Chica comiendo donuts

¿Sabías que la diabetes tiene consecuencias sobre la vista?

La retinopatía diabética es la manifestación más importante de esta enfermedad en el sistema visual

by Gtresonline

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita. Según la Fundación Española del Corazón, si no cambiamos nuestros hábitos de vida, dentro de dos décadas no serán 366 millones de personas las que sufran esta enfermedad, cifra que se corresponde con el número de enfermos en la actualidad en todo el mundo, sino el doble. Una de las consecuencias más significativas de la diabetes es el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares debido a la mala circulación, precisamente la falta de riego sanguíneo es una de las causas del llamado pie diabético, pero no es la única. Esta enfermedad afecta a múltiples órganos, entre ellos los ojos.

VER GALERÍA

¿Qué es la retinopatía diabética?

Además del riñón, los nervios y los vasos sanguíneos, los ojos son uno de los principales órganos y tejidos dañados por esta enfermedad. Con el paso del tiempo, la diabetes puede causar daños en los ojos que pueden ocasionar baja visión o, incluso, ceguera. La retinopatía diabética es la manifestación más importante de esta enfermedad en el sistema visual, que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que conducen a la retina, la capa de tejido situada en la parte posterior del interior del ojo. Por supuesto, es imprescindible tener una retina saludable para contar con una buena visión.

La duración y el mal control de las diabetes son los factores que contribuyen al desarrollo de esta patología. "Cuando los niveles de azúcar en sangre son muy altos durante mucho tiempo pueden dañar los capilares (pequeños vasos sanguíneos) que nutren a la retina. Con el tiempo, por estos vasos empieza a haber una fuga de líquido que causan edema (inflamación) o, en otras ocasiones, estos se pueden cerrar causando isquemia (retinopatía diabética no proliferativa)", explican desde la Sociedad Española de Oftalmología.

Sin embargo, esta no es la única consecuencia que la diabetes puede tener en la vista. Las cataratas, el glaucoma (un grupo de enfermedades del ojo que pueden dañar el nervio óptico), el edema macular (que es la visión borrosa debida a la filtración de líquido hacia la zona de la retina que suministra la visión aguda central) y el desprendimiento de retina son otras de las patologías que puede provocar.

Leer: Si tienes diabetes, toma pan integral o de masa madre

¿Cuáles son los síntomas?

Entre los numerosos síntomas de la retinopatía diabética se encuentran las manchas, puntos o telarañas flotando en la zona de visión (denominadas miodesopsias), la visión borrosa, las zonas de vacío o negras en la visión, la mala visión nocturna o la pérdida de visión. La Sociedad Española de Oftalmología asegura que el mejor tratamiento, como en muchas otras patologías, es la prevención.

Una alimentación adecuada, una rutina de ejercicio físico, no fumar y los adecuados medicamentos permiten frenar los efectos de esta enfermedad que es galopante y que tiene muchas consecuencias, algunas de ellas casi desconocidas para quien no tenga un caso cercano.

Leer: Camina para combatir la diabetes