Sociedad

Vicky y Jorge, una boda con 'sabor a sal'

La pareja se casó el pasado mes de agosto en una íntima ceremonia en la ermita de Las Montañas, en el pueblo gaditano de Villamartín. Una semana después, celebró su unión con todos sus amigos

Más sobre:

Jorge y Vicky se miran, muy enamorados, en la fiesta que organizaron para celebrar su unión.
©Tony Fresnel

Victoria Pérez y Jorge González se conocieron en las fiestas de su pueblo de Villamartín, en Cádiz, hace quince años. Él vivía en Madrid, pero solía disfrutar de las vacaciones de verano en este pueblo gaditano donde nacieron sus padres.

Dos años después de su primer encuentro, Vicky y Jorge comenzaron su noviazgo. Una relación a distancia entre Madrid y Sevilla, la ciudad en la que Vicky residía por aquel entonces, y que terminó por convertirse en el hogar de la pareja.

Justo un año antes de la boda, Jorge sorprendió a su novia con una cena en un barco. Mientras Vicky intentaba sacarle una foto, Jorge aprovechó la situación para entregarle un anillo: le estaba proponiendo matrimonio.

Tras más de una década juntos, Jorge y Vicky daban el gran paso, y lo hacían por partida doble. Primero, con una ceremonia íntima, que tuvo lugar el pasado 25 de agosto en el santuario de la ermita de Las Montañas, en el pueblo gaditano donde empezó su historia. Tan sólo le acompañaban sus familiares en la especial ocasión.

Con un coro rociero como banda sonora, Jorge esperó a Vicky, que llegaba, emocionada, al altar de la mano de su padre, Antonio Pérez. La novia había escogido para la ceremonia un diseño muy especial, ya que había sido diseñado por su amigo Rafa Valverde -quien también se encargaría de vestir a su madre, Toñi Naranjo, y a su hermana, Patricia-.

Una semana más tarde, los novios ofrecieron una fiesta y se volvieron a dar el 'sí, quiero' en otra pequeña ceremonia, a la que acudieron todos sus amigos. Tanto Jorge como Vicky tenían claro que la gran celebración debía tener el mar como fondo, así que la finca 'El Cañuelo' -situada en la playa de Bolonia, enTarifa- fue su 'rincón mágico'. Esta vez, Vicky se decantó por un vestido con detalles florales, confeccionado por Roberto Diz.

Los recién casados decidieron que el protocolo de esta fiesta sería más 'casual' -es decir, no era necesario subirse a unos tacones de vértigo ni lucir corbata-. Una elección que, según recuerdan, hizo que sus amigos y seres queridos bailaran hasta la mañana del día siguiente.

Ninguno de los dos podrá olvidar ninguno de estos dos días tan felices, en los que vivieron momentos de lo más divertidos y emotivos. Tal y como señala la propia Vicky: “ese día te sientes tan querido, que te gustaría parar el tiempo”.

 

 

Tú haces la sección de Sociedad. Si quieres compartir tu fiesta con nosotros, aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!