Así es la cocina del siglo XXI

IDEAS DE DECORACIÓN

Las cocinas actuales son unisex, 'eco-friendly', multifuncionales y conectadas. ¿La tuya también?

Abiertas al resto de la casa y al mundo, a través de las redes sociales, se erigen como epicentro de la vida familiar, apostando por un estilo saludable y respetuoso con el medio ambiente.

by si Lola Márquez

Si tuviéramos que establecer un pulsómetro de la casa, este sería, sin duda, la cocina. Estamos ante un espacio multifuncional, capaz de seguir el ritmo actual, sin necesidad de periodo de descanso. El estudio del Instituto Silestone ‘Global Kitchen: la cocina, el corazón del hogar’, en el que han participado nueve países y 23 expertos entre los que se encuentran Albert Adrià, Paco Roncero o la interiorista Megan Pflug, refleja cómo los cambios sociales y los nuevos modos de vida definen el diseño y el uso de esta estancia. Respecto a las preferencias a la hora de decorarla, el 63% de los encuestados busca la funcionalidad, mientras que el 15% tiene como motivación el ahorro, el 12% la calidad de los materiales y el 10% se decanta por el diseño y la estética.

¿Seguimos en la cocina?

Convertida en el centro de la casa por el 40% de los encuestados, se establece como la estancia preferida para las reuniones con los invitados (en muchos casos por delante del salón) o como lugar de trabajo. Pero no por ello ha perdido su principal razón de ser, ya que un 49% realiza las principales comidas en ellas. Concretamente en España, un 61% desayuna en ella y un 33,26%, come entre fogones.

VER GALERÍA

Aquí cocinamos tod@s

Ya no es territorio exclusivo de las mujeres. Solo hay que echar un vistazo al panorama de chefs españoles, con estrella o no, que se incorporan a las listas de los mejores cocineros del mundo. En casa, ocurre algo parecido, ya que hoy en día el 30% de los hombres cocina habitualmente. Aunque la mujer sigue siendo la figura encargada de la preparación y organización de las comidas (duplicando el porcentaje masculino), se observa un cambio progresivo, fruto del reparto de las tareas domésticas. Eso sí, todavía estamos lejos de un reparto equilibrado, si nos comparamos con los países anglosajones. En tu casa, ¿quién lleva el delantal?

VER GALERÍA

Un espacio conectado y vivo en las RRSS

Atrás, o al menos relegados a un segundo plano, han quedado los atriles con los libros, cuyas recetas seguías paso a paso. La cocina de hoy está dominada por las redes sociales, a las que se consulta sobre gastronomía, alimentación y consignas medioambientales. Curiosamente, las redes sociales ganan protagonismo (un 54% las utiliza para inspirarse, renovar o redecorar su cocina), frente a verdaderos 'pesos pesados', como la domótica y los dispositivos inteligentes. Fuente de información sobre dietas, nuevos restaurantes, tutoriales de platos… Sin olvidar, que se han erigido como una de las principales herramientas para la transformación de los hábitos de consumo, en base a criterios de eficiencia energética, sostenibilidad o reciclaje.

VER GALERÍA

Saludable y con conciencia ‘eco’

Estamos ante una estancia funcional, que acoge de manera segura y práctica la tarea de la preparación, logrando que puntos de calor y salidas de humo se vuelvan casi invisibles, al integrarse en el conjunto. Se incorporan tecnologías que garantizan aspectos como la higiene o la durabilidad de los elementos, sin perder nunca de vista el medio ambiente y su cuidado. Así, según el estudio del Instituto Silestone, el 78% de las personas separa correctamente la basura, reutiliza más que antes y reduce el consumo de agua y energía. Sin olvidar que un 50% ha cambiado su dieta, incorporando criterios de salud en la compra y en los platos cocinados.

VER GALERÍA

La conciencia medioambiental condiciona el uso de la cocina a todos los niveles. De una parte, se vislumbra una transformación, lenta pero afianzada, en los hábitos de compra y comportamientos como la reducción de las bolsas de plástico o el consumo de productos de temporada y las compras a granel, y por otro, se presta una mayor atención a la conservación y reutilización de alimentos para evitar su desperdicio.