Horóscopo / Astros del mes

por Vicente Cassanya

por Vicente Cassanya

Uno de los puntos de mayor interés de marzo es cuando el Sol abandona Piscis para entrar en Aries, es decir, para entrar en el primer signo del Zodiaco y comenzar así un nuevo año natural. Es el Equinoccio de Primavera para el hemisferio norte (de otoño para el sur), y este año será el día 20. Marca una etapa a la que todos tenemos que adaptarnos, tanto en un sentido psicológico como físico. Un tiempo que sugiere renovación y que invita a vibrar con las nuevas energías que trae el cosmos y que son claramente visibles en la naturaleza.

EL SOL

El Sol transitará por el signo de Piscis durante los veinte primeros días del mes, donde entró hace unos días y tras haber formado el primer eclipse del año en este mismo signo. Será un tiempo para la magia, la espiritualidad y para elevar la conciencia. Tras un eclipse quedan aún unas energías mágicas en el ambiente que conviene aprovechar para encauzar las emociones y los sentimientos, para sintonizar con nuestros planos más íntimos.

El Sol pasará a Aries el día 20, momento del equinoccio que señala el comienzo de la nueva estación. La naturaleza se renueva, y eso nos recuerda que también nosotros debemos hacerlo. Es momento de mover las energías, de dirigir las acciones hacia lo que queremos lograr. Sin embargo, hay que saber adaptarse a los nuevos ciclos que la naturaleza impone, sin querer, pues, sobrepasar límites.

MERCURIO

Durante los trece primeros días del mes Mercurio continuará en Piscis. Aquí, el planeta de la razón se inclina, paradójicamente, por los enigmas, misterios, símbolos o mensajes ocultos. Pero también un mes destacado para lo religioso, espiritual o místico. Sin embargo, habrá que tener los pies en el suelo, porque los aspectos que forma con otros planetas, especialmente con Saturno, indican la conveniencia de tomarse muy en serio la comunicación y búsqueda de entendimiento con los demás.

El día 13 pasará a Aries, donde estará hasta fin de mes. Aquí este planeta adquiere nuevos bríos, por lo que las ideas, la comunicación y el intercambio, en todos los sentidos, se hace más impetuoso, también más imprevisible. Conviene confiar en las ideas propias, pero evitando caer en el empecinamiento.

VENUS

El planeta del amor seguirá todo el mes en Aries, potenciando los valores de la autenticidad y los gustos más personales de cada cual. Tanto los afectos como las fobias pueden ser más espontáneos, incluso con un toque infantil.

Pero lo más interesante es que se pondrá retrógrado el día 5, lo que señala un mes decisivo para revisar las relaciones personales, así como todo lo que tenga que ver con el estilo personal, la belleza, la estética, los gustos, los deseos… Ese movimiento nos ofrece la oportunidad para ser conscientes de aspectos que podemos mejorar y trabajar en ellos. Pero también podría cambiar las circunstancias de muchas parejas.

MARTE

Durante los diez primeros días del mes continuará en Aries, donde se potencian tanto las características más naturales del signo como del planeta. Favorece, pues, la energía y el empuje personal para luchar con determinación por los objetivos. Sin embargo, se puede caer en actitudes caprichosas, infantiles o arrogantes.

El resto del mes Marte estará en tránsito por Tauro, donde da tendencia a que cada cual busque consolidar sus propias posiciones, por lo que las actitudes podrían ser muy tercas. En cambio, es favorable para el pragmatismo y para que las acciones lleven a resultados prácticos. No importa tanto la rapidez como ser persistente. Buena ocasión para centrarse en objetivos económicos y en cómo potenciar los recursos personales.

LAS LUNAS DE MARZO

Día 1. Luna en Aries

Energía a raudales tras el primer eclipse del año. Empieza un nuevo ciclo y debes poner tus energías a tono para aprovechar los nuevos tiempos.

Día 2. Luna en Tauro

Una mentalidad de tipo práctico puede ser muy útil, sobre todo si se combina con la capacidad de imaginación creadora. Tiempo de materializar sueños.

Día 4. Luna en Géminis

Viajar, con la mente o con el cuerpo, suele ser saludable para el espíritu y el conocimiento. Días favorables para el cultivo intelectual y espiritual.

Además, el día 5 se producirá el cuarto creciente en este mismo signo.

Día 6. Luna en Cáncer

Las energías emocionales gobiernan la mayor parte de nuestros pensamientos y acciones, aunque no seamos conscientes. Estos días convendrá tener esto en cuenta, porque tanto el Sol como la Luna ocupan signos de Agua.

Día 8. Luna en Leo

Saber el lugar que ocupamos puede ser clave, y conviene tomar conciencia de quiénes somos tanto como de quiénes queremos ser. Hay que realizarse.

Día 10. Luna en Virgo

Las cosas pequeñas pueden ser tan importantes como las cosas grandes, la imaginación tan importante como la realidad… Estos días son dados a juegos de espejos. Más aún si tenemos en cuenta que el día 12 habrá luna llena en este mismo signo.

Día 13. Luna en Libra

Días para saber escuchar o incluso prestar atención a cómo nos vemos reflejados en los demás. Mucha atención a las relaciones personales.

Día 15. Luna en Escorpio

A veces lo más importante no es lo que se ve, sino lo que se siente o lo que permanece oculto. Con esta luna hay que prestar atención a eso.

Día 18. Luna en Sagitario

Soñar despierto es saludable, porque puede ayudarnos a superar barreras o límites, puede servirnos de pasaporte para crecer, aprender, volar…

Día 20. Luna en Capricornio

Hay tantas cosas que se aprenden a base de experiencia… Es tiempo de valorar todo aquello que está establecido o que supone ejes de referencia estables y válidos.

Día 23. Luna en Acuario

La cooperación y el altruismo son valores que contribuyen no solo al bienestar social, sino incluso al de quienes lo practican. Días de hacer amigos.

Día 25. Luna en Piscis

La introspección y la contemplación son válidos para conocer aspectos que, de otro modo, son difícilmente accesibles. Días apropiados para el crecimiento espiritual.

Día 27. Luna en Aries

Una Luna que se une al Sol, con el que formará la luna nueva al día siguiente. Una luna, pues, muy importante, que realmente marca el gran inicio del año zodiacal, de la renovación de todas las energías. Aprovecha.

Día 29. Luna en Tauro

Días para la acción pragmática y a la búsqueda de resultados concretos. También para contactar con la naturaleza, caminar descalzos… vivir.