Sociedad

Carmen y Antonio: una romántica boda entre jardines

La pareja se casó el pasado mes de septiembre en la Hacienda Nadales de Málaga

Más sobre:

Antonio y Carmen, felices y radiantes, tras pasar por el altar.
©Kiwo Estudio

Antonio Ruiz es de Jaén, y Carmen Lloret de Málaga, pero se conocieron en otra ciudad andaluza, Sevilla. Ambos trabajan para la misma empresa en la capital hispalense, y en una fiesta de Navidad, sus caminos se cruzaron. Aunque éste fue su primer contacto, su relación comenzó después, y de una manera muy divertida. 

La noche antes de que Carmen visitase a un proveedor, se rompió la matrícula de su coche. Entonces, decidió pedir a Antonio, que es todo un manitas, si podía arreglarlo. Antonio, en efecto, lo consiguió, y así fue como conquistó a Carmen. Lo que seguro que no esperaban ninguno de los dos era que justo una semana antes de pasar por el altar, la matrícula del coche de Carmen volvió a romperse de nuevo. 

El pasado 14 de septiembre, Carmen y Antonio vivían su especial día. La pareja se dio el 'sí, quiero' en la Hacienda Nadales, en Málaga, tierra natal de la novia. Según confiesa la propia Carmen, desde que asistió a una boda allí, se quedó enamorada del sitio, e incluso le comentó a sus padres que quería casarse en este lugar.  

La búsqueda del vestido, en cambio, no fue tan fácil. "Tras probarme un montón de vestidos de novia de cortes más clásicos, no me veía con ninguno", explica. Finalmente, Carmen dio con su vestido de ensueño: un modelo de Panambi, que acompañó de una original diadema, de Bambary, y un ramo de flores confeccionado por 'Esencia floral'. 

Aunque "llegar y verse el uno al otro" es el momento que los novios señalan como el más bonito, también hacen mención a las lecturas de sus hermanos y amigos en una ceremonia que contó con una banda sonora de lo más especial. La hermana de Carmen, Paula, tocó el piano, un amigo de la infancia de la novia el violín, y otro se encargó de poner voz a la emotiva boda. Juntos interpretaron cada uno de los temas escogidos para el enlace, que incluía populares canciones como Viva la vida de Coldplay, mientras que el grupo 'La Tomasa' se encargó de amenizar el cóctel.

No cabe duda de que los recién casados consiguieron emocionar a sus invitados y dejarles sin palabras. Sobre todo, con su espectacular entrada al banquete, que tuvo espectáculo incluido: unos fuegos fríos. 

El instante que Carmen destaca como el más divertido fue la entrega de su ramo a su hermana, al tiempo que sonaba una canción de Paulina Rubio que bailaban de pequeñas. Incluso fueron capaces de recordar la coreografía que idearon para el estribillo. 

Antes del baile, los novios ofrecieron un discurso a sus seres queridos que les acompañaron en este día, que jamás olvidarán.

 

¿Te gustaría compartir tu boda con nosotros? Aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!