor opción. Para servirlo, lo mejor es hacerlo a temperatura ambiente, ni caliente ni frío.

  • 800 g de Carne picada (mitad de cerdo, mitad de ternera y picada dos veces a máquina)
  • 0.5 unidad de Puerro
  • 1 unidad de Chalota
  • 1 tallo de Apio
  • 60 ml de Coñac o vino oloroso
  • 100 g de Jamón serrano en lonchas
  • 80 g de Pistachos pelados
  • 1 cucharada de Mostaza de Dijon
  • 0.5 cucharadita de Nuez moscada
  • 1 unidad de Huevo
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 0.5 cucharadita de Romero picado
  • 2 láminas de Masa de hojaldre
  • 1 unidad de Yema de huevo
INFORMACIÓN NUTRICIONAL
  1. 1.

    Precalentamos el horno a 180 ºC.

  2. 2.

    Picamos finamente el puerro, el apio y la chalota, y hacemos lo mismo con el jamón serrano. Reservamos.

  3. 3.

    Engrasamos un molde rectangular, lo forramos bien con papel vegetal.

  4. 4.

    En un bol grande, ponemos la carne, las verduras picadas, el jamón serrano, los pistachos, el coñac o vino, el huevo y la mostaza de Dijon. Mezclamos bien, hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.

  5. 5.

    Añadimos la sal y la pimienta negra recién molida, la nuez moscada, el romero picado y volvemos a mezclar.

  6. 6.

    Forramos el molde con una plancha de hojaldre, cuidando que todas las paredes queden bien cubiertas: una plancha para forrar el fondo y los lados más largos, dejando por fuera lo que sobre de hojaldre sin cortarlo.

  7. 7.

    Cortamos dos trozos de hojaldre de la otra plancha para forrar los lados más cortos del molde, dejando también un borde de masa por fuera y cerrando bien las uniones para que todo quede sellado. Volcamos la carne sobre el molde, cuidando que todas las esquinas queden bien rellenas.

  8. 8.

    Con el hojaldre sobrante, cortamos una tapa que sea 1 cm por cada lado más grande que el molde y la colocamos sobre la carne. Con ayuda de los dedos, cerramos los bordes doblándolos sobre sí mismos hasta formar un cordón.

  9. 9.

    Con ayuda de un cuchillo, cortamos una círculo de unos 2 cm de diámetro en el centro de la tapa para que haga de chimenea y evapore por ahí todo el caldo que la carne irá soltando al ir cociéndose. Con los restos de masa, cortamos unos adornos en forma de hoja para decorar la tapa.

  10. 10.

    Batimos una yema de huevo con una cucharada de agua y, con ayuda de un pincel de cocina, pintamos toda la superficie de la tapa y los bordes.

  11. 11.

    Horneamos durante 1 hora y 15 minutos, hasta que la masa esté dorada y crujiente. Si hay mucho líquido condensado en el hueco, hay que secar con un papel absorbente.

  12. 12.

    Transcurrido este tiempo, dejamos reposar en el molde hasta que se enfríe y, luego, al menos par de horas en la nevera o toda la noche antes de desmoldar y servir.