Sociedad

Lorena y Carlos: la historia de un auténtico 'flechazo'

Se conocieron un 28 de diciembre, y el mes de octubre del año pasado, pasaban por el altar en Elche, Alicante

Más sobre:

Lorena y Carlos se dan un romántico beso.
©Javier Berenguer

Lorena Gil y Carlos Vives se conocieron un 28 de diciembre, Día de los inocentes. Pero su encuentro no fue ninguna 'inocentada'. Según cuentan, entre ellos surgió un "auténtico flechazo", que tiempo después terminaría en boda. 

Durante un viaje a Menorca, mientras navegaban por las calas de la isla, Carlos preparó un globo rojo con una cajita de madera, que dejó flotando en el mar. Cuando Lorena la vio, la cogió, la abrió y descubrió que dentro guardaba una nota que decía: '¿Quieres casarte conmigo?'. 

"A partir de ahí empezamos a planificar la boda de nuestros sueños. Teníamos claro que sería una boda en otoño", comenta Lorena.

Y así fue. El 13 de octubre del año pasado, la pareja pasaba por el atar e la Parroquia El Salvador de Elche, en Alicante. 

Para la gran ocasión, Lorena confió su vestido en la modista Victoria Imaz. Ella diseñó ese modelo ideal, ése que Lorena había imaginado. "Siempre tuve la idea de un vestido así, que querí amanga larga y con escote en la espalda", explica. Victoria creó este vestido de estilo romántico, que Lorena acompañó de un ramo de flores otoñales hecho por 'El Juli florista'. Carlos, por su parte, lució un traje de 'Massimo Dutti'.

Los novios hicieron un guiño a sus madres y abuelas con sus alianzas, que fueron creadas a partir del oro de sus antiguas joyas. En su recuerdo, la pareja grabó la frase 'Como hoy, siempre' en el interior de sus anillos. 

Tras el 'sí, quiero', los recién casados celebraron su enlace en el Hort de Nal, una finca situada en Elche, llena de jardines llenos de granadas, limoneros y naranjos, entre otros árboles, y que además cuenta con un extenso palmeral que ha sido declarado 'Bien de Interés Cultural'.

La banda de Randy Greer, 'Swing Bang', fue la elegida por el novio para amenizar el cóctel, al que tanto él como Lorena entraron mientras sonaba Fly me to the moon de Frank Sinatra. 

Aunque el momento más bonito para Lourdes fue, sin duda, su cambio de vestido de novia por otro lencero, diseñado exclusivamente para el baile. Ella y Carlos bailaron su canción You're mine, de Lola Mars, un tema que esonó durante una cena de verano que ambos disfrutaron en la playa. "Parecía que estábamos bailando solos, fue increíble", asegura. 

La magia de este momento y muchos otros hicieron que Carlos y Lorena disfrutaran de su boda de ensueño, y festejaran, junto a sus seres queridos, que ya eran 'marido y mujer'. 

 

¿Te gustaría compartir tu boda con nosotros? Aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!