bodas

Las bodas que nos hicieron soñar en este 2018

Durante este año ha habido varios enlaces inolvidables: el de los Duques de Sussex, el de Eugenia de York y Jack Brooksbank, el de Ayako de Japón, el de los príncipes de Hannover y el de los Duques de Huéscar

by B. Castrillo

Este 2018, que estamos a punto de cerrar, permanecerá en la memoria de los incondicionales de las bodas reales por ser uno de los años con más cantidad de enlaces de este tipo. También el mundo de la aristocracia se ha engalanado para ser testigo de grandes enlaces, que pasaran a la historia. Alessandra de Osma y Christian de Hannover, los Duques de Sussex, Eugenia de York y Jack Brooksbank, Ayako de Japón o los Duques de Huéscar, son algunas de las parejas que han decidido poner el mejor broche de oro a su historia de amor de la forma más romántica: con una gran boda.

De entre todos los enlaces de estos últimos doce meses destaca por encima de cualquier otro el de los Duques de Sussex. El príncipe Harry abandonaba la soltería con una exactriz norteamericana demostrando que los cuentos de hadas, a veces, se hacen realidad. Su historia de amor nos conquistó desde el principio. Su naturalidad, su complicidad y sus muestras de amor en público han hecho que su historia sea una de las más románticas de los últimos tiempos. Ante la Familia Real británica, la pareja cumplió su sueño de convertirse en marido y mujer el pasado 19 de mayo en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, una ceremonia que fue seguida en directo en todo el planeta y en la que vimos a unos novios profundamente enamorados. Cinco meses después de aquel día inolvidable, el Palacio de Kensington, residencia de los Duques, anunciaba que Meghan estaba embarazada.

 -La boda real del príncipe Harry y Meghan Markle

- Boda real de la princesa Eugenia de York y Jack Brooksbank

- La felicidad y la emoción de Fernando Fitz-James Stuart y Solís y Sofía Palazuelo en su gran día

Pero las alegrías no acababan aquí para la familia Windsor que ha vivido un año excepcional cargado de buenas noticias. El otoño, una de las estaciones favoritas por la Familia Real británica para sus casamientos, era testigo de otra historia de amor: la de la princesa Eugenia de York, la hija pequeña del príncipe Andrés y de Sarah Ferguson, y Jack Brooksbank, en una ceremonia, que volvió a engalanar Windsor y que se convirtió en una pasarela de miembros de la realeza, top models como Kate Moss, Naomi Campbell o Cara Delevigne, artistas como Ricky Martin, Liv Tyler, Demi Moore y un largo etcétera de estrellas rutilantes.

VER GALERÍA

Al otro lado del charco, en Perú, Alessandra de Osma dio el “sí, quiero” a Christian de Hannover, perteneciente a una de las dinastías con más linaje de Europa y emparentada con muchas Casas Reales reinantes y no reinantes. La pareja eligió la ciudad de Lima y el mes de marzo para su boda soñada, en la que no faltaron los hermanos Casiraghi, que tienen una gran relación con los Hannover. Ambas familias comparten hermana, Alejandra, hija de la princesa Carolina y de Ernesto de Hannover, y, por tanto, están muy unidos a los sobrinos de Alberto de Mónaco. Su enlace, cargado de lo más selecto de la sociedad limeña, española – el matrimonio reside en Madrid desde hace años- e internacional dio el pistoletazo de salida a una temporada de bodas reales de lo más mágicas.

VER GALERÍA

Desde el lejano Oriente, una princesa japonesa nos transportó a otra época con su vistoso kimono y renunciando a su estatus de Alteza Real por amor, al contraer matrimonio con un hombre sin sangre real. Ayako de Japón es la tercera hija de la familia imperial Takamado y su padre fue primo del emperador Akihito. Tras unas ceremonias llenas de boato, simbolismo y tradición Ayako y Kei Moriya cumplieron su sueño de empezar una nueva vida juntos.

VER GALERÍA

Aquí, en nuestro país, uno de los enlaces más importantes del año ha sido la boda de los Duques de Huéscar en el Palacio de Liria. Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart se casaban ante la presencia de los aristócratas más importantes en un acontecimiento que difícilmente volverá a repetirse. Además, la reina Sofía fue una invitada de excepción en una ceremonia en la que también estuvo invitado el rey Simeón de Bulgaria o el príncipe Pierre d’Arenberg, además de Victoria de Hohenlohe, la joven con más títulos nobiliarios de España o los Marqueses de Griñón, en una cumbre de la nobleza sin precedentes que reunió a varios Grande de España.

VER GALERÍA

La boda gallega de la 'reina' de la moda y la boda 'de marajás' de Priyanka Chopra

Antes de cerrar el año, La Coruña se convirtió en el centro de toda la atención mediática con la boda de Marta Ortega, heredera de Zara, y Carlos Torretta. La pareja festejó durante dos días su amor en la ciudad gallega con una discreta ceremonia civil, que culminó con una gran  fiesta multitudinaria, que dio la vuelta al mundo y que reunió a importantes figuras de la moda como Eugenia Silva o Jon Kortajerana, a Athina Onassis y muchos rostros conocidos y que contó con actuaciones musicales estelares como la de Chris Martin, de Coldplay, Norah Jones o Jamie Cullum. Un “sí, quiero” perfecto, después de casi tres años de amor.

VER GALERÍA

Desde la India nos llegó la boda más exótica y oriental del año: la de Priyanka Chopra y Nick Jonas que sellaban su amor a principios de diciembre en la tierra natal de la actriz de Bollywood. Un enlace digno "de marjás", que duró cinco días y en el que hubo fastuosas celebraciones que juntaron lo mejor de los dos mundos. La exMiss Mundo deslumbró en su boda cristiana con un diseño de Ralph Lauren mientras que se convirtió en una novia de las Mil y una noches en su boda hindú, unas imágenes que se pudieron ver en exclusiva en la revista ¡HOLA!

Más sobre: