Silvia de Suecia

Silvia de Suecia cuenta cómo sobrelleva estar separada de sus nietos por el coronavirus

La Reina ha concedido una entrevista y ha escrito una carta, dirigida a los mayores y sus cuidadores

by Beatriz Castrillo

Desde el castillo de Stenhammar, en el municipio de Flen, a hora y media por carretera de Estocolmo, la reina Silvia de Suecia ha concedido una entrevista por videollamada en la que ha hablado sobre sus temores, miedos y esperanzas derivadas por el coronaviurs y de cómo está viendo crecer a sus nietos desde la distancia. La Reina se encuentra pasando el confinamiento con su marido, el rey Carlos Gustavo, lejos de la capital debido a que, por su edad son un grupo de riesgo. En este castillo, los Reyes han celebrado el 74º cumpleaños del soberano y han protagonizado una divertida videollamada con sus familiares durante la Semana Santa.

VER GALERÍA

“Yo misma pertenezco al grupo de más de 70 años y entiendo lo difícil que es la situación para muchos. Por eso quiero transmitir que se debe escuchar a todas las autoridades, seguir sus consejos y, por supuesto, también tener autocontrol. Sé lo difícil que es esto para los enfermos, especialmente para aquellos con demencia que tienen dificultades para comprender el contexto actual. Dependen de los familiares y cuidadores para comunicarse, pero debido a que esos pacientes no pueden seguir un razonamiento lógico pueden tener miedo. Es complicado para todas las partes, pero extremadamente difícil para los familiares”, dice la Reina a Aftonbladet.

- Carlos Gustavo de Suecia envía un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos en un discurso televisado

-  La Casa Real sueca, la primera monarquía en tomar medidas por el coronavirus

Silvia de Suecia está especialmente sensibilizada con las enfermedades neuronales y congnitivas que afectan a los mayores. Su madre, Alice Soares de Toledo, padeció Alzheimer y murió en 1997, lo que la ha hecho volcarse con este colectivo. Al respecto, la madre de la princesa Victoria ha dicho que “muchos de los pacientes se olvidan de comer y beber, de ahí la importancia de darles bebidas nutricionales”.

Para no perder el contacto con sus familiares, la Reina asegura que las aplicaciones de videollamdas “son herramientas fantásticas”.“Claramente no son lo mismo que un abrazo, pero sigue siendo bueno y también se puede  escribir una carta o enviar algún mensaje que ayude a comunicarse con la persona enferma”, asegura. Ella misma reconoce que con su familia “usamos Facetime a menudo. Nunca he tenido tanto tiempo como ahora para escribir a los niños y recibir pequeños vídeos de todo lo hacen. ¡Es una locura, pero divertido!”. “No es lo mismo que verse, pero, por ejemplo, la princesa Magdalena está en Miami,  podemos ver a nuestros nietos montando en bicicleta o nadando. Es algo encantador", dice.

Respecto a la princesa Estelle, la hija mayor de Victoria y Daniel de Suecia, la Reina ha comentado que “va a la escuela como siempre y tiene su vida cotidiana. Tiene ocho años y veo que lo vive todo con un poco más de serenidad que mis otros nietos. Los demás .se alegran al gritar ¡Abuela!”, cuenta.

VER GALERÍA

La mujer del monarca no solo está preocupada por los mayores. “Es impactante y muy sorprendente ver que muchos jóvenes, tanto en Suecia como en el extranjero, ignoran por completo todos los consejos y se ponen a sí mismos y a sus familiares en peligro ¡Incluso los jóvenes pueden contraer el virus!”, asegura a la vez que recuerda que en la Familia Real han tenido problemas de salud graves como el trasplante de riñón de su yerno, el príncipe Daniel, y la leucemia de la princesa Christina, hermana del Rey. "Afortunadamente tanto la princesa Christina como el príncipe Daniel están bien”, tranquiliza.

Para finalizar su sincera conversación, Silvia de Suecia ha aprovechado para agradecer a todos los que trabajan y a todas las personas que de manera voluntaria reparten comida o aportan su granito de arena. “Nuestra propia nuera, Sofia, realizó una breve formación sanitaria y ahora está ayudando al personal de hospital. Por supuesto que no es enfermera, pero está muy feliz de ayudar".

Además de esta entrevista concedida al periódico sueco, la Reina también ha escrito una carta dirigida a las personas mayores en la que ha insistido en lo desafiante que puede llegar a ser el asilamiento provocado por el COVID-19. Por eso ha manifestado que “toda persona necesita ser vista y escuchada. Es una necesidad humana profunda, que nos sigue a través de la vida desde la infancia hasta la vejez. Quizá una llamada telefónica o de vídeo, una carta o un mensaje de texto no pueden proporcionar el mismo contacto y presencia que se lleva a cabo en un encuentro. No se puede reemplazar un abrazo o una mano cálida sobre un hombro cansado, pero aun así puede significar mucho para cualquiera que esté solo y aislado. Unos minutos de su tiempo pueden levantar el día entero de otra persona. Por lo tanto, sinceramente, espero que esto sea algo que puedan hacer. Uniendo las fuerzas en investigación, atención médica y cuidados avanzaremos hacia tiempos más brillantes. Mis pensamientos están contigo”, finaliza su escrito.