keira knightley

Keira Knightley se suma a las 3 supertendencias que conquistan a las novias de 2020

La actriz ha elegido un vestido de largo 'midi' que lo tiene todo para convencer a las mujeres que den el 'sí, quiero' en los próximos meses

by Regina Navarro

Dicen los diseñadores que un vestido de novia debería cumplir dos requisitos: representar fielmente la personalidad de la novia y aguantar bien el paso del tiempo. Eso no significa, sin embargo, que haya que huir de las tendencias. Todo lo contrario, saber adaptarlas a cada mujer es todo un reto. Una de las preferidas de la temporada han sido las mangas farol, que firmas como Galia Lahav, Lela Rose, Marchesa, Paula del Vas o Beba's han reinterpretado una y otra vez. Diseños que prometen seguir siendo los preferidos de las novias de 2020. Pero no son las únicas. Las flores en 3D o las opciones que se recortan por encima del tobillo también gustan. Tres tendencias que se dan la mano en uno de los últimos looks de Keira Knightley que, en una de sus apariciones, ha optado por un vestido capaz de conquistar a cualquier novia. 

Después de dar a luz a su bebé, la actriz ha caminado sobre la alfombra roja del Festival de Cine de Londres con un vestido blanco midi que favorecía especialmente su silueta. Se trata de un diseño de la colección primavera-verano 2020 de Simone Rocha que aúna las tres tendencias más buscadas por las mujeres que se casarán en los próximos meses. Un diseño que es posible conseguir en Moda Operandi por 1.645 euros. Basta un breve vistazo a la pieza, que la diseñadora combinó sobre la pasarela con sandalias de maxiplataforma, para identificar los motivos por los que podría convencerlas a todas.

1. Flores, el mejor accesorio

Hay mujeres que, en su día a día, prefieren evitar los complementos demasiado llamativos. Una máxima que, como sería lógico, querrían mantener en su look nupcial. En ese caso los vestidos con algún tipo de ornamento son la mejor solución para conseguir un estilismo equilibrado y no caer en ningún tipo de exceso. Aunque las opciones son casi infinitas –se puede recurrir a bordados, pequeñas incrustaciones de perlas e incluso detalles de encaje– las flores son una buena solución. Además, diseñadoras como Monique Lhuillier tienen claro que perdurarán durante mucho tiempo en los vestidos de novia –ella las ha reinterpretado hasta en 17 ocasiones en su último desfile–. Keira demuestra que se pueden lucir solo con joyas mini, de Chanel, y unas sandalias de tacón cómodo de terciopelo de Rupert Sanderson London.

2. Corte midi, en cualquier situación

Algunas novias no se sienten cómodas luciendo un vestido largo. A veces es porque van a celebrar una ceremonia civil, porque prefieren escapar de las opciones más clásicas o, simplemente, porque no encaja con ellas. Si bien cada vez son más los diseñadores que plantean opciones mini, el largo midi o a media pierna es perfecto para aquellas mujeres que no quieren verse tan cubiertas, pero tampoco presumir de esta parte del cuerpo. Además, hay que recordar que esta longitud es especialmente favorecedora si, como hace Keira, se combina con un calzado que deje a la vista parte del empeine. ¡Un truco para estilizar aún más la silueta!

3. Mangas farol, la tendencia más fácil

A primera vista, unas mangas abullonadas pueden parecer demasiado llamativas. Sin embargo, estamos ante una de las tendencias más fáciles de llevar y de adaptar a la personalidad de cada mujer. Este diseño, que favorece sobre todo a novias con una espalda no demasiado ancha, se puede confeccionar con mayor o menor volumen. Además, al optar por tejidos con transparencias, como es el caso del vestido de Keira, es posible darles un tamaño mayor sin que resulten demasiado pesadas visualmente.