karlie kloss vestido novia

Los zapatos, cómo llevaron los anillos... Karlie Kloss desvela los detalles de su boda un año después

La modelo celebra el primer aniversario de su enlace con un vídeo en el que muestra algunos de los secretos mejor guardados

by Regina Navarro

Hace un año Karlie Kloss y el empresario Joshua Kushner se casaron por sorpresa. Según confirmaba la revista People, al enlace, celebrado en un rincón idílico del estado de Nueva York, asistieron cerca de 80 invitados. Un número bastante reducido si tenemos en cuenta que la modelo ha sido considerada una de las mejores de la industria y tiene grandes amistades dentro del mundo de la moda. Ahora, un año después de aquel día, Karlie recupera en su canal de YouTube un vídeo en el que explica cómo se elaboró su vestido –un diseño de Dior proyectado por Maria Grazia Chiuri–, desvela cómo había imaginado, desde niña, su enlace y otros detalles que desconocíamos de su boda.

"Cuando era una niña pequeña siempre amé la idea de tener una boda de cuento de hadas, pero nunca imaginé que tendría la oportunidad de lograrlo", cuenta la modelo. Y explica que, pese a haber desfilado para grandes diseñadores, nunca había imaginado lo que siente una mujer cuando luce el vestido de sus sueños. Un diseño creado totalmente a medida y adaptado a su personalidad y gustos. Y es que Karlie puede presumir de haber trabajado para los más grandes. En 2008, cuando solo tenía 16 años, desfiló para firmas de la talla de Carolina Herrera o Marc Jacobs. Participó en más de 50 desfiles que le valieron el título, otorgado por People, de la mejor modelo del año. Eso sí, asegura que nada de eso fue comparable a lo que sintió hace un año, cuando cambió la pasarela y la mirada de los expertos del sector, por un lugar de ensueño y reducido grupo de familiares y amigos.

Karlie desvela que, aunque el proceso empezó un poco antes, buscando imágenes, referencias, tejidos y siluetas que se adaptaran al gusto y personalidad de la modelo, el primer fitting tuvo lugar el 28 de septiembre de 2018 en París. Generalmente, cuando una novia decide que su vestido será a medida, suele visitar el atelier del diseñador que ha elegido con alguien de plena confianza. Aunque algunas amigas suelen ir a las últimas pruebas, son las madres y las hermanas las que, con más frecuencia, acompañan a la novia en esos momentos. Y Karlie no fue una excepción: su madre fue la elegida para una cita tan especial. Pero quizá, uno de los momentos más emocionantes del vídeo es cuando se ve, por primera vez, el vestido de novia. "¡Oh, Dios mío! Es exquisito. Wow… ¡voy a llorar! Ni siquiera podía imaginármelo, ¡es tan hermoso!". La modelo prácticamente no lograba articular palabra. Ni hacía falta. Su rostro reflejaba todo lo que pasaba por su cabeza. "Me siento como Cenicienta en este momento. Voy a decir eso durante las próximas tres semanas", repetía la modelo mientras se probaba el vestido.

 

Para su enlace Karlie eligió un look nupcial de lo más clásico que recordaba, en cierto modo, el diseño que Kate Middleton lució el día de su boda. Se trataba de un diseño de corte princesa con encaje en la zona del escote y de las mangas que tardó cerca de 700 horas en confeccionarse. Además, la modelo desvela en el vídeo que su intención era prescindir de los zapatos de tacón en su gran día. "No quiero llevar tacones el día de mi boda. Quiero bailar toda la noche y seré más feliz si voy con zapatos planos", explica. Y muestra las bailarinas J'adior que eligió. La modelo desveló también que la firma se encargó de confeccionar un pequeño almohadón en el que llevaron las alianzas para la pareja. Y por fin imágenes de la boda, la cara de sorpresa de Joshua, la emoción de la pareja, y un 'sí, quiero' que ya celebra su primer aniversario.