holanda-cp

Amalia de Holanda, la mejor sustituta de la reina Máxima: toda emoción en un concurso hípico

El rey Guillermo se lo pasó en grande junto a la Princesa de Orange, la más parecida a él de sus hijas

by hola.com

Ayer Guillermo Alejandro de Holanda cambió de acompañante. Dejó que la reina Máxima recuperara fuerzas a su vuelta del Foro Internacional Económico de Davos -y después de unas semanas de mucho jaleo por la mudanza al palacio Huis ten Bosch- y acudió del brazo de su hija mayor, la princesa Amalia, a la 60ª edición del concurso de hípica Jumping Amsterdam, invitado por Margarita de Borbón y Parma, prima del monarca y promotora de este evento de renombre internacional.

VER GALERÍA

Amalia de Holanda presume de belleza con un maquillaje natural por su 15º cumpleaños

Guillermo de Holanda celebra su cumpleaños en familia durante el Día del Rey

La Familia Real holandesa 'descongela' Lech a punto de 'flash'

El soberano se lo pasó en grande junto a la Princesa de Orange, la más parecida a él de sus tres hijas, durante la final de saltos en el Palacio Rai de la capital. La princesa Amalia, que no pudo asistir a la cita en una ocasión anterior, cuando sus hermanas acompañaron a sus padres hace cuatro años, se ha resarcido finalmente disfrutando en todo momento de la emocionante competición de este año, tal y como habría hecho la reina Máxima. Como ella, fue toda sonrisas a su llegada y toda emoción en el palco real, en el que también se encontraban la princesa Irene, tía del rey Guillermo, y la princesa Margarita, anfitriona como parte del equipo responsable de la organización del certamen, junto a su familia.

VER GALERÍA

Amalia de Holanda, a sus 15 años, ya no es la niña que era. El atuendo hippy de la Princesa daba la primera señal de su recién estrenada juventud: ahora viste de tendencias (una blazer de color negro, una camisa de cuello mao, un pantalón rojo de pana de corte palazzo, unos botines de ante, un bolso bandolera de print de serpiente y un vistoso colgante y una pulsera, las primeras joyas), en lugar de los vestidos atemporales de la infancia. Su abundante melena rubia peinada con raya al medio y un maquillaje natural, apenas una pasada de rímel y un rubor en las mejillas, confirman su transformación. Se sentirá el cambio en todas las facetas, también en la agenda oficial siguiendo los pasos de otras princesas herederas más adelantadas como Leonor de Borbón, Ingrid Alexandra de Noruega o Elisabeth de Bélgica, que ya han pronunciado sus primeras palabras en público.

La Familia Real holandesa es habitual en este concurso hípico en el que participan los mejores jinetes y amazonas el mundo en las disciplinas de la doma y el salto. El sábado por la noche, la princesa Beatriz también estuvo presente en la serie clasificatoria. La que fuera soberana durante las ultimas tres décadas fue recibida por la princesa Margarita, su sobrina y ahijada, y como todos los Orange disfrutó al máximo.

VER GALERÍA