caligrafia boda Caligrafía Bilbao

Por qué en las bodas más estilosas nunca falta una caligrafía bonita

En invitaciones, meseros, 'seating'... el arte de la letra es mucho más que una tendencia

by Regina Navarro

En los últimos años, todo lo que rodea el mundo de las bodas ha sufrido una gran evolución. La irrupción y generalización de las redes sociales ha hecho que las novias sepan más de moda y busquen reflejar esas tendencias –junto a su personalidad– en su vestido. Pero no es lo único que ha cambiado. Cada vez es más frecuente que las parejas presenten una mayor atención a aspectos como la decoración de las mesas, la creación de rincones especiales para que disfruten los invitados… y sí, también a las la papelería nupcial. Las invitaciones se han convertido en la primera toma de contacto que los asistentes tienen con la boda. Por eso, muchas parejas buscan reflejar en ellas su personalidad, sus gustos y parte de lo que encontrarán el gran día. Pero hay más: marcasitios, menús, protocolos… Un amplio abanico de posibilidades en los que la caligrafía se cuida más que nunca.

VER: Las invitaciones de boda más bonitas de la temporada las hacen estas ilustradoras

"Cuando me casé hace ocho años no se le daba tanta importancia a la papelería nupcial, que hoy en día marca junto al cuidado de otros detalles la diferencia en una boda (¡tengo claro que si me hubiera casado ahora le habría dado a la papelería mucho más protagonismo!). La vuelta al trabajo artesano es una tendencia clara: en un momento en el que lo digital está ganando terreno –y es bueno que así sea por todo lo que nos facilita las cosas– todo lo hecho a mano, con sus diferencias, imperfecciones, originalidad y toque humano es irrepetible y por tanto único. Y tiene cada vez más valor". La que habla es María, creadora de The Spaniel Studio, un estudio desde el que ofrece papelería nupcial con dos peculiaridades: su estética minimalista y su trabajo artesano.

Que se está experimentando una recuperación del trabajo artesano es algo en lo que coincide Bego Viñuela, creadora de Caligrafía Bilbao, un espacio desde el que enseña todas las técnicas y posibilidades de la caligrafía y crea maravillosos trabajos para diferentes sectores, entre ellos el nupcial. "Poco a poco se va quitando esa idea de que este trabajo es muy caro e inaccesible y cada vez son más las parejas que entienden que, por ejemplo, entregar unos sobres caligrafiados es la presentación de lo que será su boda. Cuando recibes la invitación te puedes hacer una idea de cual será el estilo de la boda y, sin duda, si las invitaciones tienen un diseño y un acabado cuidado probablemente toda la boda sea así", explica.

Tendencias en papelería nupcial

En el mundo de la papelería nupcial y de la caligrafía, como en otros sectores que rodean el mundo de las bodas, también hay tendencias. "Cada temporada me encanta el proceso que llevo de preparar y pensar en la nueva colección. Cada vez hay más opciones de acabados que permiten que la caligrafía resalte y juegue un papel muy importante en la invitación", explica Bego. María asegura que ella, ahora mismo, detecta varias. "Por un lado, las técnicas artesanales. No solo la caligrafía. Las parejas cada vez solicitan más papel artesanal o impresión letterpress, una técnica centenaria que se utilizaba antiguamente para imprimir. Me encanta cuando me lo piden porque disfruto mucho de todo el proceso de impresión con esa máquina que es una joya, y el resultado con el texto en bajo relieve es un espectáculo", explica María.

VER: Estampados, colores, tipografías... Todo lo que viene en invitaciones de boda

La experta asegura que, fruto del entorno online aparecen tendencias más globales, entre las que destacan formatos más internacionales de invitaciones, como los americanos o anglosajones, en los que el formato vertical es el preferido. "Pasa lo mismo con los Save the Dates: antes eran piezas de papelería nupcial que se utilizaban fuera de nuestras fronteras y hoy están ganando protagonismo también en España, especialmente este año con las circunstancias que han vivido las parejas por la pandemia y el gran número de bodas que se han aplazado al próximo año".

Tipografías con las que acertar siempre

Una de las grandes ventajas del mundo nupcial es que ofrece infinitas posibilidades a la hora de organizar todos los detalles de una boda. Por eso, aunque haya parejas con gustos similares, dos enlaces nunca serán iguales. En ello influye la personalidad de los novios, las tendencias del momento… Y también esos básicos con los que no fallar nunca cuando llegan las dudas. Si un vestido sencillo, de línea A podría encajar con cualquier tipo de novia, también hay caligrafías ideales para cualquier tipo de evento. "Yo siempre apuesto por la caligrafía inglesa en su versión más clásica o más libre y moderna. Ambas tienen un diseño atemporal con la que los novios se sienten seguros e identificados. Hay que pensar que con la invitación de una boda también se representa a ambas familias y ellos también deben sentirse cómodos entregándolas. Y si hablamos de riesgo... por ejemplo, nunca usaría una caligrafía gótica, a no ser que la boda se celebrara en una fábrica de cerveza o en el castillo del Conde Drácula", nos cuenta divertida Bego.

María coincide con esta afirmación. Las caligrafías inglesas nunca fallan, pero añade que "las parejas cada vez se atreven con estilos de caligrafía más modernos, trazos más sobrios o caligrafías más originales, y a mí me encanta cuando me piden estilos de caligrafía distintos a los tradicionales. Para mí una de las claves del estilo es saber combinar caligrafías escritas a mano con tipografías digitales".

Diseños para una boda con mucha personalidad

En lo que también coinciden ambas expertas es en que las parejas que solicitan sus servicios buscan un trabajo totalmente exclusivo y personalizado para su gran día. "Son parejas que cuidan mucho su día, la decoración, la fotografía...y quieren que con mi letra les pueda representar. Parece algo muy complicado, pero soy capaz de transmitir la esencia de esa pareja a través de la letra", nos cuenta Bego. María añade que es muy "consciente de lo importante que es para ellos el trabajo que dejan en mis manos y por ello me implico completamente desde que me escriben por primera vez hasta que reciben la papelería con la que soñaban. Una de las cosas que más me gustan de mi trabajo es la relación de cariño que se genera con las novias (que es con las que normalmente estoy más en contacto)".

VER: Las invitaciones de boda personalizadas con acuarelas son lo último en papelería nupcial

Y aunque la mayoría de encargos que reciben ambas son para caligrafiar invitaciones de boda, meseros o tarjetones para el seating también han realizado otro tipo de trabajos de lo más originales. "La lista de cosas curiosas que he caligrafiado es bastante larga. En esto suelen tener mucho que ver las Wedding Planners que son las que dan forma a todo el concepto de la boda. La temporada pasada tuve que caligrafiar unas calabazas para una boda otoñal preciosa organizada por Marketing for Lemons. Con ellas también he caligrafiado sobre vajillas, espejos, hojas, piedras, bombillas, trocitos de cerámica, jarrones enormes de cristal, cubos de metacrilato, posavasos de madera y telas...creo que no tenemos  ninguna superficie sin probar, ¡solo nos queda sobre piel y no lo descarto!", nos cuenta Bego. Una superficie que ya ha probado María, que nos explica que en una ocasión –en sus trabajos para empresas– escribió sobre cinturones de piel. ¡Imaginación al poder!