¿Sabes lo que es y en qué se diferencia de una pizza? Te desvelamos todos los secretos de este pan italiano para que puedas preparar la tuya

By

Prima hermana de la pizza, la focaccia fue quizás mucho más famosa que la primera en algunos escritos encontrados 200 a.C.; sin embargo, su origen es completamente incierto. Se sabe que los genoveses consumían este pan en plena misa y que, siglos después, era uno de los productos más vendidos entre los piratas que ocuparon la región de Liguria. Pero, al margen de estas historias, lo único que podemos confirmar es que proviene del norte de Italia. Sí, como la pizza. Y, como ella, cuenta con muchas variantes y posibilidades. Vamos a descubrirlas, porque aunque todas tengan los mismos ingredientes -agua, harina, sal y levadura fresca-, pueden ser muy distintas.

¿Qué es una focaccia?

Una focaccia es una especie de pan bien gordito que, en Italia, se consume como alternativa al propio pan, a cualquier hora del día o de la noche. No necesita demasiados ingredientes y se cubre, por lo general, con hierbas provenzales. Por su forma de leudar, es muy fácil de conservar (dura semanas) y, según la región del país en el que pidas una, encontrarás una receta de focaccia tradicional que les es propia y que se guarda celosamente. 

Puede ser dulce o salada (es más típica esta última) y admite casi cualquier ingredientes; desde quesos y embutidos hasta verduras como los tomates o las alcachofas. Hierbas aromáticas todas las que quieras, pero destacan el orégano, el tomillo y el romero. Y, por supuesto, no te olvides de uno de sus aderezos principales: el aceite de oliva virgen extra. Dependiendo de cuál elijas, podrás comerla a una hora u otra del día, pero en algunas partes de Italia se desayuna. Sí, a base de cebolla y bien empapada en uno de sus famosos cappuccinos.

Paso a paso: focaccia al romero sin levadura

Si eres novato en esto de las masas italianas, empieza con esta en la que no necesitas levadura, pero sí cerveza para conseguir que suba un poco. Ya sabes, si no encuentras un producto en el supermercado, encontrarás otro.

VER RECETA

¿En qué se diferencia la focaccia de la pizza?

Aunque tanto pizzas, como focaccias como nuestras tradicionales cocas son todas parte de una misma familia, existen diferencias según los tiempos de fermentación de sus masas, la cantidad de los ingredientes, su forma y su grosor.

  • La focaccia suele tener una forma rectangular, ni ovalada como la coca ni redonda como la pizza.
  • El grosor de una focaccia es mucho mayor que el de la pizza, por lo que su tiempo de horneado aumenta.
  • Las focaccias no llevan ni tomate ni queso sobre su superficie, al menos la versión más clásica, pero sí un chorrito de aceite de oliva y muchas hierbas aromáticas.
  • La focaccia es siempre un acompañamiento.

Trucos y consejos para hacer una focaccia en casa

  • Tienes que ser muy riguroso con los tiempos de reposo, además de con el necesario para que la masa leude y quede esponjosa por dentro y crujiente por fuera.
  • Si optas por levadura fresca (para nosotros, la mejor en este caso), disuélvela primero en un vaso con agua tibia.
  • Cuando la cubras con film transparente, asegúrate de no dejar huecos por los que pueda entrar aire.
  • Cuando la metas en el horno, tápala con papel de aluminio, para evitar que se queme.
  • Cuando esté cocida la masa es cuando tienes que rociarla con aceite de oliva, pero nunca antes de servirla. Y sírvela siempre caliente o templada

Paso a paso: focaccia de queso y aceitunas negras

Si te ha gustado la focaccia que abría nuestro artículo, no lo dudes y pon en práctica lo aprendido con esta receta. Pincha en el título o en la imagen y abre tu armario de hierbas aromáticas.

VER RECETA