espejo-diy-molduras-madera

DIY

Cómo crear tu propio espejo con molduras de madera

Una idea genial y muy sencilla para decorar cualquier rincón de la casa, aportar luminosidad y renovar el espacio por completo

by Mónica Corredera

Los espejos tienen una gran capacidad para decorar. Multiplican la luz, amplían visualmente los espacios y nos regalan destellos mágicos. Hoy te mostramos cómo puedes hacer tú mismo un modelo muy especial para tu salón o tu dormitorio.

Lee: 13 razones para que los espejos tomen la casa y caigas rendida a su encanto

Un proyecto sencillo

Lo más sorprendente del trabajo que te mostramos a continuación es el resultado final. Parece mentira que se pueda construir un espejo tan interesante con pocos materiales y de una forma superfácil. Además, no tienes que ser un experto en bricolaje para conseguir que te quede perfecto. Es justo lo que necesitas ahora: una tarea asequible, sencilla y entretenida.

Lee: Espejos venecianos: un toque de distinción y elegancia para tu casa

  • Materiales: un tablero de MDF o de aglomerado de 120 x 90 cm; 4,5 m de moldura de madera lisa y estrecha (aprox. 1 cm) para el marco exterior; 4,5 m. de moldura más ancha y decorada para adornar dicho marco; moldura con base plana para las divisiones interiores; adhesivo de contacto; pintura acrílica de color blanco; papel de lija; cinta de carrocero.
  • Herramientas: sierra circular o de calar; sierra manual pequeña para madera; metro o regla; lápiz; sargentos o pinzas; brocha plana y estrecha.

Lee: 'Refleja' tu personalidad decorando con espejos

Medir y cortar

  • El primer paso es recortar el tablero a la medida adecuada. En este caso la base tiene unas dimensiones de 120x90 cm, sobre la que se colocan tres filas de cuatro espejos cuadrados de 30x30 cm. Puedes realizar el espejo del tamaño que tú quieras, adaptando las piezas a tu gusto. Toma medidas con el metro y marca con un lápiz.
  • Para cortar la madera de base puedes emplear una sierra circular (o una sierra de calar).
    Un consejo: es importante que uses las medidas de protección adecuadas para este tipo de trabajos. Ponte guantes y gafas de seguridad.

Lee: Trucos para ampliar visualmente el espacio de tu casa

Espejito a espejito…

  • Coloca la base sobre la mesa de trabajo o sobre el suelo y ve pegando los espejos, de forma que los bordes queden muy bien alineados. Para lograr una adherencia mayor, aplica el pegamento en zigzag por la trasera de cada pieza.
    Un consejo: después de dar el pegamento espera unos segundos antes de unir las superficies, y después presiona muy bien por todo el espejo para eliminar el aire y lograr que quede bien pegado. Espera el tiempo de secado recomendado.
  • ¿Una idea para facilitar aún más las cosas? Utiliza láminas de espejo autoadhesivas y así evitarás tener que usar pegamento. Las encuentras en diferentes medidas.

Lee: DIY: portavelas decorativos con flores de lavanda

El marco exterior

  • A continuación hay que recortar y pegar la moldura lisa que formará el marco exterior. Tiene que medir, al menos, 1 cm para que cubra sin problemas la madera de la base y el borde de los espejos. Para trabajar más cómodamente sujeta el panel a la mesa con pinzas o sargentos, y así no se moverá.
  • Toma las medidas de cada pieza con el metro y corta con la sierra manual. Los extremos se cortan a inglete, para que se puedan ensamblar de forma perfecta. Un consejo: puedes cortar las piezas un par de milímetros más largas y después ir lijándolas con papel de lija para conseguir la medida exacta. Ganarás en precisión.
  • Pega las molduras con adhesivo específico y deja secar.
  • Una vez bien seco el marco exterior, es el momento de decorarlo con una moldura más ancha. Repite el procedimiento (medir, cortar y pegar).

Lee: Crea tu propio perchero de madera para un recibidor al más puro estilo 'raw'

Las divisiones interiores

  • Llega el momento de colocar los listones que formarán las divisiones interiores. Después de tomar las medidas, corta las piezas necesarias. En este caso se necesitan dos piezas largas de aproximadamente 116 cm, y nueve cortas de unos 26 cm.
  • Cuando las hayas cortado todas, preséntalas sobre el panel para asegurarte de que las medidas son correctas.
  • Después ve pegándolas con el adhesivo tapando las líneas de unión de los espejos. Mientras se seca el pegamento, coloca sobre las molduras unos libros que ejerzan cierto peso sobre ellas.

Una mano de pintura

  • Ahora toca pintar el marco con la pintura blanca. Para empezar protege el espejo a ambos lados de cada moldura con cinta de carrocero, para que no se ensucie demasiado.
  • Pinta el marco exterior y los listones interiores utilizando una brocha plana y estrecha. Un consejo: escurre bien la brocha y evitarás goterones y manchas que deslucirán el resultado final.
  • Aplica dos capas de pintura, lijando suavemente entre ellas. Retira la cinta de pintor y limpia con un trapo húmedo las posibles manchas que no hayas podido evitar.

¡Ya está listo tu espejo DIY! Puedes colocarlo en el suelo, en un rincón del dormitorio, colgarlo en la pared o apoyarlo sobre un aparador o una consola. De cualquier manera te quedará genial.