mudanza-3t

Ideas de decoración

¿Te mudas? Aprovecha para replantear la decoración de tu casa

Te contamos cómo debes plantear una mudanza desde el punto de vista decorativo para empezar a decorar de nuevo.

by Alejandra Muñoz

La mudanza es un punto de inflexión decorativamente hablando. Es un momento que sirve para empezar de nuevo y con este comienzo hay que plantearse muchas cosas prácticas que queremos recoger en este  artículo para que la afrontes correctamente y sepas cómo debe ser la base para empezar a decorar. No vamos a tratar el "cómo hacer u organizar una mudanza" (¡esto nos daría también para un artículo completo!), sino cómo plantearla desde el punto de vista decorativo para hacer las cosas bien.

VER GALERÍA

Puede que la mudanza sea para trasladarte a una primera casa en la que no tienes aún muebles y solo llevas tu ropa y algunas de tus cosas o que ya acarrees algún mueble de otra casa. En cualquier caso, lo primero que debes hacer si te mudas es meter en las cajas solo lo que realmente es útil. Aquello que quieres conservar. No traslades pensando que ya al desembalar las cajas tiras lo que sea. No, es un error. Para hacer las cosas bien, haz un balance al guardar en las cajas. Deshazte de lo que está roto, no sirve, no usas, no saber porqué guardas, etc. Así la tarea de reorganización en el nuevo hogar será más fácil. Esto te dará una idea de lo que realmente tienes que guardar, lo que sirve para escoger los muebles adecuados.

VER GALERÍA

Leer: Claves (y planos) para distribuir un salón de planta cuadrada

¿Por dónde empezar a decorar una nueva casa?

Antes de llevar las cajas de la mudanza, debes llevar a cabo dos acciones:

- Limpieza general de la nueva vivienda a ocupar y decorar. Si la nueva casa está lista para ser habitada, limpia antes de llevar las cajas. Con todo despejado te será más fácil y evitarás mover bultos. Lo mismo ocurre antes de empezar a decorar, con todo limpio, ya podrán llevar los nuevos muebles o los que ya tengas.

- Cualquier obra o reforma, por pequeña que sea, incluida la pintura. Por supuesto, las obras son más fácilmente realizables sin elementos por medio. Además evitarás que se llene todo de polvo o que tengas que cubrir muebles. Así que aprovecha antes de empezar a decorar para estas tareas.

VER GALERÍA

Antes de empezar a decorar tu nueva casa has de tomar medidas reales in situ. Si cuentas con un plano te puede servir de orientación, pero siempre puede haber alguna variación que es preferible confirmar en realidad en la propia estancia a decorar. Si el mueble no queda encastrado o pegado o no es a medida, podrías adelantar la compra. Pero nuestra recomendación es que esperes a tomar medidas reales. Haz un plano muy detallado no solo con ancho y largo de las estancias sino con la ubicación de tomas de la luz, radiadores, ventanas y columnas. Con eso ya puedes empezar a decorar. Las medidas son la base de una buena elección del mobiliario.

VER GALERÍA

Las medidas previas que tengas sobre plano son las que podrán ayudarte a decidir con algún mueble que ya tengas y que directamente sepas que debes regalar o vender por no tiene lugar en la nueva casa.

Como también habrás visto la nueva vivienda en alguna ocasión antes de la mudanza, te habrás hecho una idea de la luminosidad que tiene, lo que puede ayudarte a escoger los colores de paredes, muebles y tapicerías.

Leer: Plan exprés para ser ordenado en casa este año

Aprovecha la mudanza para "mejorar" lo que te disgustaba de tu anterior vivienda. ¿Estaba muy llena de mobiliario? ¿Se veía abotargada? ¿Demasiados adornos? La mudanza hará que cambien todas estas cosas. Sabrás en qué metiste la pata anteriormente y podrás subsanarlo. Se trata de empezar a decorar por lo básico y poco a poco dar vida al hogar con complementos y textiles. También más adelante escogerás piezas auxiliares que completen la decoración.

VER GALERÍA

Leer: Una casa mediterránea: un poco 'boho', un poco 'chic'

En el caso de que tengas algunos muebles que debas adaptar al nuevo espacio, sé frío y valora realmente si te sirven. Lo que coloques provisionalmente, seguro que se quedará más tiempo del que crees. Si no encaja un mueble, es demasiado grande o pequeño, solo te incomodará y hará que no te sientas a gusto con tu casa. Así que no lo aproveches. No hay prisa en amueblar, si no es una pieza imprescindible, podrás vivir con ella hasta dar con la apropiada.

Leer: Luce el encanto de los muebles antiguos y consigue un estilo 'shabby'

La mudanza te da la oportunidad de redistribuir los espacios, componlos, haz pruebas, mide, piensa, cambia de lado un sofá… la distribución te dará confort y aprovechará el espacio. Merece la pena pensarla bien. Debes dejar zonas de paso despejadas y cómodas. No pegues muebles entre sí. En espacios pequeños, acerca las piezas voluminosas a las paredes. En los grandes, sepáralos más de estas para favorecer la circulación. Una vez tengas los muebles más grandes ubicados, verás el espacio que queda para auxiliares y lámparas.

VER GALERÍA

La iluminación también es uno de los aspectos por los que empezar a decorar. Pensar dónde irá cada punto de luz te ayudará a saber qué tipo de lámpara necesitas. La ubicación de enchufes te condicionará en la posición, pero siempre puedes usar alargadores (que queden ocultos detrás de los muebles) para llevar la lámpara donde quieres.

Y hasta aquí lo básico por lo que empezar. Después vendrán muchos detalles. Algunos de ellos surgirán del día a día, cuando eches en falta algo o te des cuenta de una necesidad que surge de tus rutinas. Date tiempo tras la mudanza para decorar porque si te precipitas puedes equivocarte. Ve viendo todas estas cosas y seguro que irás haciendo que la decoración crezca con valor en el sentido adecuado. 

VER GALERÍA

Leer: Esta casa fusiona la elegancia atemporal con la sencillez y el lujo menos ostentoso

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie