Sociedad

La boda de Anna y David en una histórica masía barcelonesa

La pareja se casó el pasado mes de octubre en la parroquia de Sant Andreu, ubicada en un pequeño pueblo cerca de Vic, Oristà

Más sobre:

David y Anna pasaron por el altar tras más de cinco años de amor.
©The Galaxy's Edge Photography

Lo de Anna Artalejo y David Planiol fue un flechazo que surgió una noche de verano de hace más de cinco años. La hermana de David, Cristina, les presentó en la playa de Aro, en la Costa Brava catalana, y desde entonces no se han separado.

El 27 de octubre de 2017, la pareja salió a cenar al Celler de Can Roca, en Girona, y cuando llegó el momento del postre, Anna se encontró con un anillo dentro de una bola de azúcar. David le estaba pidiendo que se casase con ella.

Casi un año más tarde, el 13 de octubre de 2018, Anna y David se casaron en la parroquia de Sant Andreu, situada en Oristà, un pequeño pueblo cerca de Vic, en Barcelona. Esta iglesia de origen medieval, que esconde en su interior una cripta románica, se convirtió en el escenario de su ‘sí, quiero’. Una ceremonia religiosa que fue oficiada por el sacerdote de este templo, Dimas.

En su camino hacia el altar, a Anna la acompañaba su padre. Pero su hermano Jordi antes de dirigirse hacia la iglesia, le leyó un poema que emocionó a la novia antes de tiempo. Un momento que ella recuerda de manera muy especial, aunque, según explica, todo “fue único y quitaba el aire. No cambiaría nada”. 

Para la ocasión, Anna escogió un vestido de ‘Aire Barcelona’, que acompañó de una sobrefalda de tres metros de cola y un tocado diseñado por ella misma, pero confeccionado por Silvia de ‘Puntulina tocados’. Su ramo, en tonos rosas, verdes y burdeos, fue elaborado por ‘Flors de Vici by Gibert’.

Después de la misa, los recién casados y sus invitados se dirigieron a la Masía Vilasendra. Esta construcción del siglo XVII “enamoró” tanto a Anna como a David, que no dudaron en que ése era el lugar perfecto para celebrar su boda.

La sorpresa del enlace llegó de la mano del padre de la novia, Jordi Artalejo, que dejó a todos los asistentes boquiabiertos con su interpretación de varias canciones a piano. Jordi ponía así música a la entrada de David y su hija, ya como 'marido y mujer', al salón que acogió el banquete.

Pero el momento más divertido lo protagonizó Ingrid Teixidor, una amiga de Anna, a quien le entregaron la liga de la novia.

Me casaría mil veces”, asegura Anna sobre su boda de ensueño, y el comienzo de una nueva vida junto al hombre de su vida, David.

 

 

Tú haces la sección de Sociedad. Si quieres compartir tu fiesta con nosotros, aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!