Los sorbetes son perfectos para refrescarse cuando aprieta el calor. Puedes preparar las recetas caseras más deliciosas siguiendo unas sencillas pautas, que te ofrecemos a continuación. Y, a partir de ahí, aplicarlas a numerosas elaboraciones. Te damos algunas de ellas para que empieces a combatir el calor de la manera más fresca y dulce

By

Sorbete es, según el Larousse de la Cocina, "un postre helado a base de almíbar de azúcar y un puré o zumo de frutas, al que, en ocasiones se le incorpora clara de huevo para que aumente su volumen, así como algún licor adecuado a su sabor" (vodka, ginebra, vino moscatel, etc). Un postre que resulta especialmente adecuado para refrescarnos cuando las temperaturas son más elevadas y que, aunque suele tomarse de postre, también sirve para iniciar una comida o para incluirlo en el medio y cambiar los sabores de distintos platos.

El almíbar

Las proporciones de azúcar y agua varían según el tipo de sorbete que queramos realizar, pero sí podemos establecer que, de forma general, para, por ejemplo, 1 kilo de sorbete de piña, la proporción será de 400 gramos de fruta, 400 gramos de agua y 200 gramos de azúcar; para uno de limón, 300 gramos de fruta, 450 gramos de agua y 250 gramos de azúcar; o para uno de frambuesa, será 600 gramos de fruta, 220 gramos de agua y 180 gramos de azúcar. (El azúcar se puede sustituir por glucosa o tremolina, que tiene la ventaja de evitar la cristalización, aunque debemos tener cuidado porque endulza mucho).

Pulpa de fruta... pero no solamente

El ingrediente más habitual para preparar un sorbete es la fruta, sobre todo fresca -sirve congelada-. Pero también podemos utilizar otros vegetales como pepino, calabacín, zanahoria, tomate, etc. Aunque si no se le añade azúcar, estaríamos hablando más de un granizado, pero es que muchas verduras también se pueden endulzar para esta elaboración congelada. Es más, seguro que has visto multitud de platos que llevan como guarnición algún tipo de sorbete o helado (aceite de oliva, gazpacho, tomate...).

Preparación del sorbete en pocos pasos

1.- Triturar

Una vez que tengas el almíbar listo y el ingrediente de tu sorbete listo, tienes que lavarlo, pasarlo por la batidora o extraer su zumo, tamizarlo o pasarlo por el chino.

2.- Mezclar

Mezcla el resultado con el jarabe preparado y comprueba que tenga una densidad óptima (ni te pases de líquido, ni lo dejes muy espeso).

3.- Incorporar aire

El paso siguiente es incorporar aire mediante una batidora para que el puré adquiera el volumen adecuado.

4.- Congelación y conservación

El resultado debes meterlo en el congelador durante un mínimo de 4 horas y conservarlo a una temperatura igual o inferior a -20º C, procurando triturar con la batidora cada media hora, para deshacer el hielo que se forma en la superficie. Si tienes heladera -en algunos sitio también se llama sorbetera- el proceso sólo te llevará unos minutos. El tiempo de conservación de un sorbete, en perfectas condiciones dentro del congelador, no es más de 15-20 días.

5.- Degustación

Ahora que ya tiene listo tu sorbete, degústalo como más te apetezca. Si lo dejas con una consistencia más líquida, y le añades algún tipo de alcohol como cava, vino, vodka, etc... lo puedes beber con pajita. Y, si no, ¡a meterle la cuchara! Una vez que ya sabes la técnica, disfruta de las siguientes 5 recetas con propuestas de lo más variadas. ¡Elige la que más te guste o ve probándolas todas!

Paso a paso: sorbete de limón y frambuesa con migas de chocolate

La frambuesa y el limón son ideales para transformarlos en sorbetes. Los presentamos en un vasito, por capas, en cuya base también ponemos migas de chocolate.

VER RECETA

Paso a paso: sorbete de aguacate y lima

El aguacate es otra de esas frutas ideales para preparar sorbetes. Le damos un toque cítrico, que le va tan bien, con la aportación de la lima.

VER RECETA

Paso a paso: sorbete de pepino a la menta con nueces

El pepino es otro de esos frutos perfectos para cocinar un sorbete. Reforzamos con menta el frescor que ya tiene de por sí este ingrediente y decoramos con nueces.

VER RECETA

Paso a paso: sorbete de fruta de la pasión

No te resistas al exotismo de esta receta. La fruta de la pasión tiene un sabor inconfundible, que resulta también ideal convertida en sorbete.

VER RECETA

Paso a paso: sorbete de melocotón

Terminamos nuestro mini-recetario helado con una receta a base de melocotón y vino blanco. Mejor si es su temporada y los puedes usar en fresco, pero en almíbar también te servirán.

VER RECETA